Vista panorámica desde el mirador de San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En esta ocasión el destino elegido está en Vizcaya (País PascoEspaña).
A unos 35 kilómetros de la ciudad de Bilbao se encuentra uno de los rincones más mágicos, bañados por el mar Cantábrico: San Juan de Gaztelugatxe.

Por su frágil belleza y el espectacular flysch -igual que sucede en Zumaya en la provincia vasca de Guipúzcoa-, en los alrededores de Gaztelugatxe (Playa de Muriola de Barrika) se rodaron escenas de la séptima temporada de la serie de televisión de drama y fantasía medieval Game of Thrones (Juego de tronos).
De hecho, esa belleza le llevó a ser elegida como una de las siete maravillas rurales de España en 2013.
Y hablando de sietes: la séptima temporada de la serie de los 7 Reinos se estrenó el 17 de julio de 2017.

LLEGADA AL PARKING DE URIZARRETA Y AL PUNTO DE CONTROL GAZTELUGATXE

A nuestra llegada, una vez que dejamos el coche en el parking gratuito de Urizarreta, nos dirigimos al Punto de Control Gaztelugatxe. Dentro, la chica que atendía aclaró todas nuestras dudas y nos dio un plano de la zona e información acerca de las rutas.
Nota: los coches se pueden estacionar en tres parkings (están en la carretera BI-3101 que une los municipios vizcaínos de Bakio y Bermeo).

SOLICITUD DE PERMISO VÍA ONLINE

Entrar a Gaztelugatxe es gratis; pero para poder acceder hay que solicitar un permiso, vía online.
La reserva online es obligatoria.
El acceso a Gaztelugatxe comienza a la hora indicada en la reserva.
Nota: cuando Carlos y yo fuimos (agosto de 2022, temporada alta) el horario era desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde.
Antes de entrar hay que tener preparado en el móvil el código QR para conseguir el ticket.

RECOMENDACIONES

-Llevar calzado adecuado.
-Llevar agua.

PROHIBICIONES Y/O MULTAS

-¡Peligro de caída! Está prohibido salirse del camino.
-En Gaztelugatxe está prohibido tirar basura (quien lo haga será multado).

Antes de iniciar el recorrido recuerda que:
El camino forma parte de la experiencia del lugar. No importa solo el destino, sino cómo alcanzarlo.

A la hora indicada entramos y nos dirigimos al Mirador de San Juan (la distancia a recorrer es corta).
Desde el mirador hasta Gaztelugatxe hay una caminata -abrupta y desigual- de poco más de un kilómetro (unos 25 o 30 minutos).
La ruta no es apta para sillas de ruedas o cochecitos de bebés.
Pero ahora olvídate de las distancias y centra tu atención en la maravillosa vista panorámica que tienes ante ti de San Juan de Gaztelugatxe, la isla de Akatx (Isla de Aquech) y el cabo Matxitxako (Cabo Machichaco).

Isla de Akatx y Cabo Matxitxako. San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Vista panorámica de San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

DESCRIPCIÓN DE GAZTELUGACHE Y BREVE HISTORIA

Gaztelugache (en euskera y oficialmente Gaztelugatxe) es un islote natural perteneciente a Bermeo, que se une a la tierra por un puente de piedra de dos ojos, convirtiéndolo en una península. Las aguas del Cantábrico esconden arrecifes de colores que forman parte de un biotopo protegido desde 1998 y una imagen de la Virgen de Begoña, patrona de Vizcaya, que se instaló en la base del acantilado el 15 de septiembre de 1963.

San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En la cima de Gaztelugatxe hay una ermita dedicada al martirio o Degollación de San Juan Bautista. Aunque no es la original, ya que debido a batallas, incendios y ataques de corsarios ha sido reconstruida en numerosas ocasiones.
La ermita original pudo haber sido construida en el siglo IX, como monasterio o iglesia medieval, y se convirtió en convento durante el siglo XII. El convento fue abandonado por los frailes en 1330, quienes se llevaron toda la documentación, las joyas y las reliquias a Salamanca.
Para llegar a la ermita de San Juan hay que descender por un sendero en fuerte desnivel (pendiente del 35%) y subir una estrecha escalera de 241 peldaños.
La subida está considerada una de las más espectaculares y peligrosas del mundo. Y es un Vía Crucis (año 1891), coronado con tres cruces de hierro.

Vista panorámica desde San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Tres cruces en San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País. Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Pero no hay que asustarse. Máxime cuando te enteras que la presentadora de televisión Anne Igartiburu se casó con el bailarín de danza clásica y coreógrafo español Igor Yedra en la ermita de San Juan de Gaztelugatxe.
Imaginemos a un mujer vestida de novia, con su bonito y ceñido vestido de encaje, color blanco roto, y unos zapatitos impolutos; al novio de punta en blanco (más bien “de punta en negro”). Y a todo un séquito de invitados… (Que van de boda, no de acampada). Oye, Patxi, si ellos subieron… ¡Nosotros no vamos a ser menos!
Y mucho menos yo, que aun siendo cántabra tengo sangre vasca, ya que mi abuelo paterno era de Bermeo.

Carolina en San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

El regreso lo puedes hacer por dos rutas: la de Urizarreta (por la que fuimos nosotros) o la de Ermu. La diferencia de elegir una u otra está en la longitud, el desnivel y el tipo de suelo.
La ruta Gaztelugatxe-Ermu es más larga (2.600 metros), pero con menor desnivel (pendiente del 15%). El suelo es una carretera asfaltada y lisa. Al no haber circulación ni escaleras sí permite el acceso de sillas de ruedas y cochecitos de bebés.

ORIGEN DE LA PALABRA GAZTELUGATXE

Entre los posibles orígenes están:
Gaztelu-gatx: “castillo difícil”.
Gaztelu-aitz: “peña del castillo”.
Castel-ugatx: formado por un primer elemento latinizante, castellum-castillo, y la palabra ugatx.

CULTO A SAN JUAN BAUTISTA

La iglesia católica celebra el nacimiento de San Juan Bautista el 24 de junio. Su nacimiento coincide con el solsticio de verano. Quizá, en “la noche más corta del año”, nacieran también antiguas costumbres paganas que invitan a hacer hogueras y rituales en el agua.

Juan el Bautista fue decapitado, por orden de Herodes Antipas. Su cabeza fue puesta en una bandeja de plata y entregada a Salomé, hija de Herodías e hijastra de Herodes.

San Juan de Gaztelugatxe (Laguntza -Ayuda). Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Herodes, temiendo que el Bautista resucitara si enterraba juntos la cabeza y el cuerpo, mandó sepultar el cuerpo en Maqueronte y la cabeza bajo los muros del palacio real de Jerusalén.
Tras múltiples vicisitudes, la cabeza llegó hasta Aquitania, donde fue presentada en la localidad de Saint-Jean-d’Angély en 1010 ante el rey de Francia, Roberto, “el Piadoso”, el rey de Navarra, Sancho Garcés III de Pamplona, “el Mayor o el Grande”, y muchos nobles y obispos.
Desde ese año el culto a la cabeza de San Juan Bautista se difunde, con el apoyo del rey de Navarra, que en 1025, tras reorganizar eclesiásticamente su reino, creó un primitivo grupo de ermitaños (en los Pirineos, cerca de Jaca). Y se fundó el monasterio de San Juan de la Peña.

GAZTELUGACHE: CASTILLO DE LA PEÑA

De la existencia de un castillo en Gaztelugatxe se tiene constancia por primera vez por documentos encontrados en el siglo XI (año 1053) durante el reinado del rey de Navarra, por los que se sabe que la ermita, llamada Sancti Johanis de Castiello (San Juan del Castillo) fue donada al monasterio de San Juan de la Peña, a través del arrendatario Eneko Luiz y su mujer Toda.
El siguiente documento que lo nombra data de 1171, cuando el señor de Vizcaya, Lope Díaz de Haro, lo donó a la orden de Santa María de la Vid en Castilla.

Los siguientes documentos que nombran a Gaztelugatxe nos remiten a 1334, cuando la fortaleza era el refugio de algunos nobles locales, seguidores de Juan Núñez de Lara, Señor de Vizcaya, que se enfrentaron al rey Alfonso XI de Castilla, “el Justiciero.” Y como si de dos protagonistas de un capítulo de Juego de tronos se tratara, los bermeanos Juan de Mendoza y Martín de Aróstegi, resistiendo los ataques del rey de Castilla durante casi dos meses (junio y julio) hicieron retroceder sus tropas.

GAZTELUGATXE: CREENCIAS Y RITUALES RELIGIOSOS

Ya desde la Edad Media, Gaztelugatxe ha sido un referente para las creencias religiosas. De hecho, junto a la iglesia existió un albergue u hospicio con doce camas para acoger a los peregrinos. Actualmente es el lugar de peregrinación más visitado de toda la costa vasca.

Cada 24 de junio, en las Fiestas de San Juan, se celebra una importante y tradicional romería. La mayoría de la gente va a pasar el día, otros lo hacen para cumplir una promesa o agradecer al santo que les proteja. A las antiguas costumbres se suma la de hacer sonar la campana de la puerta de la ermita tres veces -en honor a los pasos que dio San Juan-, al tiempo que se pide un deseo.
La campana también se hace sonar para atraer a la buena suerte y ahuyentar a los malos espíritus.

En Gaztelugatxe los rituales religiosos están ligados al mar. En la ermita de San Juan se guardan diversos exvotos: fotografías, maquetas de barcos, pinturas… Son ofrendas que los marineros y pecadores dan al santo, como muestra de agradecimiento, por proteger sus embarcaciones de los peligros de la mar.

Barquito en San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cuando comienza la Campaña o Costera del Bonito del Norte o Atún Blanco -de junio a octubre-, los pescadores y las “neskatilak” o neskatillas de Bermeo, van a Gaztelugatxe para pedirle a San Juan buen tiempo, buena salud y buena pesca.
Nota: las neskatillas son las mujeres ,trabajadoras de tierra, que reciben a los barcos que llegan a los puertos para descargar la pesca, limpiarla y venderla.

Los rituales propiciatorios también se realizan en la mar. Los bermeanos aproximan sus barcos al islote para cumplir sus “obligaciones” bajo la ermita: tres giros a babor, tres giros a estribor. A veces, desde la cubierta, arrojan a las aguas hierbas de San Juan, tras haberlas quemado en una sartén. Incluso los más vanguardistas atuneros congeladores del siglo XXI, aun contando con tecnologías muy avanzadas y pasar estrictos controles, llevan a cabo este ritual antes de zarpar hacia el trópico en busca de mercancía.

LA LEYENDA DEL SANTO: TRES PASOS Y CUATRO HUELLAS

Cuenta la leyenda local que cuando el santo desembarcó en el puerto de Bermeo (a unos 10 kilómetros de distancia de Gaztelugatxe), le bastó dar tres grandes pasos o trancos para llegar al difícil emplazamiento de la ermita.
Las pasos dejaron huellas. La primera la dejó bajo una de las siete puertas que tenía la muralla medieval del municipio -antiguo arco que sigue en pie, conocido como San Juan Portale-, la segunda en el barrio de Arene, la tercera en las cercanías del monte Burgoa, entre Bermeo y Bakio. Y la última y cuarta en el peñón.
Y se dice, que quien coloca los pies en la primera y en la última no tendrá callos en todo el año.

MEDICINA POPULAR EN GAZTELUGATXE

Desde tiempos inmemorables la ermita ha sido un centro médico-credencial para curar cuerpos enfermos y purificar almas.
-Cuando una mujer no quedaba embarazada subía a la ermita con ropas u objetos de niños y los dejaban en la imagen de Santa Ana que allí se veneraba. Si la mujer tenía un hijo, logrado por medio de su intercesión, era bautizado “a la ventura” (apadrinado por el primer hombre o mujer que encontraban camino de la ermita).
-Si un niño padecía trastornos de sueño (pesadillas, sonambulismo, terror nocturno…) se le lleva tres viernes seguidos a San Juan para rezar el rosario y depositar una limosna. Si el primer viernes cae en 24 de junio y coincide con el día de San Juan, es idóneo para comenzar la serie de los tres viajes.
-Si el niño sufre enuresis o “incontinencia nocturna” (se le escapa el pipí en la cama) es más habitual llevarle a la iglesia de San Pelayo en Bakio.
-Las personas con frecuentes dolores de cabeza tocaban la campana tres veces y se ponían debajo de ella (solo cuando esta era accesible). O depositaban en la ermita algo relacionado con la cabeza, en el caso de las mujeres un alfiler u horquilla y en el de los hombres la chapela.
-Los tartamudos ofrecían al Bautista todas las monedas que podían encerrar en el puño de la mano.

Al santo se le hacen muchas peticiones: familiares, personales; de estudios, de ayuda; laborales, sociales…
Quien obtiene lo solicitado hace la promesa que acudir a la ermita.
Pero si la persona moría, sin cumplir la promesa que le había hecho en vida a San Juan, era un “arimiek” (alma en pena). Por ello, tras la muerte, necesita un acompañante, es decir, que un amigo o familiar cumpla con la promesa y acuda, junto al ánima, a San Juan de Gaztelugatxe.

DESTRUCCIÓN DE LA ERMITA DE SAN JUAN

Como ya he comentado, la ermita ha sufrido incendios.
El último incendio intencionado fue el 10 de octubre de 1978. Los autores, no contentos con el destrozo, arrojaron la cabeza de San Juan Bautista a las rocas, donde fue encontrada días más tarde.
Tras el sacrilegio se creó la Comisión Pro-Reconstrucción de San Juan.
Gracias a la labor de cientos de voluntarios y a las donaciones la ermita se pudo inaugurar el 24 de junio de 1980.

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe. Bermeo. Vizcaya. País Vasco. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Con lo expuesto, y tras la bonita visita, me despido diciendo “hasta el próximo destino, viajer@s”.

Por Carolina Olivares Rodríguez.