Reseña negativa (y surrealista).

Hace días me enteré que un hombre que fue a La Coruña a ver la Torre de Hércules escribió una reseña negativa en Google porque, por haber niebla, no pudo verla.
Ante tal ejemplarizante modo de proceder he escrito en la web oficial del ayuntamiento de mi pueblo lo siguiente:
-Excelentísimo y queridísimo alcalde de Tavernes de la Valldigna, haga el favor de llevarse el calor porque en los apartamentos de la finca donde resido ni se vive de día ni se duerme de noche.
Y haga el favor de enfriar el Mediterráneo, porque huyendo de las olas de calor, se mete uno en el mar para enfriarse, y aquello parece una charca de meados, de lo caliente que está el agua.

Ah, puestos a pedir, señor alcalde: haga el favor y llévese las medusas y ponga remedio. Porque con esto del cambio climático vamos a estar en la playa de La Goleta viendo asomar por la orilla del agua antenas viscosas con ojos. Y ya estoy viendo a alguno llamar a la Nave del Misterio para decirle a Iker Jiménez que en La Goleta hay extraterrestres. Pues de extraterrestres nada, que de seguro las antenas serán de los peces abisales que, con tanto calor y tanto cambio, no sabrán los pobres donde están plantados. O peor aun, de verlos plantados allí van a confundirlos con plantas carnívoras. Y entonces… Para qué quieres más. Porque si las medusas dan miedo, no te digo las plantas carnívoras.

A la espera de respuesta por su parte.
La Anchoíta del Cantábrico.