Concluimos la serie de artículos relacionados con Mauricio. Y para no reiterarme os remito al tercero (Île Aux Cerfs – Isla de los Ciervos). Allí detallé lo referente a la contratación, por libre, hora de salida y precio.
Esta excursión dura unas cinco o seis horas. En la ida hace un recorrido por el interior de la isla y la vuelta es por la costa. Sin más dilación comenzamos el recorrido turístico, donde naturaleza y paisaje, serán todo en uno.
Trou Aux Cerfs: es un volcán cuyo cráter está considerado el más bonito de Mauricio. Situado en un exuberante lugar de la ciudad residencial de Curepipe (a 20 kilómetros de Port Louis) se formó hace millones de años y se cree que estuvo activo 6000.000 o 700.000 años. Desde entonces duerme en un entorno natural de una belleza sin par. Nosotros lo disfrutamos desde arriba. El cráter está cubierto por vegetación autóctona y en el centro hay un lago pequeño. Aunque la zona está vallada -cuando te asomes para contemplarlo- sé cauteloso y prudente.

Trou Aux Cerfs (cráter del volcán). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La panorámica que ofrece es impresionante: al oeste se observa la costa, Rempart Mountain y Les Trois Mamelles (Los Tres Picos). Al noroeste se ve Mont St. Pierre y otras salpicadas en campos exóticos.

Rempart Mountain y Les Trois Mamelles (Los Tres Picos). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Grand Bassim o lago Ganga Talao, es uno de los tres cráteres que tiene la isla de Mauricio. Está totalmente cubierto de agua y es el más popular.
Realmente Grand Bassin es un templo hindú, el más importante de Isla Mauricio. Es un lugar sagrado. Hasta él se realizan peregrinaciones durante la festividad llamada Shivaratri, donde los hindúes de la isla caminan descalzos desde sus casas hasta allí.

Grand Bassin o lago Ganga Talao. Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Carlos y Carolina en Grand Bassin o lago Ganga Talao. Mauricio. Foto tomada por uno de sus hijos.

Shiva. Entrada a Gran Bassin o lago Ganga Talao. Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Durga Maa Bhavani. Entrada a Grand Bassin o lago Ganga Talao. Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En la entrada del templo, y, antes de acceder, serás recibido por varias estatuas. Las más impactantes son la de Shiva (réplica de la del lago Sursagar en la India) y la de Durga Maa Bhavani. Ambas miden 33 metros de altura y son las más altas de toda la isla. Shiva es uno de los dioses de la Trimurti (tres formas). Es quien destruye el mundo junto con Brahmá (dios creador del universo) y Visnú (dios preservador del universo). Durga Maa Bhavani es otra destacada deidad del hinduismo.
Como nuestro guía era musulmán nos dijo que, debido a su religión, él no accedería al templo; pero nos dejó campar a nuestras anchas. Me gustó, y sorprendió, el respeto que mostró.
Independientemente de que seas creyente o no, bien por el ambiente que se respira, bien por lo que significa, Grand Bassin es parada obligatoria.
La Tierra de los Siete Colores de Chamarel. Ubicada en La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores) está muy cerca del pueblo de Chamarel. Si no te apetece patear el parque puedes contratar un quad. A nosotros la idea de alquilarlo no nos convenció y preferimos caminar tranquilamente por sus senderos.

Entrada a La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Carlos, Carolina, Iván y Carlitos con la Cascada Chamouze. La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores). Mauricio.

Rock Garden. La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Dentro todo está señalizado. Ríos con pequeñas caídas de agua, animales de granja como gallinas, gallos, patos, pavos reales y tortugas gigantes en Rock Garden. Naturaleza en estado puro en la Cascada de Chamouze, donde el baño está prohibido. Y tras la caminata llegas al destino deseado, una atracción turística natural, la formación geológica que destaca en Nature Park: La Tierra de los Siete Colores. Encuadrada en un área pequeña, infinidad de dunas de arena presentan diferentes colores en mitad de un bosque frondoso. Predominan los amarillos, azules, morados, marrones, rojos, violetas y verdes en el total de veintitrés que pueden diferenciarse.

La Tierra de los Siete Colores. La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Arriba, desde el mirador, la panorámica es espectacular, como la mayoría de las vistas que ofrece la isla.

Panorámica, desde el mirador, de La Tierra de los Siete Colores. La Vallée des Couleurs Nature Park (Parque Natural El Valle de los Colores). Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En el parque también se encuentra la Catarata de Chamarel. Nosotros no subimos a verla por ser bastante inaccesible.
Playa pública Gris Gris. A la vuelta el chófer hizo una parada en esta playa. No bajamos, nos quedamos en la parte superior descansando y reponiendo fuerzas.

Panorámica de la playa pública Gris Gris. Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Como ya indiqué la vuelta sería por la costa: aguas color turquesa y estampas montañosas fueron nuestras compañeras en el viaje de retorno.

Mauricio. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

OTROS SITIOS DE INTERÉS TURÍSTICO

Además de Port Louis, la isla de los Ciervos y los descritos en este artículo, podrías visitar: Las siete cascadas, Casela Mundo de Aventuras, Château de Labourdonnais, Maison Eureka, Parque Natural La Vanille, playa de Mont ChoisyÎle (o illot) Des Deux Cocos.

ISLA MAURICIO CIERRA EL CIRCUITO

Port Louis es el primer y último puerto del crucero. Y aunque yo he englobado, al principio y de forma cronológica, todas las excursiones que realicé en Mauricio, tú podrás visitar y recorrer el país en la forma y modo que más te interese.

Algunas personas, al término del crucero, no regresan a sus hogares sino que continúan de viaje, porque por ejemplo, han alargado su estancia reservando con anterioridad noches extras en alguno de los resorts de Mauricio. También cabe la posibilidad de que otras (o las mismas) antes de embarcar el primer día, hayan estado alojadas en complejos hoteleros. O incluso que vengan (o vayan después) a otras partes del mundo. Para ello habrás tenido que reservar un crucero que no incluya los vuelos. Desde luego es una buena alternativa. Así que en el supuesto de que dispongas de más tiempo no te quedes en el hotel.
Lugares como L´Aventure de Sucre, Le Morne Brabant, Jardín Botánico de Pamplemousses, Parque Nacional Black River Gorges o Ronería de Chamarel, esperan con impaciencia.

Por Carolina Olivares Rodríguez.