Fotograma de la película What ever happened to Baby Jane? – ¿Qué fue de Baby Jane?

Sobrecogida y sorprendida fue como me quedé la primera vez que vi esta película estadounidense. Quizá por mi temprana edad (tendría unos siete u ocho años), quizá por su filmación en blanco y negro; o tal vez por su crudeza y dramatismo.
La cuestión es que este clásico hollywoodense me impactaría sobremanera.
Años más tarde, y tras conversar con Cerezo -un compañero de trabajo- acerca de la película, volvería a resultar sorprendida, está vez por él, pues tendría el detalle de regalármela.

 

Carátula de la película What ever happened to Baby Jane? – ¿Qué fue de Baby Jane?

¿Qué fue de Baby Jane? cuyo título original es What ever happened to Baby Jane? cuenta la historia de dos hermanas: Jane y Blanche Hudson.
Los papeles para interpretar a Jane y Blanche recayeron en las doradas y veteranas actrices Bette Davis y Joan Crawford.
Basada en la novela de terror gótico (publicada en 1960) de la escritora y guionista Henry Farrell, el film inicia en el año 1917 con la escena de una niña pequeña bailando sobre un escenario.
El aforo del teatro donde actúa está completo.
Las dotes artísticas para el baile y canto de Jane -conocida como Baby Jane- la han convertido en una afamada niña prodigio. Y en algo más: en una niña caprichosa y consentida.
Mimada en exceso por el padre -quien le acompaña en sus actuaciones tocando el piano y siendo su pareja de baile- su comportamiento tras bastidores, incluso en presencia de sus admiradores, entre los que se encuentran niñas y madres, deja claras evidencias de su antojadizo carácter, donde destaca el mal trato que da a su progenitor.
Por su parte, su hermana Blanche, algo mayor que Jane, permanece en un segundo plano, siempre junto a su madre. Alejada e invisible a las miradas que acapara la pequeña, escucha las palabras de su madre:
-Tú serás afortunada. Algún día la atención recaerá sobre ti. Cuando llegue ese día quiero que seas más cariñosa con Jane y con tu padre. Recuerda lo que te he dicho-. La respuesta de su hija Blanche no se hace esperar:
-No lo olvidaré nunca.
Las palabras de la madre resultan premonitorias.

 

Han pasados los años, y la canción favorita del público de la malcriada Jane He escrito una carta a mi papi, y la réplica de sus muñecas, han caído en el olvido y ya no interesan a nadie. Porque Jane, aun siendo actriz, es ahora un estrella decadente que no convence al personal de los estudios cinematográficos.
Sin embargo, su hermana Blanche, por el contrario, es una de las actrices más cotizadas y talentosas de Hollywood.

 

Convertida en juguete roto, Jane no admite ni asimila el éxito y la fama de su hermana, quién una noche sufre un grave y misterioso accidente que la dejará inválida y postrada para siempre en una silla de ruedas.

 

Con los años las dos hermanas residen en una mansión de Los Ángeles, propiedad de Blanche.
Jane está alcoholizada y amargada; y totalmente arruinada, por lo que vive de la fortuna de su hermana.
Entre los planes de Blanche están vender la propiedad y que su hermana ingrese en un psiquiátrico, pues aunque está siendo tratada por un especialista, la salud mental de Jane ha empeorado notablemente.
Enterarse de las intenciones de Blanche será el detonante, para la desequilibrada Jane, y su comportamiento, como cuidadora de su hermana, estará faltó de toda humanidad.

 

La mansión de Blanche se va a convertir para ella “en la casa del horror”. Y su verdugo va a ser su hermana: la pequeña Baby Jane.

 

Dirigida por Robert Aldrich la película se estrenó en Estados Unidos en 1962. En España lo haría el 4 de diciembre de 1963.
¿Qué fue de Baby Jane? dura dos horas y quince minutos y es un thriller psicológico de género dramático-suspense.

En el año 1991 es estrenaría una nueva versión para la televisión (telefilm).

 

La relación personal entre Bette y Joan.

En esta trama bien puede aplicarse la frase hecha “a veces la realidad supera la ficción” ya que el odio que parecen sentir las protagonistas de esta historia, es el mismo que tuvieron en la vida real. Y no solo fue odio lo que sintieron la una por la otra: los celos y la envidia las condenarían a una eterna enemistad.
Sin embargo, el cine las unió, por primera y última vez en ¿Qué fue de Baby Jane?

 

Fotograma de la película What ever happened to Baby Jane? – ¿Qué fue de Baby Jane?

Leyenda o realidad, el papel de Jane pudo haber sido interpretado por Joan Crawford. Aunque a la actriz no le gustaba verse deformada. Cosa esta que no parecía preocupar en absoluto a su enemiga, la inconformista y perfeccionista Bette Davis, quien estuvo encantada, no solo de interpretar a una mujer tan horrible sino también por caracterizarla. Es más, para conseguir un efecto horripilante, de aspecto muy demacrado, se dice que entre sesión y sesión, la actriz no se desmaquillaba. Así, el maquillaje seco se acartonaba, y las nuevas capas de maquillaje le ayudaron a dar la impresión que pretendía: que su rostro pareciera el de una loca aviejada.

Su rivalidad hizo que algunos de los golpes y maltratos que se ven en esta película fueran reales, logrando, con ello, un mayor impacto visual.

 

Ficciones y leyendas aparte, algo es claro: del mismo modo que su enemistad, ambas actrices, tras rodar la película, quedaron condenadas a permanecer juntas eternamente.