Sigue deleitándonos con tu presencia…
desde la sombra;
con tu alma de poetisa,

de persona entregada al amor.
Sigue sin decaer,
no dejes que la melancolía te atrape.
Tampoco le permitas a la nostalgia que oscurezca tu bello corazón.