PÉRDIDA

No hay nada que perturbe más la calma de una madre que la ausencia del hijo perdido. No hay nada que aturda más los sentidos de una mujer que ver partir, antes que ella, al ser que engendró dentro de sí; al que parió y vio nacer. No hay nada que obnubile más el...

leer más

LAS LÁGRIMAS QUE VI LLORAR

Las lágrimas que lloran tus ojos son como la lluvia que cae del cielo. La lluvia que cae del cielo es semejante a la pena del que no tiene consuelo. La pena del que no tiene consuelo se escapa con cada suspiro, con cada lamento. Con cada lamento se ahoga el dolor, se...

leer más

AUSENCIA

Ahora, la ausencia, hace acto de presencia: hoy, curiosamente hoy, te siento. Que caprichoso es mi sentimiento... Hace largo tiempo que partiste al lugar designado -por los que soñamos con otros mundos de fantasía- como Nunca Jamás. Todos los recuerdos que conservo de...

leer más