Okupación: YoMeKedoEnTuCasa.

El día 13 vino el lampista para hacer unos apaños. Porque en la casa nueva de Tavernes es un no parar de hacer arreglos y obras.
Y como yo estoy hasta el higo de estar todo el día limpiando…
… ¿Vosotros habéis escuchado eso que dice “desde que estoy jubilado disfruto de la vida a todo trapo”? Pues así mismo estoy yo desde que me jubilé, con el trapo todo el día en la mano.
Y eso, que al venir el hombre, un viernes, le dije a mi marido: Carlos, ¿Qué te parece si le damos las llaves del apartamento para que venga cuando quiera y nosotros nos vamos a dormir a un hotel en Cullera y pasamos allí el fin de semana, y descansamos?
-Vale-. Contestó.

¡Pues en mala hora le dimos las llaves!
El lampista, aprovechando la confianza depositada en él, se ha quedado de okupa en nuestra casa, y dice que no le sacan de ella ni con agua hirviendo.
-¡Pues hasta que no salgas no te pagamos!-. Le grité yo desde la puerta del apartamento.
-Me da igual-. Dijo él .-Yo me quedo en tu casa. Y si me denuncias, también me da igual porque la ley me protege… Ji, ji, ji. Y si entras, a la fuerza, te denunciaré y te detendrán… Ji, ji, ji.

De verdad, me “vi” a cagar en la puta leche. En mala hora le dije yo a este impresentable que viniera a quitarme el bidé.
¡La vida me va a quitar! Porque el bidé ya lo quitó. Y las cañerías y la carpintería de toda la vivienda para revenderlo.
¡Y no pasa rex!

Y ahí le tienes, a él y a toda su parentela. (Deben de ser mercheros, ¿Pues no me ha dicho el vecino de abajo que ha visto a un burro asomado por el balcón y que noche sí, noche también, tienen que llamar a la Guardia Civil por las parrandas que forman?
Y mientras, mi marido y yo pagando el agua, el gas, la luz; los ciento y pico pavos trimestrales de comunidad…
Ah, y no te lo pierdas. Como les multen, la multa la tendríamos que pagar nosotros).
¡Y no pasa rex!
Así está hecha La Ley en este país, señoras y señores.

Y aunque esto es una historia ficticia sucede en la realidad porque… ¡“Dis is Espein”!