Carátula de la película Nine and a half weeks – Nueve semanas y media.

La primera vez que vi 9½ Weeks (9 semanas y media) en el desaparecido cine Capitol de Santander, mi ciudad natal, aluciné en colores. Claro que… ¡Solo era una adolescente, dispuesta a que las imágenes de la gran pantalla despertaran las fantasías sexuales!
(Y ahora que lo pienso… Es extraño, ya que la película no es recomendada para menores de 18 años y yo aún no los tenía).
Hoy, al ver el mito erótico con los ojos de la madurez -y los niveles hormonales por los suelos-, del pasado “aluciné en colores” quedan los colores… Y poco más.

SINOPSIS

Elizabeth McGraw (Kim Basinger) es una bella e inteligente mujer divorciada, escultural y muy femenina, que trabaja en Spring Street Gallery, una galería de arte en Manhattan en Nueva York.
Un día, mientras compra comida en una tienda de Chinatown con una amiga y compañera de trabajo llamada Molly (Margaret Whitton), tiene un cruce de miradas con un desconocido.
Al cruce de miradas le seguirán más.
El desconocido se encuentra en una feria callejera de un barrio neoyorquino. Elizabeth también. El baterista y cantante jamaicano Winston Grennan y sus músicos interpretan la canción Savior (Salvadora).
El desconocido parece buscar algo… Y lo encuentra.
Atraída por un chal, Elizabeth se para en uno de los puestos.
El chal es muy bonito, le gustaría comprarlo; pero al preguntar cuánto cuesta el precio es excesivo (300 dólares).
Y por ser muy antiguo, la dependienta no admite regateo.
Inmersa entre el gentío, Elizabeth sonríe y baila al son de la música reggae. Y es observada.
Y el segundo cruce de miradas -y de palabras-, se produce justo cuando ella está comprando una monería por 30 dólares.
Tras los cruces de miradas, y palabras, el hombre desconocido pasará a ser John Gray (Mickey Rourke).
John es un yuppie, un hombre “especial”.
Entre ellos comenzará una relación condimentada de deseo, obsesión y pasión, muy desigual. Porque el enamoramiento que experimenta la mujer no es correspondido con amor, sino con actos de dominación y una sucesión de juegos eróticos que buscan y provocan la excitación y el placer sexual, pero que también, conducen al límite de la humillación.

FICHA TÉCNICA

Dirección: Adrian Lyne.
Producción: Antony Rufus Isaacs y Zacman King.
Guion: Patricia Knop, Zalman King y Sarah Kernochan.
Fotografía: Peter Biziou.
Música: Jack Nitzsche.

Cubierta de la autografía Nueve semanas y media, de Elizabeth McNeill.

La película está basada en el libro homónimo de la autora austriaco-estadounidense Ingeborg Day.
Nine and a half weeks es una autobiografía erótica -publicada por primera vez en 1978-, escrita bajo el seudónimo de Elizabeth McNeill, que he leído recientemente (de hecho, es lo que me ha animado a escribir este artículo de cine).
En él la protagonista conoce a un desconocido con el que comienza una relación sadomasoquista.
La relación dura nueve semanas y media, tiempo más suficiente para querer salvarse y llegar a la reflexión: “le quiero, pero más me quiero a mí misma“.
Su lectura es muy descriptiva. Y la encuentro algo lenta; nada amorosa y/o emotiva; y explícita y morbosa, ¿En el punto deseado o resulta decepcionante?
Para gustos…

DATOS Y CIFRAS

País: Estados Unidos.
Años: 1986.
Fecha de estreno en Estados Unidos: 21 de febrero de 1986.
Fecha de estreno en España: 28 de abril de 1986.
Duración: 1 hora, 57 minutos.
Idioma: inglés.
Géneros: romance, drama erótico.

RELACIÓN DE LOS PROTAGONISTAS Y RODAJE DE NINE AND A HALF WEEKS

Adrian Lyne prohibió a Mickey Rourke y Kim Basinger que se conocieran y hablasen antes del rodaje de la película porque quería que ella temiera al actor.
Las escenas de la película se rodaron de forma cronológica para que, en palabras del director:
La degradación sexual de los personajes fuera a tiempo real.

LA GUINDA DEL PASTEL DE NUEVE SEMANAS Y MEDIA

De la película destaco, además de la belleza y gran atractivo de la pareja protagonista, su banda sonora original y el sensual striptease que realiza Kim Basinger, al son de la canción de Joe Cocker, You can leave your hat on (Puedes dejarte el sombrero puesto).
La banda sonora no incluye otros temas (como Savier), que se escuchan en diferentes escenas. Algunos de ellos son:
-Love and happiness del cantante y compositor estadounidense pentecostal conocido como reverendo Al Green.
-Strange fruit de la cantante estadounidense de jazz Bilie Holiday.
-Arpegiator del compositor e intérprete francés de música electrónica Jean-Michel Jarre.
-Voices del músico y compositor británico de música ambiental Roger Eno.
-Ambient music i: music for airports del cantante, compositor, activista y productor musical británico Brian Eno.
-The strayaway child del percursionista, compositor y pianista estadounidense de jazz étnico Andy Narell.

ESTRENO POLÉMICO

El estreno de Nine and half weeks en su país de origen no fue el esperado. Al contrario, fue un fracaso financiero y de crítica.
Sin embargo, en otros países, sí fue aplaudida y tuvo una buena acogida.

INGEBORG DAY (Elizabeth McNeill)

En la solapa del libro se lee que Ingeborg Day fue una joven ejecutiva que trabajaba en una gran empresa de New York, que quiso dejar testimonio de unos días de placeres inconfesables, y de sumisión libremente aceptada, llevada hasta sus últimas consecuencias.
Y que escribió las “nueve semanas y media”, que marcaron su vida para siempre, dejando una profunda huella.

SECUELA: LOVE IN PARÍS

Nueve semanas y media tuvo una secuela, Love in París (1997), Another 9½ Weeks en Estados Unidos.
En Love in París el actor Mickey Rourke vuelve a meterse en el papel de John Gray. Aunque en esta ocasión su compañera no es Kim Basinger, sino Angie Everhart, quien interpreta a una amiga de Elizabeth llamada Lea Calot.

(Artículo de cine publicado en la revista cultural en español Entreletras).

https://www.entreletras.eu/cine/nine/