En este peregrinar por tierras africanas, nuestro barco, atracado en el puerto de la capital de Mauricio, en Port Louis, nos hace un primer guiño y nos tiende la mano para que visitemos, de primeras, su ciudad principal; y de segundas recorramos sus costas y nos adentremos al interior.

Desde nuestro punto de partida (el barco) podemos llegar hasta la ciudad por tierra o mar.

Nada más apearte un escuadrón de taxistas te recibirán y ofrecerán gran variedad de circuitos.

Creo importante que lleves una buena planificación. Ahora has adquirido el rol de “crucerista” y como tal, has de tener presente la forma y modo de repartir el tiempo que dispones en cada puerto. Nosotros el primer día teníamos bastante. Porque embarcamos a bordo del barco sobre las 13:00 horas y zarpamos hacia el siguiente destino (Seychelles) a las 21:00 horas de la noche.

Teniendo en cuenta cual es la ruta del crucero: Mauricio, Seychells, Madagascar, Isla de La Reunión y Mauricio, perfectamente podríamos resumir las posibles alternativas para la primera jornada en dos: quedarte en el barco o bajar a tierra para invertir esas horas en visitar Port Louis.

Nosotros optamos por ir a la ciudad.

Antes de continuar quiero daros un dato muy, muy importante: media hora antes de la designada por el barco para zarpar, todos (pasajeros y tripulantes) deben estar obligatoriamente arriba. Por favor, tenlo bien en cuenta para evitar disgustos y/o problemas (quedarte en tierra).

A este artículo le seguirán varios (tres dedicados en exclusividad a Mauricio).

Para que no pierdas detalle los escribiré llevando el siguiente orden:

-Visita turística por Port Louis.

-Excursión a Île Aux Cerfs (Isla de los Ciervos).

-Recorrido turístico por la isla.

 

Inicia la cuenta tras… Tres, dos, uno ¡Allá vamos!

 

VISITA TURÍSTICA POR PORT LOUIS (Puerto Luis). Segunda parte.

 

Como ya indiqué en el artículo anterior, tienes tiempo de sobra (desde las 13:00 hasta las 20:30 horas) para bajar del barco e ir a visitar la ciudad de Port Louis. Supongo que te habrás percatado: he recortado media hora como recordatorio. Pero por si lo habías olvidado te recuerdo que deberás estar a bordo treinta minutos antes de la hora de zarpar (21:00 horas).

Tras la comida ya puedes bajar a tierra.

Ve preparado para afrontar las altas temperaturas de Mauricio. Lleva ropa ligera, calzado cómodo, gorrita con visera y gafas para protegerte del sol; agua o bebida refrescante y algo para picar.

Dispones de varias alternativas para ir al centro de la ciudad: andando, en taxi, por mar… Si te gusta andar podrás llegar al centro caminando junto a la carretera que va bordeándola. Como mucho tardarás unos 40 o 45 minutos. Si no te apetece ir a pie, una buena opción es la de tomar un taxi o ir por mar. Desde el mismo lugar donde está atracado el barco podrás tomar una pequeña embarcación, que, por un euro, te dejará en el antiguo puerto de la capital (Puerto Claudan). A esta zona de Port Louis -ubicada en Cauden Waterfront- se la considera la más agradable de toda la ciudad. Anclada en pleno centro engloba centros comerciales, restaurantes, terrazas, tiendas; y algún que otro museo.

La moneda oficial de Mauricio es la Rupia de Mauricio; sin embargo no tendrás problemas para realizar pagos con euros.

Antes de comenzar el recorrido por la capital de Mauricio ¿Qué os parece si hablamos un poquito de la historia de esta magnífica isla?

 

     Breve historia de Mauricio.

 

Se cree que, navegantes árabes y malayos, conocían de la existencia de Isla Mauricio durante el S.X después de Cristo (D.C.) De hecho hasta el S.XVI los árabes la llamaron Isla Dina Arobi.

El portugués Pedro de Mascarenhas la descubrió en el año 1505. Y en 1598 el holandés Van Der Neck, tras tomar posesión de ella, la consignó como Mauricio en honor de Mauricio de Nassau. Por falta de rentabilidad y motivos estratégicos finalmente la colonia holandesa fue abandonada.

Dos años más tarde la compañía francesa de las Tierras Orientales llegaría a la isla. Abolida la compañía en el año 1767 por Choiseul, la isla quedó bajo el dominio directo de la Monarquía Francesa que la rebautizó con el nombre de Ile de France. La isla se convirtió en un importante centro agrícola y exportó principalmente: azúcar de caña, canela, nuez moscada, palma de coco y vainilla.

En agosto del año 1810 la isla fue ocupada por los británicos, quienes recuperaron de nuevas el nombre holandés (Mauricius).

Mauricio sufrió la esclavitud (abolida en el año 1845) y el proceso de descolonización al término de la Segunda Guerra Mundial. Y en 1957 el Gobierno Británico la concedió autonomía.

El 12 de octubre del año 1968 Gran Bretaña la declaró país independiente.

 

     Datos básicos de la capital.

 

Port Louis fue fundada en el año 1735 por colonos franceses. Aparte de ser la capital del país es la ciudad más grande. Su población es de casi 200.000 habitantes, compuesta mayoritariamente por indios, africanos, europeos y japoneses.

Tras esta pequeña lección de historia, adentrémonos en la capital.

 

     ¿Qué es lo que podemos ver?

 

Además de perderte por Cauden Waterfront (donde están Correos y la Oficina de Información y Turismo) puedes visitar Aapravasi Ghat. El Reino Unido –en vez de recurrir a la esclavitud- comenzó a traer a este lugar trabajadores contratados de fuera. Actualmente está calificado como Patrimonio de la Humanidad.

-Blue Penny Museum (en Cauden Waterfront) cuenta la historia de Mauricio desde el inicio. Entre todos los objetos que se encuentran en el museo destacan, por su importancia, los sellos de uno y dos peniques.

-Fuerte Adelaida (o Ciudadela). Situado en la parte alta de la ciudad se construyó entre los años 1834 y 1840. Para llegar hasta el Fuerte y contemplar toda su extensión tendréis que tomar un taxi (a no ser que hayáis alquilado un coche).

-Jardín de la Compañía. Creado por la Compañía Francesa es uno de los pocos parques que hay en la ciudad. Y aunque es pequeñito merece la pena pasear por él.

-Mercado Central: ideal para comprar regalos y recuerdos (artesanía y/o especias).

-Museo de Historia Natural, junto al Jardín de la Compañía, solo tiene un encanto: poder ver con tus propios ojos el esqueleto de un dodo (ave más famosa del país, ya extinguida). Visitar este museo te llevará unos 15 minutos.

Concluida la visita turística solo te queda decidir cómo harás la vuelta.

A bordo de la embarcación… Disfruta del ocaso; y de las flamantes vacaciones.

 

          EXCURSIÓN A ÎLE AUX CERFS. (ISLA DE LOS CIERVOS). Tercera parte.

Impresionante, maravillosa, preciosa… Por más calificativos que ponga en el artículo  jamás podría definirla ya que precisamente por su hermosura Île Aux Cerfs -de ahora en adelante Isla de los Ciervos- es definida como el lugar más famoso de Mauricio.

Si has decidido ir hasta este recóndito paraíso has tomado la decisión más inteligente porque es visita obligada por excelencia. Además, ya que has tenido el privilegio de llegar hasta Mauricio… ¿Cómo abandonar el país sin poner las plantas de tus pies sobre las arenas de las playas de esta isla? ¿Cómo no darte un baño en sus azules, cálidas y transparentes aguas?

 

Breve descripción.

 

La pequeña isla está ubicada en la costa este del país. Y debe su nombre, a que antaño, estaba repleta de ciervos. Está compuesta por varias playas y una laguna central. Por sí misma es espectacular. Tanto en la laguna como en otras partes de las playas, al adentrarte en el agua, volverás a resurgir y harás pie de nuevo en bancos de arena. Esto te dejará perplejo pues ha de ser lo más parecido a “caminar sobre las aguas”.

 

     Contratación de la excursión.

 

La escapada a la Isla de los Ciervos se puede contratar directamente con la naviera o hacerla por libre. Nosotros, en Mauricio, optamos por hacer todas las excursiones “a nuestro aire”.

Mauricio es un país seguro y tranquilo, por tanto voy a darte las pautas a seguir para que puedas realizarla por tu cuenta. Temprano (08:30 horas) tras desayunar, baja a puerto y dirígete a la zona donde están aparcados los taxis… Ah, no olvides llevar ropa de baño, toallas, crema solar; equipo snorkel… En fin, lo imprescindible para disfrutar de un día playero.

Ahora sí que sí procedo a explicar lo que hicimos nosotros: luego de acordar con el chófer el traslado, desde el puerto hasta la otra punta de la isla (en Beau Champ) la recorrimos durante una hora, atravesándola de oeste a este por el interior. Por cierto, las carreteras de todo el país están en muy buen estado. De antemano y, antes de salir, habrás de cerrar el precio con el taxista, que incluirá puntos referentes al trayecto, tanto de ida como de vuelta, y duración. Precio: 30 euros por persona con posibilidad de descuento adicional dependiendo del número de personas que integren el grupo.

Ejemplo práctico:

-Grupo de cuatro personas: 120 euros. (30 por persona).

-Grupo de seis personas: 150 euros. (Se abona 25 euros por cada miembro al aplicar un descuento de 5 euros por persona).

 

Desplazamiento desde Isla Mauricio (Beau Champ) hasta la Isla de los Ciervos.

 

Llegados a Beau Champ el conductor del taxi se encargará de facilitarte el contacto para comprar los billetes, de ida y vuelta con hora de retorno obligado, (en nuestro caso a las 15:00 horas. Ojo aquí: sé puntual).

Los billetes nos costaron 25 euros (por persona) y nos trasladamos en lancha rápida, aunque también se puede ir hasta la isla en otros tipos de barco como el catamarán o en yate.

La travesía marítima, de 15 minutos de duración aproximadamente, nos resultó agradable y muy divertida porque íbamos a tanta velocidad que no podíamos dejar de reírnos ¡Eso que nos golpeábamos y el agua nos salpicaba! Sin embargo, nuestro afán aventurero pudo con esos avatares; con esos y con todos los que se nos pongan por medio. Y es que, posiblemente, hace tiempo nos pusimos el Mundo por montera, y vamos a por todas.

Mencionar de forma especial la densa vegetación que hay a ambos lados del camino. Y la fabulosa panorámica, donde las verdes montañas son las absolutas protagonistas.

 

     Actividades.

 

Las actividades más interesantes son las acuáticas; no podría ser de otro modo. Practicar snorkel, volar en parasailing, jugar al golf en el colosal campo para tal menester, propiedad del hotel Le Touessrok. Pasear por el borde de la orilla, coger erizos; caminar por las sendas interiores… Hacer shopping, es decir, comprar regalos en las pequeñitas tiendas de pareos y demás objetos de playa.

Por un instante olvídate del Mundo mientras te relajas sobre una tumbona con el pretexto de que los rayos del sol tuesten la piel de tu cuerpo. En la Isla de los Ciervos la palabra stress no tiene cabida. Así que reitero: relax y a olvidarse del mundanal ruido.

 

Comidas y bebidas.

 

Podrás almorzar en el restaurante platos típicos culinarios de carne o pescado. Aviso a navegantes, los precios son bastante elevados, especialmente las bebidas refrescantes. Otra opción es encargar una barbacoa: carnes a la brasa harán las delicias de cualquier paladar, máxime tras una intensa jornada de sol y playa.

Todo lo que comienza, termina. Como no, debes regresar y hacer el mismo recorrido; pero ahora a la inversa. Mientras vuelves al barco reflexiona acerca de lo vivido. Porque has pasado un día inolvidable.

A bordo, después de haber retomado la normalidad de la vida del barco, suspira mientras miras hacia el horizonte solo para poder contemplar la extraordinaria puesta de sol. Y deja que, las invisibles manos que pintan coloridos cuadros abstractos, te inviten a soñar despierto con nuevos destinos… Antes de que la noche te selle el pasaporte para el sueño.

 

RECORRIDO TURÍSTICO POR MAURICIO. Cuarta parte.

Concluimos la serie de artículos relacionados con Mauricio (un total de tres). Y para no reiterarme os remito al segundo (Île Aux Cerfs (Isla de los Ciervos). Allí detallé lo referente a la contratación, por libre, hora de salida y precio.

Esta excursión dura en torno a las cinco o seis horas. En la ida hace un recorrido por el interior de la isla y la vuelta es por la costa. Sin más dilación comenzamos el recorrido turístico, donde naturaleza y paisaje, serán todo en uno.

-Trou Aux Cerfs: es un volcán cuyo cráter está considerado el más bonito de Mauricio. Situado en un exuberante lugar de la ciudad residencial de Curepipe (a 20 kilómetros de Port Louis) se formó hace millones de años y se cree que estuvo activo unos 6000.000 o 700.000 años. Desde entonces el volcán duerme en un entorno natural de una belleza sin par. Nosotros lo pudimos disfrutar desde arriba. El cráter está cubierto por vegetación autóctona y en el centro hay un lago pequeño. Aunque la zona está vallada -cuando te asomes para contemplarlo- sé cauteloso y prudente.

La panorámica que ofrece es impresionante: al oeste se observa la costa, Rempart Mountain y Les Trois Mamelles (Los Tres Picos). Al noroeste se ve Mont St. Pierre y otras localidades mezcladas entre campos exóticos.

-Grand Bassim o lago Ganga Talao, es uno de los tres cráteres que tiene la isla de Mauricio. Está totalmente cubierto de agua y es el más popular.

Realmente Grand Bassin es un templo hindú, el más importante de Isla Mauricio. Es un lugar sagrado. Hasta él se realizan peregrinaciones durante la festividad llamada Shivaratri, donde los hindús de la isla caminan descalzos desde sus casas hasta allí.

En la entrada del templo, y, antes de acceder, serás recibido por varias estatuas. Las más impactantes son la de Shiva (réplica de la del lago Sursagar en la India) y la de Durga Maa Bhavani. Ambas miden 33 metros de altura y son las más altas de toda la isla. Shiva es uno de los dioses de la Trimurti (tres formas). Es quien destruye el Mundo junto con Brahmá (dios creador del universo) y Visnú (dios preservador del universo). Durga Maa Bhavani es otra destacada deidad en la religión hinduista.

Como nuestro guía era musulmán nos dijo que, debido a su religión, él no accedería al templo; pero nos dejó campar a nuestras anchas, sin acotarnos tiempo. Me gustó, y sorprendió, el respeto que mostró. Independientemente de que seas creyente o no, bien por el ambiente que se respira, bien por lo que significa, Grand Bassin es parada obligatoria.

-La Tierra de los Siete colores de Chamarel. Ubicada en La Vallee des Couleurs Nature Park está muy cerca del pueblo de Chamarel. Si no te apetece patear el parque puedes contratar un quad. A nosotros la idea de alquilarlo no nos convenció y preferimos caminar tranquilamente por los senderos de Nature Park.

Dentro todo está señalizado. Ríos con pequeñas caídas de agua, animales de granja como gallinas, gallos, patos y pavos reales; tortugas gigantes… Naturaleza en estado puro en la Cascada de Chamouze (donde el baño está prohibido). Y tras la caminata llegas al destino deseado, una atracción turística natural, la formación geológica que destaca en Nature Park: La Tierra de los Siete Colores.

Encuadrada en un área pequeña infinidad de dunas de arena presentan diferentes colores en mitad de un bosque frondoso. Predominan los amarillos, azules, morados, marrones, rojos, violetas y verdes en el total de veintitrés que pueden diferenciarse.

Arriba, desde el mirador, la panorámica es simplemente espectacular, como la mayoría de las vistas que ofrece la isla.

En el parque también se encuentra la Catarata de Chamarel. Nosotros no pudimos subir a verla al estar en un sitio bastante inaccesible.

-Playa pública Gris Gris. A la vuelta el chofer hizo una parada en esta playa. No bajamos, nos quedamos en la parte superior descansando y reponiendo fuerzas.

Como ya indiqué la vuelta sería por la costa: aguas color turquesa y estampas montañosas fueron nuestras compañeras en el viaje de retorno.

 

     Otros sitios de interés turístico.

 

Además de Port Louis, La Isla de los Ciervos y los descritos en este artículo, podrías visitar: Las siete cascadas, Casela Mundo de Aventuras, Chateau de Labourdonnais, Maison Eureka, Parque Natural La Vanille, Playa de Mont Choisy, Íle des Deux Cocos.

 

     Isla Mauricio cierra el circuito.

 

Port Louis es el primer y último puerto del crucero. Y aunque yo he englobado al principio y de forma cronológica, todas las excursiones que realicé en Mauricio, tú podrás visitar y recorrer el país en la forma y modo que más te interese.

Algunas personas, al término del crucero, no regresan a sus hogares, sino que continúan de viaje porque, por ejemplo, han alargado su estancia reservando con anterioridad noches extras en alguno de los resort de Mauricio. También cabe la posibilidad de que otras (o las mismas) antes de embarcar el primer día, hayan estado alojadas en complejos hoteleros. O incluso que vengan (o vayan después) a otras partes del Mundo. Para ello habrás tenido que reservar un crucero que no incluya los vuelos. Desde luego es una buena alternativa. Así que en el supuesto de que dispongas de más tiempo… No te quedes en el hotel: L´Aventure de Sucre, Le Morne Brabant, Jardín Botánico de Pamplemousses, Parque Nacional Black River Gorges o Ronería de Chamarel, estarán esperándote con impaciencia.

(No olvides, continuamos navegando por el océano Índico).

 

Próximo país: Seychelles.