Punto de acceso al Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Siempre que voy a Santander -mi ciudad natal- hago turismo por la provincia. También veo cosucas nuevas en la capital y visito pueblos.
Y es que la Tierruca da mucho de sí. Porque, ¿Qué es Cantabria? ¡Todos lo saben!
CANTABRIA es INFINITA.

Esta vez, de todos los lugares que tiene por descubrir, vamos a trasladarnos virtualmente a uno de los parajes más mágicos de Cantabria: el Bosque de Secuoyas de Cabezón de la Sal.

CÓMO LLEGAR DESDE SANTANDER HASTA CABEZÓN DE LA SAL

El trayecto, Santander – Cabezón de la Sal, se puede hacer en:
-Autobús.
-Taxi o coche compartido, o vehículo particular.
-Tren.

Mi marido y yo fuimos al Bosque de Secuoyas en coche (47 kilómetros de distancia, media hora).
Desde el centro del municipio cántabro hasta el bosquecito se tardan unos tres o cuatro minutos.

CONSULTA LA PREVISIÓN METEOROLÓGICA

Cantabria se caracteriza por sus días lluviosos. Por tanto, y para que la lluvia no eche a perder la excursión, consulta la previsión meteorológica.
Si quieres apreciar, en todo su esplendor, este bonito bosque, elige un día soleado.

ESTACIONAMIENTO Y VISITA AL MONUMENTO NATURAL

Al llegar a Cabezón de la Sal hay que estacionar el coche en el aparcamiento principal del Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón.
Desde el aparcamiento se cruza la carretera para tomar el camino asfaltado peatonal de medio kilómetro que lleva a la entrada del Espacio Natural Protegido.

Continuando por el camino llegamos a una pasarela de madera que conduce al interior del Bosque de Secuoyas. Su diseño permite el acceso a los visitantes con movilidad reducida (sillas de ruedas).
Además de ser un acceso adaptado, la pasarela previene la erosión y la compactación en el camino original.

El camino nos adentra en la plantación de unas ochocientas cincuenta secuoyas costerassequioa sempervirens, conocida como secuoya roja o secuoya de California-, por un bosque mixto donde se entremezclan castaños, hayas, robles europeos y americanos y otras especies acompañantes.
Ya en el bosque dedica tu tiempo a pasear por los senderitos y a disfrutar de la naturaleza.

Bosque de Secuoyas. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Bosque de Secuoyas. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Carolina entre dos secuoyas del bosque de Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

CARACTERÍSTICAS DEL LUGAR

Superficie del Bosque de Secuoyas: 2,5 hectáreas.
Longitud: 200 metros.
Anchura: 1 kilómetro y medio.
Desnivel: 9 metros.
Pendiente media: 4,5 por ciento.

ESPACIO NATURAL PROTEGIDO

Las secuoyas del monte Cabezón fueron declaradas Monumento Natural mediante el decreto 41/2003 y constituyen el más pequeño de los Espacios Naturales Protegidos de Cantabria.

Panel informativo del Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Las secuoyas se encuentran en el ámbito del conocido grupo Corona, conjunto de Montes de Utilidad Pública (MUP) perteneciente a diferentes ayuntamientos de la comarca, con una importante superficie dedicada a la producción forestal intensiva.

Panel informativo del Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La protección de este singular bosque, formado por las secuoyas más altas del mundo (miden entre 40 y 50 metros y tienen un perímetro que ronda los dos metros), se fundamenta por ser una especie no habitual en Cantabria.

Cuando Carlos y yo fuimos a pasear por el Bosque de Secuoyas, junto a la entrada, una chica joven tocaba un arpa. Entre las hermosas melodías que pudimos escuchar estaba Beautiful that way, perteneciente a la banda sonora original de la película La vida es bella.

Carlos yendo hacia la salida, por la pasarela de madera del Bosque de Secuoyas. Cabezón de la Sal. Cantabria. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cuando vayas recuerda cuidar este bello y particular paraje.

Por Carolina Olivares Rodríguez.