Hombre de Vitruvio o Estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano. Dibujo del polímata italiano Leonardo da Vinci.

Lástima que haya tan poco interés por la lectura y tanto por el aspecto físico cuando lo uno no está reñido con lo otro.
Qué pena que no se muestre interés por leer, porque algunos, por no leer, no leen ni el prospecto del medicamento que le receta el especialista; o la letra pequeña al momento de cerrar y firmar un contrato crucial.
Incluso hay quien escribe libros sin haber leído uno en su vida. Y para mayor incoherencia a veces esos libros llegan a convertirse en bet seller.
¿Y qué decir de los que están preocupados por las últimas tendencias -en cuanto a moda y estética se refiere- pero no muestran interés por cultivar su intelecto?
Algunos no pueden vivir sin untarse -en rostro y cuerpo- esta o la otra crema. Y viven temerosos por envejecer; sin embargo no le dan importancia al hecho de sufrir lapsus de memoria.

Cerebro humano.

Y entre acudir a la consulta del cirujano estético para que le realice la cirugía correctora de no sé qué o le ponga la talla de sujetador no sé cuántos y/o pedir cita con el médico de familia para hacerse un chequeo médico, no dudan y lo tienen claro: dan preferencia a la estética.
Aquí me topo de bruces con una gran incongruencia: si no te ha interesado ampliar tus conocimientos ¿De qué te servirán esos retoques de mano del cirujano plástico si fueras diagnosticado con una enfermedad neurodegenerativa? O si luces dos pechos perfectamente erguidos gracias a los implantes o prótesis que te ha puesto… ¿Te has parado a pensar cómo se vería tu cadáver si fallecieras a la edad de noventa años?
Para gustos se inventaron los colores. Cierto.
Pero desnúdate, ponte frente a un espejo; ahora mírate. Podrías ver belleza, por supuesto… Mírate otra vez. Mírate una y otra vez; y otra más.
Si no lo has hecho, hazlo; y párate y piensa, y pregúntate: ¿dónde está la coherencia en anteponer lo estético a lo intelectual? ¿Ves lógico pretender a la edad de cincuenta años querer tener las posaderas firmes de un adolescente? ¿Para qué sirve inyectarse botox o ponerse silicona si no puedes recordar tu nombre?
Del mismo modo que te preocupa tu físico puedes fomentar tu nivel de intelectualidad; y del mismo modo que acudes a la consulta del médico para someterte a una operación estética o reparadora, porque con ello te sentirás mejor contigo mismo y tu autoestima subirá pues ya no tendrás complejos, puedes pedir cita con el doctor para que te haga una valoración.
Las personas tenemos un órgano vital llamado cerebro. Sirve para pensar.