Fotograma del videoclip God’s gonna cut you down de Marilyn Manson.

Por mucho que quieras huir
no llegarás a ninguna parte.
Y finalmente tendrás que rendir cuentas a Dios.
Porque a todos los pecadores y a todos los viciosos,
desde el día de su nacimiento,
tras el galopar apocalíptico,
les aguarda La Muerte.

Mi hora ha llegado
y un hombre vestido de negro me da la extremaunción;
pero… ¿Acaso estoy bautizado?

Arrodillado ante el Jesús que habla en arameo,
su voz me transmite la calma necesaria.
Debo ir con él…
Ahora que el ángel de la guarda conquistó mi corazón.

Todos los pecadores y todos los viciosos
tendrán que enfrentarse al día del juicio final:
al que creó lo blanco y lo negro,
la luz y la oscuridad.

Cuando la oscuridad muera
estarás en paz.
Solo así resucitarás para fundirte con la divina y eterna luz.
Una luz, que desde el estado corporal,
ni se ve ni se puede alcanzar
pues, salvo su creador,
nadie sabe dónde está.

(Dedicado e inspirado en Marilyn Manson).