Luz en el castillo de San Felipe. Ferrol. La Coruña. Galicia. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Inauguro la sección CUENTOS con una inocente anécdota vivida en agosto de 2018.
La anécdota está contada por la bloguera y amiga Sonia Yáñez Calvo en referencia a Luz, su inteligente y precioso bebé.

¿Te cuento algo que me hizo mucha gracia? En agosto Carolina vino a conocerme aquí, a Ferrol, y pasó esto:
Carolina le dijo a Luz que era una muñequita, y Luz -que aún no habla pero lo entiende todo y se hace entender- le enseñó la muñeca que tenía en ese momento en una mano como queriéndole decir, esto es una muñeca y no yo. Entonces Carolina le dijo: sí, ya sé que eso es una muñeca, pero tú también eres una muñequita. Y mi hija Luz, cogiendo otra muñeca distinta, se la enseñó para que aprendiera el concepto.
Así fue como Carolina aprendió que las muñequitas son los juguetes con los que juega Luz.
Y Luz, en palabras de mi amiga Carolina, deberá aprender -en el futuro- que ella también lo es. Porque es una muñequita muy bonita. Mucho más bonita que cualquier otra muñeca de las suyas.

(A los papás de Luz, Sonia y Pablo: muchísimas gracias por vuestra hospitalidad y por haberme dado la oportunidad de conoceros en persona.
Sois una pequeña gran familia.
Os dejo un abrazo en la distancia y besos.
Uno es muy especial, y lo lanzo al cielo mientras recuerdo a vuestro primer hijo, a ULISES.
Ahora él es una estrella más en el firmamento y su LUZ siempre va a iluminar vuestra vida y vuestros corazones.
Sé que hoy es un día especial para Luz ya que siente atracción hacia la fiesta de Halloween. De ahí elegir esta fecha para escribiros estas palabras.
Con afecto, Carolina.
Escrito en Alcorcón (Madrid – España) el miércoles 31 de octubre del año 2018).