Vista de la ciudad desde la terraza del hotel Meliá Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Alicante o Alacant en valenciano, es la capital de la provincia de Alicante, y con las provincias de Valencia y Castellón conforman la Comunidad Autónoma de Valencia.
Las alicantinos la definen como La Millor Terra del Món o La Millor Terreta del Món (La Mejor Tierra del Mundo). Esta famosa frase valenciana la pronunció Mariano de las Mercedes Roca de Togores y Carrasco -Marqués de Molins y vizconde de Rocamora- en 1841, quien la escribiría en un poemita para el poeta Manuel Bretón:

Sepades, señor Bretón,
que de Poniente a Levante
es sin disputa Alicante
La Millor Terra del Món.

Antes de continuar redactando el artículo, y con vuestro permiso, amplio la introducción con unos datos de cultura general:
-En España, además del castellano, tenemos tres lenguas cooficiales: el catalán, el gallego y el euskera. Igual que el castellano (o español) las dos primeras derivan del latín; en cambio del euskera –vasco o vascuence– se desconoce su procedencia.
-En la frase La Millor Terra del Món terra o terreta se refiere a la tierra natal, es decir, a Valencia. En la locución la palabra Tierra adquiere aires de morriña y nostalgia.
-Los valencianos acostumbran a usar la expresión “che” (o xe) que sería como decir caramba. Si viajas a Alicante la oigas. Porque por algo estarás en “La tierra del Che”.

Situada al sudeste del país (Península Ibérica) la costa de Alicante está bañada por las cálidas aguas del mar Mediterráneo. Sus trescientos días de sol al año la ponen en el punto de mira de turistas -procedentes de todo el mundo- que la ven como un paraíso terrenal.

CÓMO IR A ALICANTE

Tomando como punto de salida Madrid -capital de España- puedes ir a Alicante por aire o por carretera.
Por aire: desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-BarajasTerminal T2 y/o Terminal T4– salen vuelos directos al aeropuerto Alicante – Elche (o El Altet). La duración del vuelo es de unos 45 minutos.
El aeropuerto alicantino se sitúa al suroeste, a ocho kilómetros de la ciudad.
Por carretera: puedes ir en coche particular o en autobús.
La distancia que separa las ciudades de Madrid y Alicante es de 421 kilómetros.
El tiempo que inviertas en el viaje dependerá del tipo de transporte que elijas.
El trayecto en autobús es de unas seis horas. En tu coche quizá sea más, o menos. Dependerá de a qué velocidad vayas, cuántas veces pares, etc.

RECORRIDO POR LA CIUDAD

Alicante (Costa Blanca) tiene varios atractivos, y un emblema: el castillo de Santa Bárbara, del que hablaré en la segunda parte.

Panorámica del castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Alicante, como ciudad, es pequeñita. Y como nosotros vamos a centrarnos en sus zonas turísticas, necesitaremos de un mapa o plano que nos sirva de guía.
Dispondréis de planos en las Oficinas de Información y Turismo. También en la recepción de la mayoría de los hoteles.
Lo más bonito de Alicante es el puerto deportivo y la zona marítima.

Vista del puerto deportivo y zona marítima desde la terraza del hotel Meliá Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Camina plácidamente por el paseo de Tomás y Valiente o paseo Luz de las Estrellas (así reza en una placa) hasta la plaza Puerta del Mar.
En el muelle, sobre el agua, se ve la estatua El regreso de Ícaro con su ala de surf.

Estatua El regreso de Ícaro con su ala de surf. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Al final del paseo encontrarás la escultura El Adivinador de Juan García Ripollés. Tiene cuatro caras y números en la parte más alta. Fue donada por Caja Mediterránea a la ciudad en julio de 2010. Esta escultura es mi favorita.

Carlos en la zona marítima de la ciudad alicantina. Bajo sus pies se observan las teselas de color blanco, negro y rojo Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Paralela al paseo está la explanada de España. Con las características palmeras de esta bella Comunidad y un suelo con teselas de mármol blanco, negro y rojo Alicante, aguardan hileras de puestos donde se venden objetos artesanos.
Nota: el color rojo Alicante se refiere a un tipo de mármol que únicamente se extrae en Alicante.

En la explanada de España destacan las esculturas de La Mariposa y dos figuras -una femenina y otra masculina- cuyos nombres respectivamente son Mujer y Hombre. La Mariposa es del artista Manolo Valdés y por la noche se ilumina con diferentes colores.
Desde donde se halla La Mariposa parte la Rambla Méndez Núñez, que es una de las arterias principales de la ciudad. Si te animas a recorrerla entera y giras a la izquierda verás el Mercado Central.

En la explanada de España se encuentra el auditorio en forma de concha que en los meses estivales ofrece conciertos de música gratuitos.

Auditorio. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

A la derecha verás el Real Liceo – Casino de Alicante (en la zona marítima hay otro). Si continuas de frente te toparás con la estatua de Canalejas. Justo detrás está el parque de Canalejas.

Pareja de Perros. Parque de Canalejas. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En la entrada te recibirán las esculturas de dos perros simétricos; y dentro dos más de una pareja de leones. A los pies de las cuatro esculturas, dos letreros informativos dejan datos acerca de ellas. Además de grandes árboles y otras estatuas, en el parque se puede ver la fuente del Niño Flautista.

Desde el parque de Canalejas puedes tomar la avenida del Gadea, que termina en la plaza de Calvo Sotelo. En esta plaza se alza el monumento a Eleuterio Maisonnave. Sigue por la avenida Federico Soto hasta la plaza de los Luceros y un monumento con el mismo nombre. A la izquierda se la Diputación (actualmente es un museo provincial).

Diputación – Museo Provincial. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

De nuevo en la plaza Puerta del Mar se despliega la playa del Postiguet. Arriba de la playa se encuentra el paseo de Jovellanos; a este le sigue el paseo Gomiz. Aquí hay una escultura llamada Mirando al mar, y un poco más adelante está la estación del tren.

Escultura Mirando al mar. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Este ha sido uno de los recorridos que se pueden hacer en Alicante. Ahora te toca a ti buscar más recorridos.

EDIFICIOS Y MUSEOS

Estos son algunos de los edificios y museos que destacan en Alicante:
Ayuntamiento.

Ayuntamiento. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Basílica de Santa María.

Basílica de Santa María. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Casa Carbonell.
Castillo de San Felipe (retirado del centro).
Catedral de San Nicolás o Concatedral de San Nicolás de Bari.

Catedral de San Nicolás. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Convento de las Hermanas de Sangre ( o de las Monjas de la sangre).

Convento de las Hermanas de la Sangre. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Edificio Municipal Puerta Ferrisa.
Iglesia Nuestra Señora de Gracia.
Palacio de Labradores.

Palacio de Labradores. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Teatro Principal. En su perímetro está la estatua de Chapi.

Teatro Principal. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Estatua de Chapi. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Torre de la Pólvora. Edificio declarado Bien de Interés Cultural.
Centro Municipal de las Artes.
MACA. Museo de Arte Contemporáneo de Alicante.

Maca. Museo de Arte Contemporáneo de Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Museo de Bellas Artes Gravina – MUBAG

LA CALLE QUE INVITA A JUGAR

Ahora ven, y acompáñame a ver algo especial.

Próxima a la explanada de España -adentrándonos en la ciudad- daremos con la calle San Francisco. Y en ella vas a retroceder a la infancia.
En la calle San Francisco, sobre un pavimento amarillo y verde que tiene rayuelas pintadas de varios colores y toboganes, un divertido ejército formado por setas de fantasía te acompañará a ambos lados. Algunas setas son bajas y redonditas, adornadas  con hojas grandes y florecillas; otras son altas y delgadas, y tienen caritas. Encima hay arañas, gusanos de seda, caracoles, hormigas, mariquitas.

Si aún perdura en ti el espíritu infantil, pasea por ella.

Calle San Francisco. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Ya que estás en la calle San Francisco, toma la de Golfín. En la fachada de uno de sus edificios se leen cuatro textos dedicados a Alicante y a las provincias españolas.

Calle Golfín. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ZONA ALTA DE ALICANTE – BARRIOS DE SANTA CRUZ Y DE SAN ROQUE

Integrados en el casco antiguo se localizan dos barrios típicos:

Barrio de Santa Cruz o barrio de La Cruz.
Barrio de San Roque.

SANTA CRUZ

Santa Cruz o de La Cruz, es el barrio de moros y cristianos.
Está bajo la muralla que bordea al castillo de Santa Bárbara. Se puede acceder a él desde la parte baja. Nosotros lo recorrimos -de arriba a abajo- la tarde que visitamos el castillo.
Este barrio alicantino es pequeño y con encanto. Y no te llevará demasiado tiempo recorrerlo. Al estar en la zona alta, y haber miradores, da ocasión a ver estupendas panorámicas y puestas de sol.

Mirador en el barrio de Santa Cruz o de La Cruz. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Barrio de Santa Cruz o de La Cruz. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cuando pasees por él, bajando y subiendo escalones, tal vez te notes desubicado ya que creerás estar en una barriada andaluza. Por sus calles estrechitas te franquearán el paso casas blancas decoradas al más puro estilo cordobés o sevillano, donde no faltan ventanas con la rejería típica de Andalucía, macetas con flores, imágenes de la Virgen y banderas de España.
En las fachadas hay azulejos con frases, casi todas dedicadas a la Cruz.

En la parte alta se encuentra la ermita de Santa Cruz. En el centro tiene una cruz, que tras el ocaso, se ilumina con una luz de neón roja.

Vista de la ermita de Santa Cruz desde del parque de la Ereta. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

De la ermita -la tarde del Miércoles Santo– sale la procesión.
Ese día los costaleros descienden la Santa Cruz por el barrio ante la gran emoción del gentío. Sin duda, esa tarde de la Semana Santa es la más importante para los residentes.

Aprovecha para pasear por el parque de la Ereta (o La Ereta) que es un jardín de agua, y visitar el interesante Museo de Aguas de AlicantePozos de Garrigós.

Panorámica de la ciudad de Alicante desde el parque de la Ereta. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Nota: la última vez que Carlos y yo fuimos a Alicante (agosto de 2018) el museo estaba cerrado por reformas.

LA CASA DE SANTA CLAUS

La Ereta cuenta con una construcción peculiar: la Casa de Santa Claus.

La Casa de Santa Claus. Parque de la Ereta. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Aunque la residencia oficial del mágico personaje navideño se halla en Rovaniemi, capital de Laponia (Finlandia), Santa ClausPapa Noel– es propietario de otras casitas distribuidas por el mundo. Y esta es una de ellas.
Cuando las fiestas navideñas se aproximan la casita abre su puerta a los niños de la ciudad de Alicante. Santa Claus, en persona, les recibe dándoles la bienvenida, y sentándoles en sus piernas, escucha sus peticiones al tiempo que averigua si a lo largo del año se han portado bien.

SAN ROQUE

San Roque, al que bien podríamos llamar “barrio de las flores” está debajo del barrio de Santa Cruz, y como este, tiene su propia iglesia (Ermita de San Roque).
En él residen artesanos, artistas; bohemios…

Barrio de San Roque. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En las paredes de algunos edificios se leen poemas que han escrito sus propios vecinos.

Barrio de San Roque. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Callejeando por el barrio verás cerámica, museos, graffitis; locales y músicos callejeros.

En algunos balcones se ven carteles que denuncian quejas vecinales. Las quejas más frecuentes son: ruidos hasta altas horas de la madrugada y falta de civismo y educación.

Los restaurantes del barrio de San Roque son ideales para cenar con amigos o en pareja, y tomar algo.

PLAYAS DE ALICANTE

La ciudad de Alicante tiene varias playas. Y aunque nosotros estábamos frente a la playa del Postiguet, íbamos en transporte público, a diario, a la de San Juan.
La playa de San Juan es muy bonita, y larga -2900 metros- y se une a la playa Muchavista del municipio alicantino de Campello.

Playa de San Juan. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Playa perfecta para broncearse, bañarse en el mar y caminar por la orilla.
Dato a destacar: saliendo de la playa, y en la avenida Niza, hay varias estatuas y un parque de skate. El parque tiene un patinete y un retrato del ferrolano Ignacio Echeverría Miralles de Imperial, quien protagonizó el acto heroico que le costó la vida al enfrentarse a un terrorista islámico en Londres (sábado, 3 de junio de 2017).

Parque de skate dedicado a Ignacio Echeverría Miralles de Imperial. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CABO DE LA HUERTA Y CALAS NUDISTAS

¿Eres naturista? ¿Practicas el nudismo? ¿Sí? Entonces debes de ir al Cabo de la Huerta.

Situado entre las playas de la Albufereta y la de San Juan, es una reserva natural con acantilados y senderos. Al lugar lo rodea una urbanización y cuenta con un faro (Faro de la Huerta).

Carolina en el Cabo de la Huerta. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

Faro de la Huerta. Cabo de la Huerta. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En el Cabo de la Huerta se puede hacer senderismo, bucear o nadar, realizar actividades acuáticas; y como no, ponerte desnudo al sol.

Calas nudistas del cabo de la Huerta. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Para ello tienes cuatro calas: Cala Cantalar, Cala de la Palmera, Cala de los Judíos y La Calita.
Al Cabo de la Huerta se suele ir por carretera. Nosotros fuimos en autobús; a los que van en coche pueden dejarlo aparcado en el parking.
Desde la parada donde nos dejó el autobús accedimos a las calas por los senderos.
Caminando por las calas rocosas saldrás a la playa de San Juan. Cuidado aquí: el terreno es resbaladizo y podrías caerte.

DÓNDE ALOJARTE

La oferta hotelera en Alicante es bastante amplia así que no tendrás problemas a la hora de hacer la reserva. Pero como persona precavida vale por dos, es recomendable que reserves con antelación (sobre todo si vas a viajar en temporada alta).
La reserva la puedes hacer por Internet -enviando un mail- o por teléfono.
Mi marido y yo nos alojamos en el hotel de la cadena Meliá -junto a la playa del Postiguet- en régimen de media pensión (desayuno y cena).

Hotel Meliá Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GASTRONOMÍA Y TARDEO

En Alicante, igual que en el resto de España, se come muy bien.
Queda prohibido irse de la ciudad sin comer la paella valenciana y probar la horchata.
Cada sábado, a la una de la tarde y en la plaza del Mercado Central, inicia el tardeo.

VIRGEN DEL REMEDIO – PATRONA DE ALICANTE

La patrona de Alicante es la virgen del Remedio.
La ciudad le ha dedicado una plaza. En la pared de uno de los edificios hay dos letreros: uno lleva el nombre de la plaza, el otro informa lo siguiente:
La veneración a la virgen del Remedio -patrona de Alicante- se remonta al año 1648, ya que por su medicación, la ciudad se vio liberada de una epidemia de peste.

El castillo se asienta en el centro de Alicante, en la cima del monte rocoso Benacantil, a unos 167 metros de altura sobre el nivel del mar. Desde lo alto se contemplan localidades cercanas y la bahía de la ciudad, que va desde la Torre del Charco en Villajoyosa hasta el Cabo de Santa Pola.

Vista panorámica de la bahía desde el castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La orientación al sur de Alicante y la privilegiada situación de Benacantil pudo ser el motivo de la construcción del castillo, que ocupa 400.000 metros cuadrados y se presupone con anterioridad al año 713. Todas las culturas que pasaron por esta zona de España se asentaron en él.

Vista panorámica desde el castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Vista panorámica desde el castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La importancia del castillo hizo que la ciudad alicantina naciera a sus pies y creciese circunvalada a su muralla.
Los primeros restos arquitectónicos que se hallaron en las laderas del monte son islámicos (arquitectura defensiva, finales del siglo IX). También se han encontrado otros muy antiguos de la prehistoria -periodo de la Edad del Bronce– y de épocas ibéricas y romanas (tardorromanas).

El castillo debe su nombre al santoral del día 4 de diciembre, ya que un día como este del año 1248 el infante Alfonso de Castilla -quien fuera el rey Alfonso Xel Sabio”- lo tomó de la ocupación musulmana y lo convirtió en una fortaleza cristiana.

A mediados del siglo XIII el castillo de Santa Bárbara mantuvo su estructura árabe. Y un año después (mitad del siglo XIV), en tiempos del conflicto bélico “de los Dos Pedros” sus muros fueron dañados gravemente.
En el siglo XVI comenzó a transformarse en la fortificación abaluartada que vemos en el presente.

Luego de ser remodelado y fortificado, haber sido atacado y bombardeado y pasado de mano en mano, el castillo dejó de ser usado para fines militares y pasó a ser una prisión en tiempos de la guerra civil española (1936 – 1939). Sus celdas cobijaron gentes anónimas y célebres como el conde de Lumiares, el marqués de Valdeflores o los generales don Francisco Serrano Domínguez y don Juan Prim.

El castillo de Santa Bárbara pasó a pertenecer a la ciudad en el año 1929.

Ascensor para subir al castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Tras ser testigo de contiendas y guerras -pues conquistado el castillo, se conquistaba la ciudad- y haber sido abandonado, fue abierto al público en 1963. Ese año se inauguraron dos ascensores que acceden a él por un túnel de 204, 83 metros de longitud. Para llegar a ellos hay que recorrer 142,70 metros por el interior del monte.

Fue declarado Monumento Histórico – Artístico el 13 de octubre de 1961 y tiene la consideración de Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Español.
Nota: debido a la larga historia del castillo de Santa Bárbara, os insto a la que leáis.

ACCESO AL CASTILLO

La entrada al castillo de Santa Bárbara es gratuita y se puede subir de varias formas:
-A pie.
-Por carretera: coche (particular o privado), taxi, autobús o turibús (autobús turístico) o bicicleta.
La carretera se coge desde la prolongación de la avenida de Alfonso el Sabio, por la calle Vázquez de Mella.
Arriba hay aparcamiento.

-En ascensor, sitos en la avenida Juan Bautista Lafora, frente a la playa del Postiguet. Coste de 2,70 euros por persona. Exentos de pago: parados, miembros de familia numerosa y jubilados (siempre que vayan acreditados) y grupos de más de veinte personas.

Nosotros subimos al castillo en uno de los ascensores y bajamos andando por el paseo que bordea la muralla, el cual desemboca y atraviesa el parque de la Ereta.

Un consejito: sube por la tarde y optimiza tu tiempo, matarás varios pájaros de un mismo tiro ¿Por qué? Por esto: la puesta de sol es espectacular. Si aún no visitaste los barrios de Santa Cruz y San Roque es el momento perfecto para hacerlo. Al bajar aprovecha para ver la iglesia de San Roque

DIVISIONES ESENCIALES DEL CASTILLO DE SANTA BÁRBARA

El castillo se divide en tres niveles o recintos.
De arriba hacia abajo este sería un esquema básico de la división:

RECINTO SUPERIOR (atalaya)

Baluarte del Macho. Gran explanada donde estaba la antigua alcazaba medieval.
En un extremo, y vigilando la costa, está la garita de la campana. Desde este punto se ven las mejores vistas. Y podrás fotografiarte con los cañones defensivos de los torreones.

Cañón defensivo de los torreones. Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-“La Torreta”, donde encontramos:
La vieja Torre del Homenaje (guarda los vestigios más antiguos, siglos XI al XIII).
Baluarte de los Ingleses.
Casa del Gobernador.

LAS CINCO DEPENDENCIAS DEL MUSA  O LOS NUEVOS MUSEOS DEL CASTILLO DE SANTA BÁRBARA

Parque de Ingenieros Museo de Hogueras donde encontramos el Centro de Recepción de Visitantes (CERV) del MUSA (Museo de la Ciudad de Alicante).
-En Antiguo Hospital se exhibe la exposición Alicante Traspasada de Mediterráneo.
-En la Sala Larga Primero se exhibe la exposición Historias y Personas.
Las otras dos exposiciones, Aljibe Renacentista, y Calabozos y Espacio del Dolor, las tienes en los calabozos del Patio de Armas (recinto intermedio).
Estas exposiciones son permanentes.
Nota: he comprobado que, dependiendo de donde se lea (plano original, web del ayuntamiento de Alicante, etc) los nombres de las dependencias o salas del castillo cambian. Ejemplos: Casa del Gobernador por Sala del Gobernador; Parque de Ingenieros Museo de Hogueras por Cuerpo de Ingenieros, Edificio de Ingenieros, Parque de Ingenieros o Parque de Ingenieros Militares; o Patio de Armas por Plaza de Armas.

Para mayor y/o mejor información recomiendo consultar páginas oficiales.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

RECINTO INTERMEDIO

Alojamiento de Tropa.
Baluarte del Rey.
Baluarte de la Reina.
Cuerpo de Guardia. La dependencia se emplea para exposiciones temporales.
Ruinas de la Ermita de Santa Bárbara.
Patio de Armas.

RECINTO INFERIOR

Revellín del Bon Repós. Actualmente hace las veces de parking. En el veremos el monumento dedicado al militar alicantino Félix Berenguer de Marquina, capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México.
Encima de la puerta de entrada hay un gran escudo de mármol blanco que data del siglo SVIII. Este escudo estaba en el edificio del Real Consulado del Mar, el cual fue destruido tras una explosión.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Dejo unas fotitos.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Santa Bárbara. Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA CARA DEL MORO Y LA LEYENDA DEL MONTE BENACANTIL

Terminada la visita al castillo te propongo que te acerques a la playa del Postiguet.
¿Estás en ella? Vale. Ahora baja y alza la vista al castillo de Santa Bárbara. Observa atentamente la parte superior izquierda ¿Lo ves? Sí, seguro que sí.

La Cara del Moro (Benacantil). Alicante. Comunidad valenciana. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El perfil moruno que has visto -con turbante incluido- es lo que se conoce con el nombre de La Cara del Moro.
De esta caprichosa forma natural nació la leyenda de Ali y Cántara.
¿Te apetece conocerla? Apuesto que sí.

ALI Y CÁNTARA: UNA HISTORIA DE AMOR Y GUERRA (ORIGEN DEL NOMBRE DE LA CIUDAD DE ALICANTE)

Cuenta la historia que hace muchos siglos -donde se haya la ciudad de Alicante- vivía un califa con su familia. El califa tenía varios hijos; pero solo la princesa Cántara era famosa por su extraordinaria belleza.
Cántara tenía muchos pretendientes. La lucha entre ellos dio origen al nombre de Alicante.
Y fueron dos jóvenes quienes disputarían por el amor de la princesa: Almanzor y Ali.
Almonzor era un general -llegado desde Córdoba- que había logrado celebridad en la Península por sus hazañas militares.
Ali no era tan conocido; pero como provenía de una familia noble estaba a la altura de merecer a la hija del califa.

La princesa Cántara no sabía por cual decantarse, ya que ambos eran atractivos y gentiles. Entonces a su padre se le ocurrió lo siguiente: evocando a las 12 pruebas de Hércules les solicitó que realizaran una complicada tarea. Y el que primero la terminase, sería el elegido como marido para la princesa musulmana.
He aquí las tareas encomendadas: Almanzor tuvo que viajar a la India para traer especias y sedas a la princesa y Ali se comprometió a hacer una acequia de la que se sacaría el agua con el que abastecer a la ciudad.
Mientras Almanzor puso rumbo a la India, Ali inició su tarea; y al estar tan cerca de Cántara no dudó en cortejarla. El joven le escribía, cantaba o recitaba poemas. Así fue como la princesa se enamoró de él locamente.
Cántara no necesitaba que los jóvenes finalizan las tareas: su corazón ya había elegido, y quería casarse con Ali.

Pasado el tiempo Almanzor regresó de la India con la tarea terminada, desconociendo el amor que había entre la princesa y su rival.
El califa, que era un hombre justo, al ver que Almanzor había concluido la tarea, le entregó la mano de Cántara.
Cuando Ali se enteró se lanzó por un barranco roto de dolor en el punto que a día de hoy se conoce como Presa de Tibi. Y ocurrió que donde su cuerpo cayó, la tierra se abrió y brotó agua.
Al enterarse Cántara de la desgracia, asimismo se tiró al vacío en la Sierra de San Julián. Desde entonces al lugar se le dice “el precipicio del Salto de la Mora”.
Con la pérdida de la princesa el califa se sumió en una fuerte depresión. Y finalmente decidió lanzarse al abismo desde lo alto de su castillo para matarse.

Cuando los habitantes conocieron lo ocurrido quedaron muy afligidos. Y para que los nombres de los enamorados quedaran eternamente unidos decidieron llamar a la ciudad Alicántara.
Con los años, Alicántara pasaría a llamarse Alicante.

Por Carolina Olivares Rodríguez.