Fotograma del videoclip Jesus to a child de George Michael.

Y lo vi venir…
Caminaba de la mano del amor.
Y lo sentí…
De tal modo que hice la pregunta que jamás pensé que haría:
¿cómo puede existir una fuerza tan poderosa?
¿Cómo ese sentimiento se apodera de tu corazón de un modo tan profundo?

Y al instante, supe que tú
siempre serás mi amor.

Y él se quedó a mi lado,
y ambos nos agarramos a las manos del amor.
Y el amor se aferró a nosotros.
Y nos dio de beber…
Como Jesús a un niño.

Y lo vi venir.
Pensé que disfrutaría de él toda la vida…
Sin embargo, la muerte, envidiando mi dicha y fortuna, me lo arrebató…
El día que él -al tiempo que se despidió de mí sin querer despedirse del mundo- me sonrió…
Como Jesús a un niño.

Y al instante, supe que tú
siempre serás mi amor.

Y lo vi venir; sentí su amor…
Pero en aquel momento ignoraba que, en ocasiones, todo lo que viene… Se va.
Porque en aquel momento ignoraba, que en ocasiones, no es la vida quien nos quita el amor, sino la muerte.
Fue entonces cuando comprendí
que la muerte, llevándose consigo el amor, nos roba toda esperanza.
Sin embargo, tú, me devolviste toda esperanza
cuando me miraste…
Como Jesús a un niño.

Y antes de que te fueras para siempre…
Supe, que tú, eres mi amor.
Mi gran amor.

(Inspirada en la canción Jesus to a child.
Jesus to a child fue compuesta por el artista británico George Michael.
George Michael la escribió y se la dedicó a Anselmo Feleppa, el gran amor de su vida).

(Enlace directo a la canción Jesus to a child).

https://www.youtube.com/watch?v=zNBj4EV_hAo