Amanecer desde el barco Costa Deliziosa. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Sábado, 15 de febrero de 2020. Día de navegación. CONFUSIONES – TRÓPICO DE CAPRICORNIO

Después de desayunar me he ido a caminar por la pista de jogging (Carlos se ha ido al gimnasio).
En la pista, y alrededor de las cubiertas superiores, me voy cruzando, como siempre, con las mismas personas. Y aun sin conocernos, nos saludamos.
Topándome de frente con una pareja, tras escucharles hablar en castellano, he preguntado:
-¿Sois españoles?
-Sí-. Ha dicho la mujer, y ha afirmado con la cabeza el señor .-¿Tú también?
-Sí.
-¿De dónde? Yo soy de Valencia, él de la Coruña.
-De Santander; pero vivo en Tavernes de la Valldigna, en Valencia.
-¡Qué casualidad!
-Sí. Pues al veros, pensé qué erais de Rusia.
-¿De Rusia? Ja, ja, ja.
-Ja, ja, ja-. Ha reído el señor.
-¿Con estos rasgos? Y mi marido siendo tan moreno-. (Son muy morenitos de pelo, sobre todo él).
-Sí hija, sí-. He dicho .-Rusos os hacía yo.
-Ja, ja, ja ¡Si él parece mexicano!
-¡Es verdad! Ja, ja, ja. Cómo tengo la cabeza…

Certificado del Trópico de Capricornio.

A la media hora he bajado con Carlos al puente 6 (ha venido a buscarme cuando ha terminado la rutina en el gimnasio). En el buzón del camarote nos habían dejado el certificado del pase del Trópico de Capricornio.
-¿Ya lo han traído?-. Ha preguntado.
-Eso parece.
-Pues ya tenemos los dos: el de Cáncer y el de Capricornio-. Y como el signo del zodiaco de Carlitines es cáncer y el mío sagitario, he dicho .-Cachis en cuevas que por un mes de diferencia me quedara yo sin trópico.
-Si no te hubieras adelantado al nacer…
-O dejaran de atrasar el reloj en el barco.
-Que tendrá que ver una cosa con la otra Carola. Y hablando de atraso, esta noche se atrasa otra hora. Y ya van diez horas.
-Así me pasa, que por estar atrasada confundo a hombres de rasgos mexicanos con rusos.
-¿Cómo dices?
-“Na”. Cosas mías.

Sábado, 15 de febrero de 2020. Día de navegación. CUANDO ERES MÁS BURRO QUE LOS BURRITOS

Mexicano hecho con frutas.

Como los almuerzos en el buffet son temáticos (no en todo el comedor, solo en un lateral) hoy han puesto comida mexicana.
Y ha sido comiendo cuando le he contado a Carlos que confundí por la mañana a los españoles con rusos:
-Y si primero me dijo la paisana que el marido parecía mexicano, primero me veo almorzando comida del país de los mariachis.
-Y para confraternizar con México te has convertido en una burrita-. Ha dicho Carlitines.
-¿A cuento de qué viene esa burrada?
-A cuento de ver que te has hecho un burrito con una oblea de nachos en vez de hacerlo con la fajita como hace todo hijo de vecino.
-Ah. Ya me parecía a mí que estaba muy duro y rígido el burrito.
-Pues te lo has comido enterito.
-Ya.
-Claro. Porque eres más burra que los burritos.

TEXTO TURÍSTICO CULTURAL QUE CIERRA LA JORNADA

Por la tarde -a babor- navegamos a 18 millas naúticas de distancia del atolón de coral de Muroroa (llamado históricamente Aopuni).
Muroroa es uno de los cinco atolones que componen el archipiélago Tuamotu de la Polinesia Francesa. Es la punta de un volcán extinguido, que se extiende a 3000 metros de profundidad. Su lento hundimiento (un milímetro al año) provocó que gradualmente se formaran corales en aguas poco profundas. En contraposición al crecimiento coralino, la parte emergente se está erosionando.

Domingo, 16 de febrero de 2020.
Nota: cambio de hora. A las tres de la madrugada serán las dos.
Día de navegación. RECOGIDA DE TICKET NUMERADO (PARA BORA BORA Y RAROTONGA)

Si no tienes excursión con Costa para Bora Bora y Rarotonga deberás coger un ticket numerado (uno por día y persona) en la zona central de la balconata de la cubierta 10 a las ocho de la mañana.
El desembarque se hará en lanchas salvavidas.
El reparto de los tickets empieza antes (sobre las 07:20 horas).
Nota: la escala en Rarotonga se canceló.

Domingo, 16 de febrero de 2020. Día de Navegación. HACIENDO AMIGOS

A lo tonto, hemos hecho amistad con una pareja muy maja de Don Benito, un pueblo de Badajoz (en Extremadura). Y hemos acordado hacer juntos una excursión en Rarotonga.
Desayunando los cuatro, charlando de las cosas de la vida y de las cosas del barco, un señor, que estaba sentado solo en la mesa de al lado -comiendo una manzana- ha gritando:
-¡Piano, piano!
-Piano tú-. Ha dicho Carlos.
-Eso, piano tú, o pandereta o ukelele; que aquí el único que está gritando eres tú-. He dicho yo .-Y como el hombre seguía con el ¡Piano, piano! Dando a entender que hablábamos alto, le he dicho .-Mire, el piano métaselo en la boca, cuando se saque la manzana. Y cuando esté en Italia vaya al dentista que debe tener una pieza dental picada porque hasta aquí llega el olor a mierda, y tenemos que jodernos.
-Y si no le gusta, cámbiese de mesa.
Al cuarto de hora el hombre se ha levantado y se ha ido.
-Perdona ¿Podrías venir un momento?-. Le he dicho a una camarera .-Disculpa que te diga hija, pero mira lo que nos acaba de pasar. Y se lo he contado. Entonces la muchacha ha dicho:
-Una de la veces que he pasado por aquí les he escuchado. Y viendo que hablaban con ese hombre he pensado para mí, vaya, por fin ha hecho amigos.
-Qué va. Si nos estaba riñiendo.
-No es la primera vez que lo hace. Ya ha discutido con varias personas. Les aconsejo que vayan a la Recepción y pongan una queja contra él. Al metre le pueden decir, o a mí; pero nosotros no podemos hacer nada, por eso mejor vayan a la Recepción.
-Osea, que ya ha discutido anteriormente.
-Sí, con varias personas. Viaja solo, y siempre está discutiendo y llamando la atención.
-Y solo seguirá-. Ha dicho nuestra amiga.
-Estará “amargao”-. Ha dicho nuestro amigo.
-Necesita una mujer-. Ha dicho la camarera.
-O un hombre-. He dicho yo.
(Risas).
Nada, nada, que siga haciendo amigos.

(MALA EDUCACIÓN)

Y hablando de la gente, ha salido el tema de las formas.
-Cuando no están a codazos, están a empujones. Cuando no te dan un codazo al coger comida, lo hacen al bajar y subir del barco.
-O la emprenden a empujones al ir a hacer una foto para que te quites tú y ponerse ellos-. Ha dicho ella.
-Este barco es tristísimo. Ha dicho Carlos.
-Algunos no se ríen ni aunque les estén matando a cosquillas-. He dicho yo .-Y a nosotros que nos gusta la risa… Mi marido va por el barco con su grito de guerra ¡Bravo “Lliorllio”! Y la gente se gira. Pero como se hace el tonto no saben quién es el del ¡Bravo “Lliorllio”! Decía yo del otro, que llama la atención. Pues este no veas. Ya le he dicho: como te descubran van a pensar que estás pirado. Y nos van a tomar por locos y nos van a bajar del barco. Él dice que le da igual ¿A que sí?
-Hombre claro, voy a estar yo con tristezas.
-Si no la música. Ayer íbamos paseando por la cubierta superior y de los altavoces salía un violín. Yo creo que era el mismo que suena en la película El jovencito Frankenstein. Qué música Jesús, para matar a un muerto.
-La misma de las pompas fúnebres.
-Yo creo que ponen música triste porque lo que quieren es que nos durmamos, o nos pongamos tristes y nos tiremos por la borda. Así ahorrarían en comida, que aquí algunos comen por tres.
(Risas).
-Es verdad-. Ha dicho ella .-Una señora peruana, amiga nuestra, está recogiendo firmas para que la cambien. A ver si ponen canciones alegres.
-No me extraña que esté recogiendo firmas. Ahora, que cambien la música, lo veo complicado.

VÍDEO TITULADO: CANTANDO BAJO LA DUCHA

VÍDEO TITULADO: EL VIOLÍN DE LA MUERTE

Domingo, 16 de febrero de 2020. Día de navegación. QUEMARSE VIVO

Son las once y media (las 21:30 horas en España). Estamos tomando el sol; pega de lo lindo. Estamos negros como tizones. Porque ya no hay caníbales que si no les estamos adelantando el trabajo (nos estamos quemando vivos).

Carlos y Carolina tostados por el sol.

Harta de solanera me he levantado de la tumbona.
Caminando por la pista de jogging me he topado con el matrimonio que creía que eran de Rusia.
-Vaya calor-. Ha dicho la señora.
-Mucho. Vamos a terminar churruscaditos-. He dicho yo.
-Pero tú estabas muy morena. Venías con el moreno.
-Sí. Porque en diciembre mi marido y yo hicimos un crucero de posicionamiento, de Barcelona a Buenos Aires, y estuvimos en Brasil.
-Tú como yo, pasamos por gitanos-. Ha dicho el hombre.
-Pues sí. Mas que mexicano, pasas por gitano. Aunque yo no lo soy, o eso creo. A no ser que al nacer pasara como con la isla Pitcairn, que al inscribirme hubiera un error de cálculo, y en vez de blanca, naciera gitana. Pero no creo.
(Risas).

TEXTO TURÍSTICO CULTURAL QUE CIERRA LA JORNADA

La Polinesia Francesa la ingresan cinco archipiélagos:
-Archipiélago de las Australes.
-Archipiélago Gambier.
-Archipiélago de las Marquesas.
-Archipiélago de la Sociedad.
-Archipiélago de Tuamotu.

Las islas del territorio de ultramar francés de Oceanía son de origen coralino o volcánico.

Tahití se divide en dos porciones de tierra -volcanes extintos- unidas por el istmo Taravao. Las porciones de tierra reciben los nombres de Tahiti Nui (Gran Tahití) y Tahiti Iti (Pequeña Tahití).
Tahiti Nui está al noroeste y Tahit Iti al sureste.

La lengua oficial de la Polinesia Francesa es el francés. También se habla el tahitiano (Reo Tahití) y otros idiomas y/o dialectos polinésicos.
Moneda: franco cfp (franco francés del pacífico). Generalmente aceptan dólares estadounidenses