Escultura representativa de la Vuelta al Mundo del barco Costa Deliziosa. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Miércoles, 12 de febrero de 2020.
Nota: cambio de hora. A las tres de la madrugada serán las dos.
Día de navegación. VIAJANDO NO HAY TÉRMINO MEDIO

Lo tengo más que comprobado. Viajando no hay término medio porque, o no vas al baño, o no sales de él.

Jueves, 13 de febrero de 2020.
Nota: cambio de hora. A las tres de la madrugada serán las dos.
Día de navegación. NOCHE BLANCA, NOCHE DE GALA

Entre las prebendas que brinda la compañía a los VIP está disponer de un albornoz y unas zapatillas (lo encuentras en el armario de la cabina).
Concretamente a mí de poco me sirven. No uso albornoz y las zapatillas, por ser de mala calidad, se rompen con la mirada.
Sin embargo, en esta ocasión, es posible podamos dar salida a las prendas. Porque en el barco algunas noches aconsejan ir con ropa casual y otras proponen noches temáticas. Si tenemos en cuenta que este tramo de la Vuelta al Mundo son treinta noches, qué quieres que te diga, mucha vestimenta es esta. Y ni Carlitines ni yo estamos por la labor de traer maletas cargadas con ropa y calzado. Estamos de vacaciones, y si en el día a día huimos de las complicaciones, aquí dentro ni te cuento.
Esta claro que el mundo es muy diverso y que no todos pensamos igual. Porque algunos han traído varias maletas. Realmente no sé que llevan en ellas (nosotros solo tenemos una, y casi siempre nos sobra una cuarta parte de lo que llevamos porque no nos lo ponemos, o nos deshacemos de ello y/o lo regalamos).
Pero como iba diciendo, no todos pensamos igual. Y para algunos pasajeros las noches temáticas son fundamentales.
Y para ir acorde a la Noche de Gala ocurre algo así:
-Antonia, qué bien vienen ahora los vestidos que compré para la comunión del hijo del primo Rafael y para el bautizo de la nieta de Lola.
-Ya. Y si no, el esmoquin que hubo que hacer a media para ti, Ambrosio, que costó un ojo de la cara, y total “pana”, porque se estaba pudriendo en el trastero. Pero mira tú, quién nos iba a decir que podríamos darles salida.
Y es entonces cuando Antonia y Ambrosio Magdaleno, en las noches de gala del barco, lucen los atuendos cuya misión en la vida era la de acumular polvo.
Pero esta es la visión “pobretona” de las cosas; hay otra: la Noche de Gala de los ricachones. Estos son los que traen maletas con enseres y ropajes para vestir a medio barco. Y te digo yo que de todas, una es exclusiva para corbatas y pajaritas.
Me faltara una tuerca o un par de hervores, pero en serio, no entiendo nada.

Carolina con el albornoz y las zapatillas blancas de Costa.

Loca o tonta, ante todo soy auténtica. Y ya le he dicho a mi marido: a la cena de blanco voy a bajar al restaurante con el albornoz y las zapatillas. Encima, además de ir de blanco, me hacen juego con el pelo, que lo tengo poblado de canas. Si lo tengo yo todo estudiado. Y en la próxima Noche de Gala estoy por presentarme en chándal y deportivas. Como encuentre una marca deportiva que se llame Gala, vamos que si lo hago. Lo saben los negros que lo hago. Y si me miraran los pijos adinerados que van con marcas con nombres como Adolfo o Armani (o sea, de alto postín) les diría toda digna, en pose de maniquí, poniendo morritos como Mick Jagger: qué pasa que tanto miráis. A ver si me he equivocado de noche, con tanta miradita y tanto descaro me estáis haciendo dudar. Y eso que vais de educados y finos ¿Acaso no es esta la Noche de Gala? Pues de Gala voy yo-. Y sacando la etiqueta y mostrándosela, añadiría -. Ay, almas de cántaro, no estáis acorde a los tiempos modernos. Mucha finura pero ha tenido que venir una pueblerina a deciros que en la Noche de Gala se viste de Gala, no de Ágata.

Jueves, 13 de febrero de 2020. Día de navegación. DÁNDOLE VUELTAS A LA VUELTA AL MUNDO

-Carlitines, esto de dar vueltas al mundo me tiene un tanto confundida.
-¿Y eso?
-Estuve pensando acerca de ello. Y he llegado a la conclusión de que algunos están repitiendo la Vuelta al Mundo por compromiso. Les estoy oyendo: uy, el matrimonio de Bilbao que conocimos en la primera vuelta que hicimos llevan tres. Pues nosotros no vamos a ser menos José María.
Y ahí les tienes otra vez. Porque si aquellos llevan tres, estos no van a ser menos. Y hasta que no hagan catorce no van a parar.
-Pues sí que le das tú vueltas a las cosas.

Jueves, 13 de febrero de 2020. Día de navegación. A VUELTAS CON LA HORA

Llevamos ocho horas menos de diferencia horaria respecto a España. Y esta madrugada se atrasa una hora más.
Según navegamos hacia adelante “vamos hacia atrás en el tiempo”. Se nos va a poner la cabeza como un bombo.

TEXTO TURÍSTICO CULTURAL QUE CIERRA LA JORNADA

Esta tarde -con ruta oeste- navegamos a 50 millas naúticas de distancia (a estribor) de la isla Ducie (atolón deshabitado de Islas Pitcairn).
Pitcairn es un archipiélago aislado y pequeño formado por cuatro islas: Ducie, Henderson, Oeno y Pitcairn.
El archipiélago está rodeado de arrecifes de coral y se caracteriza por sus paisajes cinematográficos. Tiene un clima tropical; la temperatura media oscila entre los 18 grados centígrados en agosto (invierno) y 24 grados centígrados en febrero (verano).