Panorámica de la Acrópolis, desde el Templo de Zeus Olímpico. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

A las ocho de la mañana del viernes, 6 de diciembre de 2018, el barco Costa Mediterranea llegó al Pireo (puerto de Atenas).
En esta escala Carlos y yo no llevábamos excursión, pero sí cogimos con la naviera la lanzadera (que en este caso era un autobús grande).
La lanzadera tuvo un coste de 10 euros, por persona, y tardó 15 minutos en dejarnos en la ciudad (junto al Arco de Adriano).

Arco de Adriano. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Nota: era la segunda vez que estábamos en la capital Grecia. La primera vez fuimos con nuestros hijos, Iván y Carlitos en julio de 2014, en el crucero Góndolas Venecianas (barco Grand Celebration de Iberocruceros) y contratamos una excursión, con paradas en el Stadium The Numbers y en el Parlamento, que se centró en la Acrópolis y el museo, más tiempo libre por las inmediaciones para dar un paseo, tomar algo y/o hacer compras.

Carlitos, Iván, Carlos y Carolina en la Acrópolis. Atenas. Grecia.

Como curiosidad, decir que pasamos junto al edificio de la embajada de España.

Sobra decir que en una primera visita a Atenas la entrada a la Acrópolis es imprescindible.
Personalmente, lo que más me gustó fue el Partenón o Templo de Atenea Pártenos y el Teatro de Dionisio.
(No sé a vosotros, pero a mí hay dos tipos de construcciones que me fascinan: los anfiteatros y los castillos).
Nota: cuando viajas en crucero es posible que visites varias veces una misma ciudad. Incluso que el barco te deje en puertos de lugares que ni siquiera sabías que existían.
Y curiosamente -si continúas contratando cruceros- volverás a esos lugares, y la pregunta: ¿dónde está esa isla? Se sustituirá por la exclamación ¡Si la conocemos como la palma de nuestra mano!

EXCURSIÓN LIBRE POR ATENAS

Como ya he dicho el autobús no dejó junto al Arco de Adriano. Y como queríamos ver nuevas cosas, aprovechando que estábamos a un paso de las ruinas del Templo de Zeus Olímpico, entramos para visitarlo.
Precio de la entrada: 6 euros, por persona.

Plano informativo del sitio arqueológico de Olimpeion. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El Templo de Zeus Olímpico es un lugar arqueológico griego, conocido también como Olimpeion, que se localiza a 500 metros, al sureste de la Acrópolis, por lo que hay una panorámica privilegiada de la misma.

Templo de Zeus Olímpico. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La construcción del templo dórico comenzó en el siglo VI a. C. bajo el gobierno de Pisístrato y finalizó en el siglo II d. C. durante el reinado del emperador del imperio romano Publio Elio Adriano.

Templo de Zeus Olímpico. Atenas Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El templo se construyó con mármol pentélico, procedente del monte Pentélico.
Originalmente tenía 104 columnas, de orden corintio, que medían 15 metros de altura. En la actualidad solo conserva 13 columnas.
En las épocas helenística y romana fue el templo más grande de Grecia; y probablemente, el más impresionante de toda la antigüedad.
El emperador Adriano dedicó el templo al dios Zeus Olímpico.
Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Carolina y Carlos en el Templo de Zeus Olímpico. Atenas. Grecia.

Concluido el recorrido por el lugar arqueológico nos adentramos en el parque más importante de la ciudad: el Jardín Nacional de Atenas.
Los jardines se crearon entre los años 1838 – 1840, por orden de la esposa del rey Otón I de Grecia, Amalia de Oldemburgo, con el nombre de Jardines Reales. Y en 1923 fueron abiertos al público con el nombre actual.
Los jardines fueron diseñados por el ingeniero agrónomo alemán Friedrich Schimdt.
Schimdt viajó por el mundo en busca de árboles especiales y plantas exóticas. Desafortunadamente muchas de las especies no soportaron ni sobrevivieron el clima mediterráneo del país.
Asimismo importó patos, pavos reales y tortugas.

Jardín Nacional de Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Paseando por el bello jardín nos topamos con gran cantidad de esculturas y bustos; un estanque pequeño con aves acuáticas, un jardín botánico… Y vimos el Zappeion.

El Zappeion. Jardín Nacional de Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El Zappeion es un edificio de estilo neoclásico, que se utiliza para celebrar conferencias y exposiciones, tanto públicas como privadas.
Frente al Zappeion se extiende un “tapiz de césped verde” que culmina en una hermosa fuente.

PARLAMENTO EN LA PLAZA SÍNTAGMA

En esta segunda visita a Atenas algo que no podíamos dejar de ver es el cambio de guardia.
Como el Jardín Nacional de Atenas queda justo detrás del Antiguo Palacio Real, es decir, del Parlamento, y serían las diez y media de la mañana -para hacer tiempo hasta las once en punto- cruzamos la calle y bajamos a dar una vuelta a la plaza Síntagma.

Parlamento (Plaza Síntagma). Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Plaza Síntagma (Plaza de la Constitución), junto con la calle Ermou y la plaza Monastiraki, son los lugares más concurridos de la ciudad.

CAMBIO DE GUARDIA

Monumento Tumba del Soldado Desconocido (junto al Parlamento). Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En el Parlamento, y delante del monumento Tumba del Soldado Desconocido, se realiza el cambio de guardia por miembros de la Guardia Presidencial (ezvones) que custodian el lugar las 24 horas del día.

Miembro de la Guardia Presidencial junto al monumento Tumba del Soldado Desconocido (Parlamento – Plaza Síntgama). Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El cambio de guardia se realiza cada hora.
Los domingos, a las 11:00 horas, se lleva a cabo un cambio de guardia solemne.
Al ser viernes, Carlos y yo vimos el cambio de guardia menor.
Consejo: si quieres ver el cambio de guardia en primera fila no apures el tiempo, si lo haces lo más que verás serán cabezas de curiosos y turistas.

EZVONES: LOS CABALLOS GRIEGOS

Mientras observábamos los movimientos de las piernas de los ezvones, desfilando y realizando el cambio de guardia en sí, parecía que imitaran los movimientos de las patas del caballo. Porque, en verdad, ¡Los ezvones son “caballos”!
Y la condición de “caballo” queda patente en el histórico y tradicional traje de la Guardia Presidencial.

Como bien se aprecia en las siguientes fotografías -tanto en el cambio de guardia como al desfilar- los pasos de los jóvenes ezvones están perfectamente acompasados.

Miembros de la Guardia Presidencial (ezvones) realizando el cambio de guardia. Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Jóvenes ezvones desfilando. Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Jóvenes ezvones realizando el cambio de guardia. Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Jóvenes ezvones desfilando. Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Jóvenes ezvones realizando el cambio de guardia. Plaza Síntagma. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PARTES DEL TRAJE DE LOS EZVONES Y SU SIGNIFICADO

El traje de los miembros de la Guardia Presidencial presenta una gran simbología.
Los ezvones tienen varios trajes; todos comparten las siguientes partes:

Fez. Boina o sombrero de color rojo del que caen hijos negros.
El rojo representa la sangre de los caídos en la guerra de la independencia de Grecia y el negro hace referencia al luto por las vidas perdidas. Los hilos negros reciben el nombre de “lágrimas de Cristo”.
Fermeli, parte superior del traje. Tienen muchos detalles que representan la historia de Grecia.
Fustanella, parte inferior del traje.
La fustanella es una falda de 30 metros de ancho con 400 pliegues. Cada pliegue representa la liberación del país, por los 400 años de ocupación otomana.
-Mallas o medias de color marfil.
El marfil representa la piel de los muertos, en clara alusión a los que perdieron la vida combatiendo por la patria.
-Zuecos con pompones. El par de zuecos representan las épocas de la revolución.

Los zapatos de los ezvones tienen una herradura con 60 clavos de metal.
La boina y los pompones representan las crines de los caballos.

Finalizado el cambio de guardia nos dirigimos a la calle Ermou, en dirección a la plaza Monastiraki.
La calle Ermou es peatonal y la más popular de la ciudad; mide un kilómetro y medio y está llena de centros comerciales y tiendas donde se venden prendas de marcas internacionales.
Caminando por ella, y en una plaza pequeñita, se encuentra la iglesia ortodoxa de Panaghia Kapnikarea (o Kapnikarea).
La iglesia Kapnikarea, de estilo bizantino, es una de las más antiguas de Atenas. Pudo construirse en el siglo XI, sobre un antiguo templo griego dedicado a una diosa.
El acceso al interior es gratuito. Y tanto por fuera como por dentro la encontré muy bonita.
Como último dato añadir que la iglesia Panaghia Kapnikarea pudo haber sido el katholiko, es decir, la iglesia principal de un monasterio.

Iglesia Panaghia Kapnikare. Calle Ermou. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Continuamos por la calle Ermou y no tardamos en llegar a la plaza Monastiraki y al mercado Athenas Flea Market.
Plaza Monastiraki debe su nombre al pequeño monasterio que gobierna la plaza y es la entrada a barrio peatonal de Plaka (Barrio Viejo o Barrio de los Dioses).

Plaza Monastiraki. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

WELCOME TO THE HISTORICAL DISTRICT OF PLAKA

Barrio de Plaka. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En el animado y antiguo barrio de Plaka -de origen turco- hay gran cantidad de tiendas donde encontrarás de todo, desde libros de segunda mano y ropa alternativa hasta vendedores ambulantes. Tampoco faltan los cafés, los restaurantes donde comer o cenar ni los hoteles.
Al situarse a los pies de la ladera de la Acrópolis da otra visión del complejo arqueológico.
Piérdete por sus laberínticas calles. Independientemente de que te lleves o no un souvenir, visitar el barrio de Plaka, ya de por sí, es un merecido regalo.

Había comenzado a llover; pero ya que estábamos en Plaka no queríamos irnos sin acercarnos a la plaza de Mitrópolis para entrar a ver la catedral de la Anunciación de Santa María o catedral metropolitana de Atenas, conocida popularmente como Mitrópoli (Metrópoli).
La iglesia es ortodoxa, de estilos neoclásico y neobizantino.
Y en ella, el 14 de mayo de 1962, contrajeron matrimonio Sofía de Grecia y Juan Carlos de Borbón y Borbón (reyes eméritos de España).

Tras visitar la catedral de Atenas y hacer fotografías a la fachada y las estatuas de un sacerdote griego y de Constantino XI Paeólogolo -último emperador bizantino-, regresamos la parada donde nos dejó el autobús lanzadera para regresar al puerto del Pireo.

Catedral de la Anunciación de Santa María o catedral metropolitana de Atenas (Mitrópoli). Plaza de Mitrópolis. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Estatua de un sacerdote griego. Plaza de Mitrópolis. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Estatua de Constantino XI Paeólogolo. Plaza de Mitrópolis. Atenas. Grecia. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

De nuevo a bordo del barco sabíamos que nos quedaban cosas por visitar en Atenas, como por ejemplo el barrio de Psiri o subir al mejor mirador de la ciudad, sito en la colina de Licabeto.
Esto y mucho más esperamos poder verlo en posteriores escalas de cruceros u otros viajes a Grecia.

Por Carolina Olivares Rodríguez.