LA CATEDRAL DE JUSTO

LA CATEDRAL DE JUSTO

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El 23 de noviembre de 2021 Carlos y yo fuimos, desde Alcorcón hasta Mejorada del Campo, para ver y visitar la Catedral de Justo.

Y por si a estas alturas, aún quedan personas que desconocen que en la provincia de Madrid se alza esta Catedral, transcribo las palabras acerca de Justo, que podréis leer nada más entrar al lugar (están a la izquierda, en un marco dorado, sobre un atril de madera):

Me llamo Justo Gallego. Nací en Mejorada del Campo el 20 de septiembre de 1925. Desde muy joven sentí una profunda fe cristiana y quise consagrar mi vida al Creador. Por ello, a la edad de 27 años, ingresé en el monasterio de Santa María de la Huerta, en Soria, de donde fui expulsado al enfermar de tuberculosis, por miedo a contagiar al resto de la comunidad. De vuelta en Mejorada y frustrado este primer camino espiritual decidí construir, en un terreno de labranza propiedad de mi familia, una obra que ofrecer a Dios. Poco a poco, valiéndome del patrimonio familiar disponible, fui levantando este edificio. No existen planos del mismo, ni proyecto original. Todo está en mi cabeza. No soy arquitecto, ni albañil, ni tengo ninguna formación relacionada con la construcción. Mi educación más básica quedó interrumpida al estallar la guerra civil. Inspirándome en distintos libros sobre catedrales, castillos y otros edificios, significativos, fui alumbrando el mío propio. Pero mi fuente principal de luz e inspiración ha sido, sobre todo y ante todo, el Evangelio de Cristo. Él es quien me alumbra y conforta y a él ofrezco mi trabajo en gratitud por la vida que me ha otorgado y en penitencia por quienes no siguen su camino.

Llevo cuarenta y dos años trabajando en esta catedral, he llegado a levantarme a las tres y media de la madrugada para empezar la jornada; a excepción de algunas ayudas esporádicas, todo lo he hecho solo, la mayoría de las veces con materiales reciclados… Y no existe fecha prevista para su finalización. Me limito a ofrecer al Señor cada día de trabajo que Él quiera concederme, y a sentirme feliz con lo ya alcanzado. Y así seguiré, hasta el fin de mis días, completando esta obra con la valiosísima ayuda que ustedes me brindan. Sirva todo ello para que Dios quede complacido de nosotros y gocemos juntos de Eterna Gloria a su lado.

Año 2003.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Tras la lectura de esta carta de presentación, queda poco por decir, puesto que Justo ya lo ha dicho todo.

Aunque, como bien se puede leer, desde que se escribió el texto hasta la fecha (otoño de 2021), ha pasado la friolera de 18 años.
Sin embargo, durante todo este tiempo, Justo, ha seguido, día a día, construyendo su obra.

Y ahora que ya no quedan dudas acerca de la Catedral de Mejorada del Campo, conozcamos al autor.
Nota: al igual que el texto anterior, el que sigue, también se encuentra en el interior del edificio.
Transcribir ambos textos para dar cuerpo a este artículo de viaje no tiene ningún mérito.
Mi intención, por tanto, es agrandar, más si cabe, la obra de Justo; construida con un esfuerzo titánico, al que desafortunadamente hay que añadir todas las veces que, comentarios muy desafortunados, le han tildado de loco.
Este hecho negativo es el único, que por mi parte, quiero plasmar.

JUSTO GALLEGO – ARQUITECTO DE FE. HIJO PREDILECTO DE MEJORADA DEL CAMPO

Justo Gallego Martínez nació en Mejorada del Campo el 20 de septiembre de 1925. Pierde a su padre a los 12 años y desde muy joven ayuda a su madre Atanasia trabajando en el campo.
Su educación es interrumpida por la guerra civil. En esa época se nutre de libros de castillos y catedrales. A una edad muy temprana desarrolla una gran fe religiosa.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Con 27 años decide dejar su pueblo y a su familia para ingresar en el monasterio soriano de Santa María de Huerta. A los 35 años cae enfermo de tuberculosis, debe abandonar el monasterio y regresa a Mejorada del Campo.
Promete que, si se cura, construirá una capilla en honor a la Virgen del Pilar. En otoño de 1961 comienza la que será la obra de su vida. De labrador anónimo o artista solidario.
No es arquitecto, no tiene experiencia de constructor. Para Justo es algo innato, un Don. Su guía es el Evangelio de Cristo.
Todo está en su cabeza. No existen planos, ni proyectos. Lo que iba a ser una capilla finalmente se convierte en una Catedral.
Sin apenas ayuda y miles de materiales reciclados, pone en pie un verdadero templo.
24.000 días de trabajo, moviendo 5-6 toneladas al día.
Le llamaron loco. Siempre ha hecho lo que ha querido y ha tenido tanta fuerza que nadie le ha parado.
En 2006 el museo de arte MoMA de Nueva York le dedica una exposición. Solo los artistas con más prestigio del mundo lo han conseguido. Su obra está considerada una de las mejores en la era contemporánea.
Justo Gallego representa la fe de tener un sueño y llegar hasta el final para conseguirlo. Cuenta con la admiración y el respeto de los arquitectos y expertos.
Es el mejoreño universal. Miles de turistas, medios de comunicación y expertos de todo el mundo han viajado a Mejorada del Campo para conocer su obra.

CATEDRAL DE JUSTO, UN LUGAR PARA EL ENCUENTRO

Justo ha dedicado 60 años de su vida a construir “la Catedral de la Fe”.
Comenzó a construirla el 12 de octubre de 1961, Día de Nuestra Señora del Pilar.
La superficie de la Catedral es de 4.700 metros cuadrados.
Medidas: 35 metros de altura (en su punto más alto), 50 metros de longitud (planta central), 20 metros de anchura.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Partes en las que se divide:
Capilla de la Santina de Covadonga.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cripta.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Refectorio.
Claustro.
Baptisterio.
-12 torreones de 60 metros de longitud.
-28 cúpulas. Gran cúpula de 35 metros de altura.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-La Catedral tiene más de 2.000 vidrieras.
Justo Gallego Martínez ha sido pionero en el uso de todo tipo de materiales reciclados, algunos donados por empresas y particulares de su pueblo natal.
Material reciclado utilizado: bidones de plástico, ruedas de neumáticos; diferentes tipos de ladrillos…

HORARIOS DE VISITA

Horarios: los siete días de la semana, desde las nueve de la mañana hasta las siete de la tarde.
Visitar la Catedral de Justo –Casa de Dios, Puerta del Cielo– es gratis.

ÁNGEL LÓPEZ

Aunque Justo ha construido su Catedral sin apenas ayuda, en los últimos 24 años una persona, que ha estado a la sombra, le ha ayudado.
Esa persona es un hombre: se llama Ángel López.

EL PADRE ÁNGEL Y LOS MENSAJEROS DE LA PAZ

La Catedral que hace sesenta años comenzó a construir un labrador, un hombre de fe llamado Justo; un hombre cuya historia protagonizó un anuncio de televisión para la marca de bebida Aquarius; un hombre que, tras ser invitado a la exposición que le dedicó el museo de arte moderno más importante del mundo, declinó la invitación de viajar a Estados Unidos porque tenía mucho que hacer, está recibiendo la ayuda del Padre Ángel.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El Presidente de la fundación Mensajeros de la Paz ha recibido en donación el edificio y ha puesto en marcha un plan para salvarlo.

La Catedral de Justo. Mejorada del Campo. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Ahora, con la ayuda de estos dos “Ángeles”, el sueño de Justo, ver terminada su Catedral, la Catedral de la Virgen del Pilar, va camino de hacerse realidad.

Si quieres ayudar en la construcción de la Catedral de Justo, deja tu donativo en la entrada.

Más formas para contribuir en la Gran Obra:

-Número de cuenta (Banco Santander)
ES59 0049 0001 5224 1010 1010

-www.mensajerosdelapaz.com

-Mail: info@mensajerosdelapaz.com

-Teléfono: (+34) 91.364.39.40.

-Número de teléfono móvil de Ángel López: 619.68.35.94.

HASTA SIEMPRE… JUSTO

El Mensajero de Honor, Justo Gallego, fallecería a los 96 años, el domingo, 28 de noviembre (cinco días después de que mi marido y yo visitáramos su Catedral).

Este artículo es un homenaje a un Gran Hombre.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

CRISTO DE PIEDRA EN ALCARAZ

CRISTO DE PIEDRA EN ALCARAZ

Cristo de Piedra. Alcaraz. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En nuestra última escapada por nuestro sorprendente país (La ManchaEspaña), vimos algo que a mí, personalmente, me dejó… De piedra…
Porque, amigo Sancho: ¿es posible que haya un Cristo en forma de demonio?
Sí. Lo hay.
Está en la provincia de Albacete, comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.
Y está… En algún lugar de mi vida
Está en Alcaraz.

EL CRISTO DE PIEDRA

En una pared exterior de la iglesia de la Santísima Trinidad de Alcaraz se observa un Cristo muy curioso.
El Cristo está esculpido en piedra sobre una ménsula con forma de demonio que vigila la calle.

Letrero informativo del Cristo de Piedra. Alcaraz. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Durante el siglo IX fue muy frecuente entre los beatos mozárabes la representación de demonios. Los pintaban con la boca grande -de oreja a oreja-, en la entrada al infierno, que identificaban con las fauces abiertas de Leviatán.
Nota: Leviatán es un monstruo marino, semejante a un dragón, narrado en la Biblia (libro de Job, capítulo 41).

Según la tradición popular de Alcaraz, las mujeres salían de sus casas para ir a rezar al Cristo de Piedra y le pedían que sus hijos llegaran sanos y salvos del servicio militar.
La persona que hacía la promesa -realizada durante nueve días de rezo-, salía de su casa e iba hasta el Cristo para rezarle una oración. Después regresaba, en silencio, y sin hablar con nadie.
Si ese silencio se rompía, la persona debía regresar al hogar callada. Quizá, por ello, las mujeres salían de las casas muy tarde para evitar cruzarse con otras personas y poder realizar la oración tranquilamente.
Por esta razón, el Cristo de Piedra, recibe más visitas de noche que de día.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO EN ALBACETE

NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO EN ALBACETE

Nacimiento del río Mundo. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La cuarta semana de octubre mi marido Carlos y yo estuvimos unos días en la provincia de Albacete (Castilla-La ManchaEspaña).
Nuestro objetivo, esta vez, era ir a ver el Nacimiento del río Mundo.

El río Mundo, principal afluente del Segura, nace entre los municipios albaceteños de Vianos y Riópar en la Sierra de Alcaraz.

La característica principal del río Mundo es la catarata que se precipita por un farallón de más de 300 metros de altura.
El Nacimiento (catarata), también llamado Los Chorros, se sitúa en un semicírculo rocoso de altas paredes verticales.
El agua de la catarata procede de un acuífero tipo kárstico que produce bruscas variaciones estacionales llamadas surgencias trop plein (del francés, rebosamiento).

ETIMOLOGÍA

El nombre del río no significa que vayas a ver “el nacimiento del mundo”…. Pero, oye, que si te hace ilusión pensarlo… ¡Genial!
Etimológicamente el nombre del río no deriva de la palabra mundo (del latín, mundus), sino de los antónimos de inmundo.
Por tanto, aquí, mundo, equivale a limpio y puro.

¿CUÁNDO ES LA MEJOR ÉPOCA DEL AÑO PARA IR A VER EL NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO?

Cualquiera…
Peeerooooo… Si quieres ver el fenómeno natural conocido popularmente en la zona como “El Reventón”… Ve en los meses primaverales y evita ir en épocas de sequía.

De todos modos, y tras preguntar por “El Reventón” a dos hombres del pueblo, las palabras que obtuvimos por respuesta de uno de ellos fueron:
No hagáis caso a lo que pone en Internet. La gente habla sin saber. No hay una época del año en la que se vea mejor o peor. Para verlo se tienen que dar varias circunstancias: que llueva, que haya viento… Y el factor suerte influye bastante.
Ahora, en otoño, no lo vais a poder ver. No ha llovido nada. Pero aun sin agua merece la pena ir a verlo porque está todo muy bonito.

SENDERISMO AL NACIMIENTO RÍO MUNDO

Nos habíamos alojado en Riópar. Y desde el municipio fuimos en coche hasta el aparcamiento del Puerto del Arenal, ya que ahí es donde comienzan las rutas de senderismo por el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima.

Comienzo de la ruta de senderismo al Nacimiento del río Mundo. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Si no eres amigo de andar puedes ir en coche a la explanada de los chorros (te dejará a poca distancia del Nacimiento del río Mundo).

CARACTERÍSTICAS DE LA RUTA

Señalización al aparcamiento del Puerto del Arenal. Ruta de senderismo al Nacimiento del río Mundo. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Distancia: 7’4 kilómetros (ida y vuelta).
Duración: 2 horas.
Al par de horas hay que añadir el tiempo de permanencia en el Nacimiento.
Desnivel máximo: 110 metros.
Dificultad: baja.

RUTA CIRCULAR EN EL RÍO MUNDO

Ya en el lugar se puede hacer una ruta circular (dura entre 30 y 35 minutos).
La ruta comienza y termina en la explanada de los chorros.

La primera parte del recorrido discurre junto al curso del río.

Chorros del río Mundo. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

A la izquierda, mientras se sube por las escaleras de madera, podrás ver los Chorros del río Mundo.
Algo más arriba (también a la izquierda) se encuentra la pasarela de madera o mirador del Nacimiento, desde el que sí o sí, fotografiarás la catarata.

La ruta continúa. A la derecha se va por un camino, que conduce al final de la misma.
A la izquierda del camino hay un letrero informativo en el que se lee:

I CENTENARIO
1877 1977
AL GUARDA FORESTAL

Como homenaje al trabajo, abnegación y sacrificio de quienes han hecho posible contemplar este paisaje para recreo nuestro y de las generaciones futuras.

Homenaje al Guarda Forestal. Nacimiento del río Mundo. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Este homenaje al Guarda Forestal se ubica en la parte alta de una roca.
Y por lo que pudimos observar, desgraciadamente, nadie repara en él.

Terminada la ruta circular desandamos lo andado.
Ya en el coche, y de nuevo en la carretera, seguimos disfrutando del turismo rural.

Además de visitar Riópar Viejo, y comer de maravilla, nos acercamos a otros pueblos de la provincia.

Panorámica de Riópar Viejo (desde el castillo). Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

De todos los visitados, destaco Molinicos por dos motivos:
-Molinicos tiene la consideración de ser el pueblo más bonito de Castilla-La Mancha.
-En él se rodó la película española Amanece, que no es poco.
Nota: Amanece, que no es poco es una comedia absurda dirigida y escrita por el director, guionista y productor de cine albaceteño José Luis Cuerda.
(La película se estrenó en enero de 1989).

Y con un par de fotografías de Molinicos cierro el artículo viajero.

Molinicos, el pueblo más bonito de Castilla la Mancha.

Mural dedicado a la película Amanece, que no es poco. Museo a cielo abierto. Molinicos. Albacete. Castilla la Mancha. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

PUEBLA DE LA SIERRA: VALLE DE LOS SUEÑOS, LEYENDA DE LA RANA Y SILLA DE MEIRA

PUEBLA DE LA SIERRA: VALLE DE LOS SUEÑOS, LEYENDA DE LA RANA Y SILLA DE MEIRA

Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El último fin de semana de septiembre de 2021, Carlos y yo hicimos una escapada a la Sierra Norte de Madrid.
Y aunque nos alojamos un par de días en Buitrago del Lozoya, la mira -además de en este bonito pueblo medieval madrileño y en otros de los alrededores como El Berrueco, La Hiruela y Cervera de Buitrago, donde estuvimos con mi amiga Carmen-, la tenía puesta en El Valle de los Sueños.

Y ya que he mencionado a mi amiga…
Carmen Benito Nogal contactó conmigo para entrevistarme en el programa de radio (infantil, juvenil) Tentaciones a todo ritmo de la emisora Radio Tentación. A esta entrevista en los estudios de la emisora le siguieron más, como la que me hicieron en el programa Operación Retorno.
A raíz de las entrevistas surgió entre nosotras una relación de amistad.
Al tiempo, a Carmen le comunicaron que tenía un “bicho” dentro de su cuerpo llamado cáncer. Desde entonces lucha contra la enfermedad con esperanza y positividad. Y esa misma positividad la transmite a los demás, en forma de “paraguas de colores“.
Carmen es una buena amiga y mejor persona; una mujer que quiere y se deja querer. En pocas palabras: es un ser humano excepcional.

(Dejo unas fotitos).

Panorámica de Buitrago del Lozoya (desde el mirador del Pinarcillo). Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Carolina en el cerro, mirador natural de Buitrago del Lozoya. Madrid. España.

Plaza de La Picota. El Berrueco. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La Hiruela. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Vista panorámica de Cervera de Buitrago. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Carlos, Carolina y Carmen (selfie). Cervera de Buitrago. Madrid. España.

Embalse de El Atazar. Cervera de Buitrago. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Atardecer en el embalse de El Atazar. Cervera de Buitrago. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El Valle de los Sueños es un museo al aire libre (o parque escultórico) formado, en un principio, por 109 obras realizadas y donadas por treinta y nueve artistas contemporáneos de todo el mundo, que fusiona arte y naturaleza.
A las obras se han ido añadiendo más, incluso conjuntos escultóricos japoneses.

Observando el plano Itinerario Escultórico el Valle de los Sueños la ruta o senda comienza en el centro del pueblo, a escasos metros del Museo de Dibujo, Obra Gráfica y Obra Contemporánea Japonesa. Aunque no tienes por qué comenzarla en ese punto, sino donde quieras.
Nota: en el plano faltan las esculturas 29, 30, 31, 37, 46, 68 y 77. Y algunos datos (nombre y/o numeración) no concuerdan.

Plano Itinerario escultórico el Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

El recorrido solo se puede hacer a pie y no entraña dificultad, pero puede resultar lioso, por no estar indicado.
En cuanto al tiempo, tanto al climatológico como al que marca el reloj, te comento:
-Elige un buen día. No es necesario que haga un sol radiante (si lo hace, mejor que mejor), pero como le dé por llover…
-Recorrer el museo lleva dos horas o dos horas y media.
¡Y AHORA VIENE LO MÁS IMPORTANTE!
Si tienes intención de subir hasta la escultura número 51 (hablaré de ella al final del artículo), hay que sumar una hora más, como mínimo. En este caso sí deberías asegurarte de que no lloviera, más que nada para no despeñarte.

RECORRIDO Y ESCULTURAS EN EL VALLE DE LOS SUEÑOS

Estas son la esculturas que fuimos encontrando y viendo mientras recorríamos el Valle de los Sueños. Desafortunadamente nos dejamos alguna en el tintero. No por falta de interés en querer verlas, si no por lo que he comentado en el apartado anterior (falta de indicaciones).
En un futuro no descarto regresar a Puebla de la Sierra. Porque… Si no descarto hacer un tercer viaje a mi lugar favorito del planeta, Rapa Nui (Isla de Pascua), para hacer la ruta de senderismo al monte y/ o volcán Terevaka… ¿¡Cómo no voy a regresar al Valle de los Sueños para buscar y ver las esculturas pendientes, si lo tengo a un piro de piedra!?

SER INICIAL (número 48).
Escultura de Joaquín Manzano.
Material: acero corten.

Escultura Ser inicial de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

OTOÑO (número 45).
Escultura de José Ignacio López.
Material: acero.

Escultura Otoño de José Ignacio López. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TOROS SIAMESES CON RABOS CORTADOS (número 94).
Escultura de Francisco Sánchez Gil.
Materiales: hierro, plástico, madera y pintura.

Escultura Toros siameses con rabos cortados de Francisco Sánchez Gil. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TORO ENAMORAO DE LA LUNA (número 93).
Escultura de Rafael Picón.
Material: acero corten.

Escultura Toro enamorao de la luna de Rafael Picón. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PECIOS DE SOMBRA (número 86).
Escultura de Ángel Bustamante.
Materiales: acero sobre piedra.

Escultura Pecios de sombra de Ángel Bustamante. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

NIÑO NÓMADA (número 53).
Escultura de Francisco Sánchez Gil.
Materiales: hierro y bronce.

Escultura Niño nómada de Francisco Sánchez Gil. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

IMPULSO (número 54).
Escultura de Ángel Bustamante.
Material: acero.

Escultura Impulso de Ángel Bustamante. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

MÚLTIPLOS (número 76).
Escultura de Álvaro Manén.
Material: acero.

Escultura Múltiplos de Álvaro Manén. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

BOLUTA (número 87).
Escultura de Félix Gala Fernández.
Material: hierro (y soldadura).

Escultura Boluta de Félix Gala Fernández. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS AMANTES DE CADAQUÉS (número 55).
Escultura de Antonia Dávalos.
Material: acero.

Escultura Los amantes de Cadaqués de Antonia Dávalos. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

METÁFORA DEL VIENTO (número 101).
Escultura de Félix Gala Fernández.
Material: acero.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura Metáfora del viento de Félix Gala Fernández. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

HOMBRE NÓMADA O EL JOAN (número 90).
Escultura de Francisco Sánchez Gil.
Materiales: hierro y bronce.

Escultura Hombre nómada o el Joan de Francisco Sánchez Gil. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

NO TE VAYAS (número 109).
Escultura de Alejandro Verdejo.
Material: piedra.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura No te vayas de Alejandro Verdejo. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

IMPERFECCIÓN EDMUNDO ARAY (número 105).
Escultura de Carlos Hernández Alarcón (“Gago”).
Técnica mixta.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura Imperfección Edmundo Aray de Carlos Hernández Alarcón (“Gago”). Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PLURALIDAD (número 99).
Escultura de Teddy Cobeña Loor.
Material: hierro.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Pluralidad Teddy Cobeña Loor. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SOLO EL SILENCIO (número 47).
Escultura de Joaquín Manzano.
Materiales: hierro y madera.

Escultura Solo el silencio de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

BAIX L´ARC (número 56).
Escultura de Moisés Gil.
Materiales: acero y aluminio.
Premio: medalla de oro IV Bienal – 2012.

Escultura Baix L´Arc de Moisés Gil. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

VIENTO DE LA SIERRA (número 6).
Escultura de Xavier Raventós.
Material: acero.

Viento de la sierra de Xavier Raventós. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ACUATICUM (número 75).
Escultura de Martín Sánchez.
Material: acero.

Escultura Acuaticum de Martín Sánchez. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

AVE EN VUELO (número 78).
Escultura de Joaquín Manzano.
Material: hierro.

Escultura Ave en vuelo de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GEA (número 89).
Escultura de Xtóbal.
Materiales: resinas, fibras y metal.

Escultura Gea de Xtóbal. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CRUCIFICADO (número 49).
Escultura de Gonzalo Martín Munuera.
Material: madera de abeto.

Escultura Crucificado de Gonzalo Martín Munuera. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

RESQUICIO POR DONDE SE ESCAPAN LOS SUEÑOS (número 57).
Escultura de Félix Gala Fernández.
Materiales: hierro y acero.

Escultura Resquicio por donde se escapan los sueños de Félix Gala Fernández. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

EL CENTINELA (número 69).
Escultura de María Sol Revenga.
Materiales: madera, alambre y acero.

Escultura El centinela de María Sol Revenga. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

OJO (número 85).
Escultura de Susana Botana.

La artista materializa sus ideas en esculturas porque considera el bulto redondo lo más real y cercano al cuerpo humano, que es con lo que nos movemos en este mundo.

Escultura Ojo de Susana Botana. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

BURKA (número 81).
Escultura de Henrique Prado.
Premio: medalla de oro VI Bienal – 2016.

Escultura Burka de Henrique Prado. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La escultura MAKILA (número 19), obra del escultor José Pablo Arriaga, no está.
Material: madera.
Premio: medalla de plata I Bienal – 2006.

Número 19 Makila. José Pablo Arriaga. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA ESTACIÓN PASAJERA (número 58).
Escultura de Noé Henares.
Materiales: bronce macizo y acero.
Premio: medalla de plata IV Bienal – 2012.

Escultura La estación pasajera de Noé Henares. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

HIPERCUBO (número 44).
Escultura de Ricardo Martín Miguel.
Pasta refractaria.
Premio: medalla de oro III Bienal – 2010.

Escultura Hipercubo de Ricardo Martín Miguel. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ALEGORÍA AL CAMINANTE (número 18).
Escultura de Karfer.
Material: acero.

Escultura Alegoría al caminante de Karfer. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

FLYING II (número 98).
Escultura de Teddy Cobeña Loor.
Material: bronce.
Premio: medalla de plata VII Bienal – 2018.

Escultura Flying II de Teddy Cobeña Loor. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PEZ PÁJARO (número 17).
Escultura de Karfer.
Material: acero.

Escultura Pez pájaro de Karfer. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

MINOTAURO (número 25).
Escultura de Jorge Egea Izquierdo.
Materiales: cerámica y acero.
Premio: medalla de oro II Bienal – 2008.

Escultura Minotauro de Jorge Egea Izquierdo. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CITIUS (número 16).
Escultura de Antonio Garza.
Mixta.

Escultura Citius de Antonio Garza. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TIEMPOS DE ANTAÑO (número 26).
Escultura de BCB.
Materiales: hierro y madera.

Escultura Tiempos de antaño de BCB. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

NACIONALISMOS (número 50).
Escultura de Miguel Ángel Rodríguez.
Material: acero inoxidable (y cerraduras).

Escultura Nacionalismos de Miguel Ángel Rodríguez. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TREBIQUE DE TERTULIA (número 21).
Escultura de Federico Eguía, artista local impulsor del proyecto artístico del Valle de los Sueños.
Material: acero.

Escultura Trebique de tertulia de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

HIPÓTESIS II (número 22).
Escultura de Xavier Raventós.
Materiales: acero y piedra.

Escultura Hipótesis II de Xavier Raventós. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SEN VOZ (número 8).
Escultura de Rafael Nadales.
Materiales: hierro y piedra.

KNOTWILG (número 106).
Escultura de Liliane Katsuki.
Material: acero.

Esculturas (de izquierda a derecha) Knotwilg de Liliane Katsuki y Sen voz de Rafael Nadales. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TIEMPO DE REENCUENTRO (número 23).
Escultura de Ana Pérez Pereda.
Material: acero.

Escultura Tiempo de reencuentro de Ana Pérez Pereda. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA CASA DE LOS PÁJAROS (número 24).
Escultura de Federico Eguía.
Materiales: acero y madera.

Escultura La casa de los pájaros de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

DESDE LA TIERRA Y DESDE EL UNIVERSO (52).
Escultura de Federico Eguía.
Material: acero.

En esta zona del museo del Valle de los Sueños se encuentran varias esculturas japonesas. En la base de Desde la Tierra y desde el Universo hay una placa con el listado de todos los artistas japoneses (179) que participaron en “Wa” art project (octubre 2011).

Desde la Tierra y desde el Universo de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CAMINO DEL UNIVERSO (número 111).
Conjunto escultórico, obra del grupo de artistas Reijinsha. Oxaca (Japón).
Material: acero.

PASEO DE LAS ESTRELLAS (número 79).
Autoría: grupo de artistas Reijinsha y Antoni Flan (2014).
Materiales: hierro y acero.

Conjunto de esculturas Camino del Universo del grupo de artistas Reijinsha y El paseo de las estrellas del grupo de artistas Reijinsha y Antoni Flan. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ESCALERAS AL CIELO (número 80).
Escultura de Antoni Flan y Federico Eguía.
Material: acero.

Escultura Escaleras al cielo de Antoni Flan y Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CAMINO DEL UNIVERSO (número 101).
Conjunto escultórico, obra del grupo de artistas Reijinska.
Material: acero.

Conjunto de esculturas Camino del Universo del grupo de artistas Reijinska. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SUEÑOS (número 84).
Escultura de Joaquín Llorens.
Material: acero.

Escultura Sueños de Joaquín Llorens. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ESTELA (número 27).
Escultura de Lola Santos.
Material: cerámica vidriada.

Escultura Estela de Lola Santos. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CARA CON ARRUGA EN LA FRENTE (número 28).
Escultura de Xavier Raventós.
Material: acero.

ELEVACIÓN (número 74).
Autoría: Colectivo T3.
Material: ferroplast.

Esculturas (de izquierda a derecha) Elevación del Colectivo T3 y Cara con arruga en la frente de Xavier Raventós. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

DONA EMBARASADA (número 70).
Escultura de Xavier Raventós.
Material: acero.

Mi agradecimiento personal al señor Xavier Raventós por su amabilidad y el buen trato recibido, al contactarle vía telefónica, con el fin de cerciorarme que la escultura Dona embarasada es de su autoría, puesto que en el letrerito que acompaña a las obras está deteriorado.

Escultura Dona embarasada de Xavier Raventós. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Carolina Olivares Rodríguez.

1884 (número 32).
Escultura de Federico Eguía.
Materiales: acero y madera.

Escultura 1884 de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ESPACIOS INTERIORES (número 59).
Escultura de Fran y Patxi Lezama Perier.
Material: chapa.

Escultura Espacios interiores de Fran y Patxi Lezama Perier. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ORDEN ESTABLECIDO (número 60).
Escultura de Félix Gala Fernández.
Material: hierro.

Escultura Orden establecido de Félix Gala Fernández. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

DESPEDIDA (número 63).
Escultura de Juan de Dios Sánchez.
Material: bronce.

Escultura Despedida de Juan de Dios Sánchez. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TROYANA (número 33).
Escultura de Juan de Dios Sánchez.
Material: bronce.

Escultura Troyana de Juan de Dios Sánchez. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ANTE LA DUDA (número 34).
Escultura de María José Zanón.
Material: acero.

Escultura Ante la duda de María José Zanón. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LETRAS (número 35).
Escultura de Karfer.
Material: acero.

Escultura Letras de Karfer. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

COYUCA 2 (número 36).
Escultura de José Ignacio López.
Materiales: madera y acero.

Escultura Coyuca 2 de José Ignacio López. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TOXA II (número 83).
Escultura de José Emilio Cobertera.
Materiales: acero corten y fibra de vidrio.

Escultura Toxa II de José Emilio Cobertera. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

EL BUSCADOR (número 61).
Escultura de Iñaki Unanue.
Materiales: hierro y piedra.

Escultura El buscador de Iñaki Unanue. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

REGLAS AFECTADAS XIV (número 40).
Escultura de Perry Oliver.
Material: acero.
Premio: medalla de oro I Bienal – 2006.

Escultura Reglas afectadas XIV de Perry Oliver. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PESADILLAS (número 41).
Escultura de Miguel Ángel Muñoz.

Escultura Pesadillas de Miguel Ángel Muñoz. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

(SIN TÍTULO) (número 62).
Escultura de Perry Oliver.
Material: acero corten.

Escultura (Sin título) de Perry Oliver. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

INVOCACIÓN A SELENE (número 1).
Escultura de Joaquín Manzano.
Material: acero.

Escultura Invocación a Selene de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En el letrerito de esta obra se lee:
Oh, tú, luna
¿no me traerás del sueño,
al amado
para que también yo,
pueda gozar con él?

ALMOHADAS NEGRAS (número 92).
Escultura de Perry Oliver.
Material: hierro oxidado.

Escultura Almohadas negras de Perry Oliver. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA RANA DE LOS DESEOS (número 95).
Escultura de Eduardo Mazariegos.
Material: piedra de Ónix.

Escultura La rana de los deseos de Eduardo Mazariegos. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

La escultura de La rana de los deseos está en la Fuente del pueblo, próxima al Lavadero.
Esta pequeña ranita protagoniza una LEYENDA que dice así:

Cuenta la leyenda que en esta villa, llamada Puebla de Alfavor en tiempos de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, existía un pozo llamado el Pozo de los Suspiros. Y todo aquel que, al acercarse al brocal, escuchaba un suspiro, su deseo se cumplía.
En los tiempos actuales en esta villa, llamada Puebla de la Sierra, el escultor y pintor soriano, Eduardo Mazariegos, sabedor de la leyenda, trajo de Japón -en el lejano Oriente- una pequeña piedra de Ónix. Y tallando en ella una delicada rana, la colocó dentro la Fuente, para que todo aquel que la toque se le cumpla su deseo.

LA BOTA DE CRIS (número 104).
Escultura de José Antonio de la Peña.
Material: bronce.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura La bota de Cris de José Antonio de la Peña. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

UHAITZA (RÍO) (número 4).
Escultura de Ilkhi.
Material: cuarcita.

Escultura Uhaitza (Río) de Ilkhi. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SOSIEGO (número 82).
Escultura de Lola Santos.
Material: bronce.
Premio: medalla de plata VI Bienal – 2016.

Escultura Uhaitza (Río) de Ilkhi. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LIBROS Y SUEÑOS (número 107).
Escultura de Sonia Cardunets.
Material: bronce.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura Libros y sueños VII de Sonia Cardunets. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

EQUILIBRIO (número 42).
Escultura de Xavier Raventós.
Material: acero y piedra.

Escultura Equilibrio de Xavier Raventós. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

EL RELIEVE MUGA III (número 5).
Escultura de Gema Labayén.
Material: piedra.

Escultura El relieve muga III de Gema Labayén. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ENLAZAMIENTO (número 71).
Escultura de Josetxo Santos.
Materiales: acero corten y piedra de Calatorao.
Premio: medalla de oro V Bienal – 2014.

Escultura Enlazamiento de Josetxo Santos. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

FALTA UNA NOTA (número 66).
Escultura de Karfer.
Material: acero corten.

Escultura Falta una nota de Karfer. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Al llegar a la escultura FORTIUS (número 11) comprobamos que la información del letrerito no es correcta y que es idéntica a la de Citius (número 16).

Escultura Fortius. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

THE GIFT (número 97).
Escultura de Anne Cecile Surga.
Material: mármol de Francia.
Premio: medalla de oro VII Bienal – 2018.

PLANO PÉTREO (número 9).
Escultura de Daniel Alonso Pérez.
Material: granito.

TOP MOL (número 10).
Escultura de Antonia Dávalos.
Material: mármol.

ARTEMISA (número 102).
Escultura de Carolina Palmero.
Material: mármol.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Esculturas (de izquierda a derecha) Artemisa de Carolina Palmero, Top model de Antonia Dávalos, Piano pétreo de Daniel Alonso Pérez y The gift de Anne Cecile Surga. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ÁGUILA (número 43).
Escultura de Gonzalo Martín Munuera.
Material: cedro libanés.
Premio: medalla de plata III Bienal – 2010.

Escultura Águila de Gonzalo Martín Munuera. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA FLOR DE LOS SUEÑOS (número 100).
Escultura de Francisco Sánchez Gil.
Material: madera (y técnica mixta).
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura La flor de los sueños de Francisco Sánchez Gil. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

ÁRBOL (número 73).
Escultura de Joaquín Manzano.
Material: hierro.

Escultura Árbol de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

EL AIRE IGNORA QUE HABITÓ TU ESPACIO (número 12).
Escultura de Federico Eguía.
Material: acero.

Escultura El aire ignora que habitó tu espacio de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SERIE ANTROPOLOGÍA ACTUAL XIII (número 2).
Escultura de Juan Luis Molero.
Material: acero.

Escultura Serie antropología actual XIII de Juan Luis Molero. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

PROYECCIÓN (número 108).
Autoría: grupo Entropía.
Materiales: PVC espumado y tubo de cobre.
Premio: medalla de bronce VII Bienal – 2018.

Escultura Proyección del grupo Entropía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

UN RETAZO DE NUBE SOBRE UN SUSPIRO (número 13).
Escultura de Federico Eguía.
Material: acero.

POR LA GRIETA DEL TIEMPO SE VA… (número 14).
Escultura de Federico Eguía.
Material: acero.

DONDE HABITAN LAS ESTRELLAS (número 15).
Escultura de Federico Eguía.
Material: bronce.

Esculturas (de izquierda a derecha) Donde habitan las estrellas, Por la grieta del tiempo se va… y Un retazo de nube para un suspiro de Federico Eguía. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SILLA GIGANTE DE MEIRA 

La escultura número 51 del Valle de los Sueños se llama Silla gigante de Meira.
La silla está bastante retirada y ¡Asentada en lo alto de una montaña!
Carlos y yo no subimos hasta la silla gigante por varias razones.

Escultura Silla gigante de Meira, obra de Xulio Lago y Roberto Brañas. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

Aquel sábado, 25 de septiembre, el cielo amenazaba lluvia. Aparte, no llevábamos calzado adecuado para andar por los montes, como las cabras. Pero vimos la gigantesca silla blanca desde la carretera (eso sí, chiquitina, chiquitina, chiquitina).
Mientras la veía me pregunté el por qué de la ubicación. Y buscando información acerca de ella descubrí que la silla de Puebla de la Sierra es la réplica de una escultura llamada Silla de Meira.

SILLA DE MEIRA

La Silla de Meira apareció misteriosamente, un día del año 2011, en Meira, una villa de la provincia de Lugo en Galicia. La silla, de madera pintada de blanco, es obra de Xulio Lago y Roberto Brañas.
Silla gigante de Meira es algo más alta que la original. Y está hecha de metal, ya que en palabras de sus creadores: es la única forma de que resista al aire libre.

SELENE (número 20).
Escultura de Joaquín Manzano.
Material: acero.

Escultura Selene de Joaquín Manzano. Valle de los Sueños. Puebla de la Sierra. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Y tras la fotografía de la escultura, que lleva el nombre romano de la luna, pongo el punto final al artículo viajero, no sin antes, animaros a que visitéis este singular rinconcito madrileño.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

ARAGÓN: ALGUNAS LEYENDAS, Y COSAS Y LUGARES BONITOS

ARAGÓN: ALGUNAS LEYENDAS, Y COSAS Y LUGARES BONITOS

Huesca Ciudad de Leyendas. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En julio de 2021, Carlos y yo hicimos un viaje por la provincia española de Aragón.
En nuestro intenso recorrido por las tres provincias –Zaragoza, Huesca y Teruel– visitamos los monasterios de San Juan de la Peña.
Los monasterios forman parte del Parque Cultural de San Juan de la Peña. La visita es un modo excepcional para comprender los orígenes del Reino y la corona de Aragón.

Carlos yendo al Monasterio Nuevo. Parque Cultural de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

No hay que olvidar las dos joyas románicas, sitas en el municipio de Santa Cruz de la Serós, cuya estampa me pareció sacada de un cuento de fantasía.

Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Iglesia San Caprasio (pequeña iglesia medieval).

Carlos junto a la Iglesia San Caprasio. Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Iglesia de Santa María (antigua abadía medieval).

Iglesia o Monasterio de Santa María. Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LEYENDAS OSCENSES

Visitando los monasterios de San Juan de la Peña –Real Monasterio S. XI-XII y Monasterio Nuevo S: XVII- descubrimos dos leyendas.

LEYENDA DEL REAL MONASTERIO DE SAN JUAN DE LA PEÑA (MONASTERIO VIEJO)

Cuenta la leyenda que un joven zaragozano llamado Voto se encontraba cazando por los montes cuando vio un ciervo. Persiguiendo de forma precipitada al animal, su caballo se desbocó. Y tras una larga carrera, el ciervo se despeño, cayendo al abismo.

Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Voto, asustado por correr la misma suerte que el ciervo, se encomendó a San Juan Bautista. Entonces su caballo se detuvo al borde del precipicio.
El joven y su caballo descendieron suavemente. En el fondo, y en una cueva, yacía el ciervo despeñado y el cadáver incorrupto de un ermitaño, Juan de Atarés, quien había dedicado una capilla a San Juan.
Impactado y convencido de que aquello era un milagro se fue a Zaragoza. Y le contó a su hermano Félix lo sucedido.

Los hermanos, tras vender todos sus bienes, se trasladaron al lugar donde se fundó el Monasterio Viejo para hacer vida eremita, tal y como hizo el santo.

LEYENDA MEDIEVAL DEL SANTO GRIAL

El Santo Grial es el Vaso Sagrado que José de Arimatea usó para recoger la sangre de Jesús de Nazaret en el viacrucis (Calvario) y en el Santo Sepulcro. También se usó en la Última Cena.

Monasterio Nuevo. Parque Cultural de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Según la tradición medieval hacia el año 258 el Papa Sixto II, a las puertas de su martirio, encomendó el Santo Grial a su diácono San Lorenzo, quien lo envió a Huesca, su ciudad natal.

Santo Grial en el Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Siglos más tarde, y para proteger la reliquia de las campañas musulmanas, el obispo Auduberto la escondió en la cueva donde Voto (joven cazador zaragozano) halló el cuerpo sin vida de Juan de Atarés.
Durante siglos, al mítico lugar donde se fundó el Real Monasterio de San Juan de la Peña, llegaron numerosos visitantes, ansiosos por contemplar la reliquia más importante de la cristiandad.

COSAS Y LUGARES BONITOS

Este segundo apartado es una galería de fotos (algunas con explicaciones).
Las fotos son de algunas de las cosas y lugares que más me han gustado de esta escapada por nuestro bello país.

ZARAGOZA

MONASTERIO DE PIEDRA – PARQUE JARDÍN HISTÓRICO: LA MAGIA DEL AGUA
El parque es como un paraje de duendes y hadas. Recorriéndolo encontramos:

CASCADA BAÑO DE DIANA

El río Piedra se divide en tres brazos. El brazo central abastece la cascada Baño de Diana.

Cascada Baño de Diana. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LAGO DE LOS PATOS

Lago de los Patos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA SOLITARIA

Cascada Solitaria. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA TRINIDAD

La cascada recibe el nombre de Trinidad por los tres planos diferentes que tiene la caída del agua.

Cascada Trinidad. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GRUTA DEL ARTISTA

En la parte alta, y a la derecha, de la roca de la gruta del Artista se lee la frase del poeta bengalí Rabindranath Tagore:
No es el martillo el que deja perfectos los guijarros, sino el agua con su danza y su canción.

Gruta del Artista. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA DE LA CAPRICHOSA

Cascada de La Caprichosa. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS VADILLOS

Los Vadillos o “Argálides”, es un remanso apacible para descansar.
Los Argálides lo forman un grupo de terrazas escalonadas, por las cuales discurre el río Piedra.

Los Vadillos (o Argálides). Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS FRESNOS ALTOS

Los Fresnos Altos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS FRESNOS BAJOS

Los Fresnos Bajos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA IRIS

La cascada Iris tiene una altura de 16 metros y una longitud de 27 metros.
Observándola apreciamos como la acción erosiva del agua ha creado formas caprichosas.

Cascada Iris. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA SOMBRÍA

La cascada Sombría tiene una altura de 12 metros. Y tal y como indica su nombre se encuentra en un lugar sombrío, alejado de la luz solar.
Por esta cascada caen aguas cristalinas y frescas.

Cascada Sombría. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GRUTA IRIS

La gruta Iris fue descubierta en 1860 por el escritor y poeta español Juan Federico Muntadas Jornet, quien fue conocido, precisamente, por ser el artífice del Parque Natural del Monasterio de Piedra.

Gruta Iris. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

FUENTE DE LOS SALMONES

Fuente de Los Salmones. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA COLA DE CABALLO

La cascada Cola de Caballo tiene unos 53 metros de altura. Justo debajo (y tras su “cola”) se asienta la gruta Iris.
En 1816 el escritor, político y viajero francés Alexandre de Laborde la llamó “Cola Blanca de Caballo”.
Cola de Caballo es la cascada más espectacular del Parque Monasterio de Piedra.

Cascada Cola de Caballo. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LAGO DEL ESPEJO

Lago del Espejo. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA DE LOS CHORREADEROS

Cascada de los Chorreaderos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

HUESCA

-Miniaturas en el Museo de Historia. Ciudadela de Jaca.

Miniaturas en el Museo de Historia. Ciudadela de Jaca. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

Huesca: la Ciudad de las Niñas y los Niños.

Huesca: la Ciudad de las Niñas y los Niños. Parque del Encuentro. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Monumento Homenaje al mulo en montaña en la rotonda próxima al puente de San Miguel.
La escultura es de piedra y el pedestal de hierro.
La obra fue promovida y financiada por el Gobierno Militar de Huesca, que la donó a la ciudad en 1987.

Monumento Homenaje al mulo en montaña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Dibujo Pío y Pío en la calle Desengaño.

Dibujo Pío y Pío. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Antiguo Depósito de Agua (dentro del Mercado Medieval) visto desde el paseo reconstruido de la muralla árabe de Huesca. Desde este punto hay unas vistas inmejorables.
(Y desde el punto más alto del parque Mártires de la Libertad también).

Antiguo Depósito de Agua. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Gigantes y Cabezudos (interior del Ayuntamiento).

Gigantes (interior del Ayuntamiento). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cabezudos (interior del Ayuntamiento). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Plaza dedicada al director de cine aragonés Luis Buñuel.
Nota: en la exposición de arte en el claustro del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña se podían ver varias pinturas. La primera que yo vi es un autorretrato de Buñuel.

Plaza de Luis Buñuel. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Luis Buñuel. Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Biblioteca infantil Casita BlancanievesHuesca a Walt Disney, escultura Las Pajaritas del artista oscense Ramón Acín y Árbol del Amor (o Árbol de Judas ya que según una antigua leyenda el discípulo se ahorcó en uno como este). Parque municipal Miguel Servet, el Pulmón Verde de Huesca.
Nota: Las Pajaritas es uno de los símbolos de la ciudad de Huesca.

Biblioteca infantil Casita Blancanieves. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Biblioteca infantil Casita Blancanieves – Huesca a Walt Disney. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Las Pajaritas. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Árbol del Amor (o Árbol de Judas). Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Parque de las Olas.
El parque infantil tiene 49 montículos (los conté). Y pensé: vaya, como el número de años que tengo yo.
Los montículos imitan las olas del mar.

Los Mallos de Riglos.

Panorámica de los Mallos de Riglos, desde el mirador Reino de los Mallos. Quebrada de Gállego. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Loarre.

Castillo de Loarre. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TERUEL

Fuente del Torico (Plaza del Torico).
El pequeño toro que corona la fuente es el símbolo de la ciudad de Teruel.
Otro símbolo de Teruel es la estrella.

Fuente del Torico (Plaza del Torico). Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Hermanamiento entre Teruel y Playa de Aro.
En la plaza Playa de Aro se encuentra una escultura que representa el hermanamiento de los municipios. La gaviota simboliza al municipio gerundense (Platja d´Aro) y las manos son una réplica de las de los Amantes de Teruel. Los dos aros entrelazados simbolizan el compromiso.
La escultura es obra de Manuel Cañavate.

Escultura Hermanamiento de Teruel y Playa de Aro. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SIERRA DE ALBARRACÍN

-Cascada de Calomarde.

Cascada de Calomarde. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Nacimiento del Tajo, el río más largo de la península ibérica.

Nacimiento del río Tajo. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Vista del castillo de Santa Croche (desde la carretera).

Castillo de Santa Croche. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Panorámicas del pueblo medieval de Albarracín, uno de los más bonitos de España.
Conjunto Histórico Artístico. Premio “Europa Nostra”.

Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

MÁS LEYENDAS

El tercer, y último apartado, recoge tres leyendas aragonesas.

LA DOLORES: LEYENDA Y REALIDAD (CALATAYUD – ZARAGOZA)

LA LEYENDA DE LA DOLORES

Según la leyenda La Dolores fue una moza honesta, ingenua y caritativa que trabajaba sirviendo en un mesón de Calatayud.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En Daroca, la muchacha es seducida por un barbero juerguista y mujeriego llamado Melchor, quien la abandona para irse a Calatayud. Dolores, por estar enamorada de él y para exigirle que repare su honra, va tras sus pasos. Pero el barbero, en respuesta, se burla de ella, y la rechaza para casarse con la hija de un rico labrador.
Ante esto, Dolores busca un hombre que la defienda y vengue los agravios y la deshonra.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Al tiempo que es seducida por Melchor, la pretenden un mercader ricachón, Patricio, y un sargento dicharachero y petulante, Rojas. Y lázaro, el seminarista sobrino de Gaspara, la mesonera, se enamora locamente de Dolores.
Y por estar locamente enamorado, Lázaro sufre mucho cuando Dolores es mancillada por el barbero.
En una lucha final que sostienen el seminarista y Melchor, este muere al recibir, de manos de Lázaro, una puñalada en el corazón.

LA REALIDAD

María Dolores Peinador Narvión fue una bella y elegante mujer, que nació en Calatayud el 13 de mayo de 1819. Su padre, Don Blas Peinador, fue un apuesto teniente de los Reales Ejércitos, abogado de la Audiencia y de los Reales Consejos. Su madre, Doña Delfina Manuela Narvión, pertenecía a una distinguida familia bilbilitana.

En 1825 el padre de Dolores es nombrado Alcalde-Mayor de Daroca. Dos años más tarde , y en la misma ciudad, falleció Doña Delfina Manuela, dejando una cuantiosa herencia a sus tres hijos, Dolores, Casiano y Amalia, los cuales no tenían una relación cordial.

Tras enviudar, Don Blas volvió a casarse. Hombre despreocupado y egoísta, se negó a entregar a sus descendientes la herencia que les correspondía, por parte de la madre.
Dolores, sintiéndose engañada por su padre y sin medios para subsistir, se casó con el primer hombre que la pretendió, un ex teniente granadino, ambicioso y libertino llamado Esteban Tovar.
La boda se celebró en Zaragoza.
Ella tenía veinte años, el novio era cinco años mayor.

Desde que se casaron y hasta mediados del siglo XIX el matrimonio vivió en Calatayud -patria chica de Dolores- y alternaron con lo mejor de la buena sociedad bilbilitana.
Tovar ejerció como secretario del Ayuntamiento y tuvieron cuatro hijos: Enrique, Amalia, Manuel y Emilia Cruz.

El matrimonio gozaba de la máxima categoría social. Pero debido a los interminables litigios que Dolores mantenía con el padre, gastaron una parte importante de su patrimonio. Y en la familia surgieron las necesidades y preocupaciones.

Poco a poco, Esteban Tovar se fue alejando de su mujer.
Dolores, al sentirse abandonada por su marido, tuvo un periodo de desazón.
Fue en esta época de su vida cuando surgieron las murmuraciones. Y alguien inventó la famosa copla que se fue expandiendo y originó la fama (o mala fama) de La Dolores. Pero… Ante los desprecios y el desorden conyugal; la ausencia y la soledad… ¿Fue Dolores una mujer adultera?

Fueron las habladurías y miradas del vecindario las que llevaron a Dolores a enfrentarse al marido.
Y el matrimonio, finalmente, abandonó Calatayud para siempre y se marchó con sus hijos a Madrid.

En 1850 alquilaron un piso en la calle de la Ballesta, en el centro de Madrid.
Con los años la céntrica calle madrileña se llenó de bares de copas y fue un famoso lugar de prostitución.
También vivieron en las calles de la Cruz Verde y de los Jardines. Y en Madrid nacieron dos hijos más: Esteban y Casilda Enriqueta.

Dolores enviudó.
Los últimos años de su vida los pasó sirviendo en el palacio de los Marqueses de Altamira (Palacio del Conde de Altamira o Palacio de Altamira), sito en el número 8 de la calle Flor Alta de Madrid, donde murió el 12 de agosto de 1894, a los sesenta y cinco años.
Dolores Peinador Narvión fue enterrada en una tumba de caridad en el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena.

ORIGEN DE LA COPLA

El origen de la copla de La Dolores no está claro. Unos dicen que es una copla anónima, otros que la compuso Melchor una noche de ronda, otros que la cantaba un ciego…

Lo que sí está claro es que, paulatinamente, Dolores se fue transformando en lo que conocemos en nuestros días: el mito universal de Calatayud.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA LEYENDA DEL RUEJO (DAROCA – ZARAGOZA)

Cuenta la leyenda que el día de San Buenaventura, en junio de 1575, una fuerte tormenta provocó una gran avenida de agua. La ciudad de Daroca ocupa el fondo de un barranco conocido como rambla Fondonera, que constituye la única salida natural de una cueva que recoge las aguas del Campo de Romanos y el Valle de Jiloca (aguas que en épocas de tormentas ocasionaban grandes riadas que causaban cuantiosos daños). La fuerza de las aguas provocada por la tormenta cerró la Puerta Baja y Daroca se vio amenazada por ellas. En el momento más crítico una rueda de molino (o ruejo) que bajaba con fuerza por la calle Mayor golpeó violentamente las puertas, que se abrieron y salvaron a la ciudad de una terrible inundación.
La rueda de molino se colocó en el número 136 de la citada calle, frente a un oratorio dedicado a San Buenaventura.
Posteriormente el ruejo se trasladó a la entrada del paseo de la Constitución.

Ruejo (o rueda de molino). Paseo de la Constitución. Daroca. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA LEYENDA DE LOS AMANTES DE TERUEL

Teruel, Ciudad del Amor, es testigo de una historia de “Amor Eterno”.

La leyenda de los Amantes de Teruel cuenta la historia de amor de dos jóvenes: Juan Diego de Marcilla e Isabel de Segura.

Los Amantes de Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Según una antigua tradición -contada de forma oral y posteriormente documentada- a principios del siglo XIII, en la ciudad de Teruel, viven los jóvenes, cuya amistad (a edad temprana) se convierte en amor.
Ella es una bella muchacha de familia noble. Él es un muchacho honrado y de buenas prendas; y el hijo pequeño de una familia humilde.

Diego e Isabel están profundamente enamorados y desean casarse. Pero el deseo mutuo de los jóvenes turolenses no podrá hacerse realidad.
Por carecer de bienes y fortuna, Diego es rechazado por la familia de Isabel. Además, Isabel, sin la aprobación de su padre, jamás se casará con él.
Al ser rechazado por el padre, por el único motivo de no disponer de hacienda, Diego parte a la guerra en tierras valencianas para enriquecerse. Antes, él le promete a Isabel que en el plazo de cinco años volverá y se casarán. E isabel le promete que le esperará.

Los años pasan. El padre de Isabel la presiona para que se case con Pedro Fernández de Azagra, hermano del señor de Albarracín. Sin embargo ella evita el matrimonio, diciéndole que aún no puede casarse, por haber hecho voto de virginidad hasta los veinte años.

El tiempo de espera prometido ha expirado…
Diego no compadece. Los rumores de que ha muerto en batalla hacen que Isabel le dé por muerto…
Pero la realidad es otra.
En la guerra Diego ha ganado cien mil sueldos, y sufrido, también, mil contratiempos, que le han impedido llegar a Teruel en el plazo previsto.

Isabel, obligada por su padre, contrae matrimonio con Pedro Fernández de Azagra. Ese mismo día Diego regresa a Teruel, rico y victorioso.
En la ciudad tocan campanas de boda. La novia es Isabel; y él siente que la ha perdido…

Esa misma noche, Diego -sin ser visto-, logra entrar en la recámara de los esposos. Y tras despertar dulcemente a Isabel, le pide que le dé un último beso: bésame, que me muero.

Los Amantes de Teruel (Mausoleo de los Amantes). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Las manos de los Amantes de Teruel (Mausoleo de los Amantes). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Pero el beso que le pide es un beso imposible. Porque aunque Isabel desea más que nada en el mundo dárselo, no puede por estar casada con otro hombre. Y muy dolida le responde: quiera Dios que yo falte a mi marido; por la pasión de Jesucristo os suplico que busquéis a otra, que de mí no hagáis cuenta, pues si a Dios no ha complacido, tampoco me complace a mí.
Ante las palabras de Isabel, Diego le pide por segunda vez: bésame, que me muero. Pero Isabel le niega el beso y Diego, tras un suspiro, cae muerto de dolor.

Isabel, que le ve como si fuera de día pues en la alcoba hay una gran luz, temerosa, despierta al marido, con el pretexto de que sus ronquidos no le dejan dormir. Y le pide que le cuente algo para que se le quite el miedo. El marido le cuenta una burla. Entonces ella le dice que le quiere contar otra. Y le cuenta lo sucedido.
¡Malvada! Exclama el marido. ¿Por qué no le has besado? Porque no quería faltarte a ti, contesta Isabel.
Ciertamente eres digna de admiración, dice él. Y alterado, y sin saber qué hacer, añade: si la gente se entera que ha muerto en mi casa, creerán que le he matado yo y me veré en gran apuro. Por lo que ambos le llevan a casa del padre de Isabel. Y al hacerlo ponen tanto esmero que nadie les oye ni ve.
Mientras, a Isabel le invade un pensamiento: cuánto la quería Diego, cuánto había hecho por ella; y por no querer besarle ha muerto…

Al día siguiente tocan campanas de funeral. Una mujer enlutada entra en la iglesia de San Pedro, avanza entre la muchedumbre hasta el féretro…
La mujer es Isabel.
Diego está amortajado.
Isabel, retirándose el velo y quitándole la mortaja, da al difunto el beso que le ha negado en vida.

Pintura El amor nuevo de Jorge Gay (Mausoleo de los Amantes). Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Y cae muerta de pena y amor junto a él.

Los Amantes de Teruel (Escultura en el Jardín). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Los Amantes de Teruel (Escalinata). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cuando la gente se acerca al féretro comprueban que la mujer que yace muerta sobre Diego es Isabel.
El marido les cuenta a todos lo que su esposa, previamente, le ha contado. Es entonces cuando todos comprenden el profundo amor que une a los dos jóvenes. Y acuerdan enterrarles en la misma sepultura para que estén juntos para siempre.

Los Amantes de Teruel inspiraron la canción Luna de miel.
La canción fue versionada por la banda de rock británica The Beatles, bajo el título The Honeymoon.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

LA ABUELA ROCKERA DE VALLECAS

LA ABUELA ROCKERA DE VALLECAS

Busto de bronce a Ángeles Rodríguez Hidalgo, la Abuela Rockera. Vallecas. Madrid. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Siempre que vengo a Madrid, que es casi todos los meses, aprovecho para hacer turismo y/o veo cosas que no aparecen en las guías turísticas oficiales.
Una de esas cosas que no encontrarás marcado como punto turístico es el busto de bronce a Ángeles Rodríguez Hidalgo.

Ángeles Rodríguez Hidalgo (1900-1993), no fue un personaje histórico, sino una mujer normal y corriente, una ama de casa que vivió en Vallecas.
Nacida en Argentina, se crió en España, en la ciudad andaluza de Sevilla.
En la ciudad hispalense se casó a los 23 años.
Fue madre de cinco hijos y enviudó a los 41 años, en Madrid (su esposo murió a causa de la tuberculosis que azotaba la ciudad).
Para sacar a sus hijos adelante trabajó en la asistencia de la Caja Postal, hasta la jubilación.

Antes de llegar a los 70 años la música que la mujer había escuchado eran la copla y las sevillanas. Pero su vida dio un giro importante cuando uno de sus nietos, Pol Morollón Gómez, le pidió que le acompañara a un concierto de heavy metal.
Acudir al concierto despertó su vena rockera y quedó enganchada a la batería y a las guitarras eléctricas del rock y del sonido metalero, marcándole especialmente Miguel Ríos y Rosendo. Aunque no por ello a esta argentina -española, con acento andaluz, dejaron de gustarle Marifé de Triana y la cantaora La Niña de los Peines.

La abuelita comenzó a vestirse con una chupa de cuero y una gorra militar, y descubrió las motos de gran cilindrada. Y asistió -en primera fila- a los conciertos que la banda de hard rock británica-australiana AC/DC dio en Madrid. Tampoco faltó a los eventos y festivales de rock duro que se celebraron en la capital, hasta que la sordera que padecía, provocada por pegarse al bafle en los conciertos de bandas españolas de la talla de Barón Rojo, Barricada o Leño, fue el freno que le impidió seguir acudiendo a ellos.

FAMA Y APARICIÓN EN MÉDIOS DE COMUNICACIÓN

A Ángeles la fama le llegó tardía, en la década de los años 80.

Toca Madera de Panzer.

Su debut en los medios vino de la mano del periodista malagueño Paco Pérez Bryan, quien dirigía y presentaba el programa musical nocturno El Búho en Radio Juvenil de Madrid. Allí todos la conocían como la “Abuela del Búho”, la que presentaba a los “Isidisi”.
En El Búho conoció a Ramoncín, apodado como El Rey del pollo frito, y a Luz Casal (cantante y pareja de Pérez Bryan).
La madrugada de los martes colaboraba en La radio de las sábanas blancas en Radio Cinco, espacio nocturno dirigido y presentado por José Manuel Parada.
También fue protagonista en varios programas de televisión. El programa Vivir cada día de Televisión Española del periodista español José Luis Rodríguez Puértolas le dedicó un episodio, que se emitió en 1985.
Fue portada de Toca Madera, tercer disco de estudio del grupo español de heavy metal Panzer.
El álbum se publicó en 1985.
A partir de 1989 tuvo una sección semanal, “La Abuela Consulta”, en la revista Heavy Rock.

La Abuela Rockera se encuentra en un lateral de la avenida Peña Gorbea, dando la espalda al Centro Municipal de Mayores Casa del Bulevar número 22 en Puente de Vallecas (distrito número 13 de la ciudad madrileña)… ¿Centro de Mayores? ¡Qué ironía!

En el pedestal del busto se lee:

                                                                  ADIÓS ABUELA           AMIGA ROCKERA
                                                                           SOLO EL TIEMPO NOS SEPARA 

El busto es obra de la escultora Carmen Jorba, quien reprodujo la fotografía que figura en la tapa del disco Toca Madera. En él podemos ver a la abuela con indumentaria rockera, haciendo el gesto conocido como “maloik” o “mano cornuta”, típico del mundillo del rock, sobre todo en el Heavy Metal y el Hard Rock.

El monumento se inauguró el 16 de mayo de 1994, siendo alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano.

Años más tarde (2015) el busto fue objeto de actos vandálicos ya que uno o varios desaprensivos arrancaron los dedos índice y meñique de su mano derecha.
A posteriori la mano fue reparada.

CONCIERTO EN LA SALA CANCILLER PARA RECAUDAR FONDOS

La vida de la abuela Ángeles se apagó el 8 de diciembre de 1993, tras sufrir una insuficiencia respiratoria y cardíaca, en el hospital madrileño de La Princesa.
Sin embargo, y como reza en el pedestal, “solo el tiempo nos separa” porque LOS VIEJOS ROQUEROS NUNCA MUEREN.

El 25 de mayo de 1994 se celebró un concierto de música en La Sala Canciller (“la Canci” para los asiduos), el tempo del Rock en Madrid, con el único objetivo de recaudar fondos para poder realizar el busto dedicado a Ángeles Rodríguez Hidalgo, la Abuela Rockera.
Los grupos que participaron en el concierto fueron: Asfalto, Esturión, Ñu, Sobredosis, y miembros de formaciones desaparecidas.
El dinero que faltaba lo aportaron la extinta tienda de discos Madrid Rock y el artista y fotógrafo musical Mario Scasso, amigo personal de La Abuela.

El busto de Ángeles Rodríguez Hidalgo es el primer homenaje de bronce que se ha hecho en España a una personalidad de la cultura popular.

Como última curiosidad decir que la escultura de la querida y entrañable rockera se encuentra en una zona del barrio vallecano repleta de lo que ella misma fue, de inmigrantes, rodeada de locales en los que el género musical que predomina no es ni el rock ni el heavy, sino el reggaetón.

Para terminar solo me queda decir: viva Vallekas… ¡Y el Rock!

Por Carolina Olivares Rodríguez.