Carátula de la película Bohemian Rapsody.

Bohemian Rhapsody es un biopic de la banda de rock británica Queen.
La película -de género dramático- se centra en la figura del cantante y líder del cuartero musical: Freddie Mercury.
En 1970 un joven británico de origen parsi e indio llamado Farrokh Bulsara, que compagina sus estudios trabajando en el Aeropuerto Internacional Londres – Heathrow transportando equipajes, tras ver actuar en un club nocturno al grupo local Smile conoce a Brian May y a Roger Taylor (guitarrista y baterista respectivamente de Smile).
El grupo acaba de quedarse sin bajista y vocalista, y Farrokh se ofrece para sustituirle.
Es entonces cuando acontece el primer momento clave de la película ya que tras el ofrecimiento oye como Roger hace un comentario burlesco de un rasgo que le caracterizaba: sus dientes sobresaliendo de la boca.
Ante las desafortunadas palabras, Farrokh, en vez de guardar silencio, opta por lo contrario. Y aprovecha la ocasión para demostrarles su potencial vocal.
La voz del joven es impresionante, y los dos componentes de Smile aceptan el ofrecimiento.
Ahora la formación musical, a la que se ha unido también el bajista John Deacon, se llama Queen y toca en pueblos de Inglaterra.
Farrokh ha cambiado su nombre -incluso en su documento de identidad- y ha pasado a llamarse Freddie Mercury (Freddie para el entorno amistoso y familiar).
Sin embargo Queen ha nacido para llegar más lejos, muchísimo más lejos.
Aunque la película no se ajusta del todo a la realidad, para alguien que como yo tiene la discografía completa de Queen -incluidos los dos elepés en solitario del cantante- sí merece ser vista.

QUEEN Y SUS “DIENTES CHUECOS”

Desde siempre Farrokh Bulsara tuvo que sufrir constantes burlas hacia sus dientes. En la infancia le apodaron como “Bucky“, cuya traducción viene a ser “Desagradable” y le decían buck teeth (dientes chuecos o desagradables).
Y algo más, por ser afeminado, ya de niño y en la escuela, le llamaban Queen (Reina).
A Farrokh Bulsara le habían salido cuatro incisivos en la parte superior de la boca que fueron los responsables de empujar y desplazar a los frontales.
Aun acomplejado, Freddie Mercury de ningún modo quiso corregir su defecto dental para no modificar su registro vocal (gama sonora superior a las cuatro octavas).
Su voz era única e irrepetible y no quiso ponerla en riesgo.

RAMI MALEK PROTAGONIZANDO AL DIVO

Rami Malek. Fotograma de la película Bohemian Rhapsody.

En Bohemian Rapsody el papel de Freddie Mercury es interpretado por el actor estadounidense Rami Malek. Desde el principio lo tuvo claro, él interpretaría al artista. Porque no buscaban a un hombre que se pareciera físicamente a Farrokh Bulsara: lo que necesitaban era que alguien se convirtiera y fuese Freddie Mercury. Cuando el actor se vio, por primera vez, caracterizado como el artista realmente creyó estar en su piel.
Para una total caracterización Rami Malek se colocó dientes falsos.
Otro dato a destacar en la absoluta implicación del actor a la hora de adoptar el rol de Mercury es que tomó clases intensivas de canto en los estudios londinenses Abbey Road.
Como curiosidad añadir que Rami Malek descubrió que entre el divo y él hay ciertas similitudes. Una de ellas es el hecho tener ambos un origen africano (los padres del actor son egipcios).

EL GRAN AMOR DE FREDDI MERCURY

Farrokh Bulsara solo tuvo una novia. Esta mujer, a la que consideraba su única amiga y el gran amor de su vida, se llama Mary Austin.
Entre ellos surgió un intenso y profundo amor.
Al tiempo que Freddie consolidaba su carrera musical compartía apartamento con ella; incluso le propuso matrimonio y le regaló un anillo egipcio de compromiso que colocó en un dedo de su mano, pidiéndole que jamás se lo quitara.
Aunque la pareja se separó a los seis años nunca dejaron de tener relación.
Aun rehaciendo su vida con otro hombre, Mary estuvo y permaneció al lado de Freddie Mercury hasta el final.
Para ella Freddie escribiría la canción Love of my live (El amor de mi vida).

EL HOMBRE DE SU VIDA

De todas las relaciones del cantante, quizá la más importante sea la que mantuvo con el peluquero Jim Hutton. Aunque la relación no comenzó al momento de conocerse y Freddie Mercury hubo de insistir en reiteradas ocasiones, cuando finalmente Jim le dio la ansiada oportunidad la relación entre ambos quedó consolidada para siempre.
Al diagnosticarle sida, Freddie propuso a su pareja romper la relación; sin embargo Jim le recordó sus sentimientos: Te quiero, Freddie. No voy a ir a ningún lado.
Freddie Mercury fue una persona muy querida, y de igual manera que Mary “la mujer de su vida” nunca le abandonó, Jim tampoco lo hizo y estuvo junto a su amor hasta el último instante.
Y es cierto: Farrohk Bulsara, alter ego de Freddie Mercury, fue muy querido en vida; y sigue siéndolo.

LIVE AID

El 13 de julio de 1985 Queen participó en el festival musical Live Aid (Ayuda en Vivo).
Live Aid fue un grandioso acontecimiento musical a nivel mundial que simultaneó dos macroconciertos en las ciudades de Londres y Philadelphia.
Los conciertos benéficos fueron para recaudar fondos para ayudar a Etiopía y Somalia en África Oriental y se transmitieron en directo por televisión a 72 países.
En aquellos veinte minutos Queen -abanderado por Freddie Mercury- dejaron lo mejor de sí.
Su actuación en el Stadium Wembley (Estadio Wembley) de Londres comenzó con un fragmento de la canción Bohemian Rhapsody donde, como le había prometido a su madre, le lanzaría un beso.
Al tema le siguieron: Radio Ga Ga, Hammer to fall, Crazy little thing called love, We will rock you y We are the champions.

 

Freddie Mercury actuando en Live Aid.

MENCIÓN ESPECIAL A BOHEMIAN RHAPSODY

El gusto musical por la ópera quedó patente en la composición, donde Freddie Mercury, con muy buen criterio y de forma exquisita, supo aunar el estilo operístico con el rock.
La emblemática e inolvidable melodía Bohemian Rhapsody -con una duración de cinco minutos y cincuenta y cinco segundos- fue escrita por Freddie para el cuarto álbum de música titulado A Night at the Opera (Una Noche en la Ópera) y se publicó el 21 de noviembre de 1975 en el Reino Unido.
Y aunque el cuarteto tuvo que escuchar que “ninguna emisora de radio la pondría por ser demasiado larga” Bohemian Rhapsody -entre los premios que recibió, y sin ir más lejos- forma parte del Libro Guinness de los Récords por ser el mejor single británico de todos los tiempos.

(Enlace directo a la canción Bohemian Rhapsody).

https://www.youtube.com/watch?v=fJ9rUzIMcZQ

QUEEN EN EL CINE

Carátula del DVD Queen at Wembley.

Bohemian Rhapsody no es la primera película acerca de Queen. Del evento musical Live Aid se publicó la película Live Aid 1985.
Y un año después saldría el DVD Queen at Wembley, un documental de cinco horas, grabado en el mismo estadio el 12 de julio de 1986 durante el Magic Tour (Gira Mágica).
Tal y como había soñado, Farrokh, aquel joven extravagante y talentoso nacido el 5 de septiembre de 1946 en una pequeña isla llamada Stone Town-que de aquellas era protectorado británico- en Zanzibar (hoy en día Tanzania) llegaría a lo más alto del mundo, artística y musicalmente hablando. Porque la actuación de Queen en Live Aid -en concreto la actuación de Freddie Mercury– está considerada como la mejor de la historia.
En honor póstumo, una encuesta publicada el 8 de enero de 2009 en su país coronó al legendario Freddie Mercury como “Dios del Rock“.

MUERTE DE FREDDI MERCURY – EL SHOW DEBE CONTINUAR

Un día antes del fallecimiento de Freddie Mercury (24 de noviembre de 1991 en Londres – Reino Unido) haría un comunicado oficial anunciando que había contraído y era portador el virus VIH. De hecho cuando actuó en Live Aid era conocedor de padecer la mortal enfermedad, y por ende, era consciente de que le quedaba poco tiempo de vida.
Freddie Mercury falleció a la edad de 45 años a causa de una bronconeumonía que se complicó por ser seropositivo.
Por expreso deseo del artista su cuerpo fue incinerado. Sus cenizas fueron esparcidas por Mary en un lugar secreto que no ha desvelado. Probablemente jamás lo haga pues así lo quería él.

THE SHOW MUST GO ON

Brian May escribiría esta maravillosa canción para Freddie Mercury.
La letra de The show must go on (El espectáculo debe continuar) es una despedida que anuncia… El fin. Está considerada como una de las más emotivas de la banda; y para Freddie, es la última.
No cabe duda que Freddie Mercury fue un hombre fascinante, un artista de poderosa voz; un compositor y pianista con una increíble puesta en escena; pero también fue una persona tímida, que tras partir, no quiso ser encontrado.
La película biográfica británica/estadounidense, está filmada en inglés y tiene una duración de 134 minutos.
Se estrenó el 24 de octubre en el Reino Unido (año 2018) y el 2 de noviembre en Estados Unidos.
En España se estrenaría el 31 de octubre del mismo año.
Aún está en cartelera.
Para mi gusto personal al film le falta un ingrediente por añadir: haber reflejado la amistad entre Freddie Mercury y Montserrat Caballé.
Pero esta historia se habrá de contar en otro momento y lugar.
Eso sí: de nuevo el rock y la ópera quedaron fusionados… Para siempre.

(Artículo de cine publicado en la revista cultural en español Entreletras).

http://www.entreletras.eu/index.php/cine/968-bohemian-rhapsody.html

Portada de la revista Entreletras.

Jamás reparé en lo que tenías en el interior de tu boca; y sin embargo nunca me pasó desapercibida tu grandiosa voz.
Como persona fuiste excepcional, como artista eras, eres y serás esplendoroso.
Mi ferviente admiración hacia ti.
Carolina.
(A la memoria de Freddie Mercury).

LETRA ORIGINAL THE SHOW MUST GO ON

(Enlace directo a la canción The show must go on).

https://www.youtube.com/watch?v=t99KH0TR-J4

Empty spaces
What are we living for?
Abandoned places
I guess we know the score
On and on… Does anybody know what we are looking for?

Another hero, another mindless crime
Behind the curtain in the pantomime
Hold the line… Does anybody want to take it anymore?
The show must go on
The show must go on
Inside my heart is breaking
My make – up may be flaking
But my smile still stays on.

Whatever happens
I’ll leave it all to chance
Another heartache
Another failed romance
On and on… Does anybody know what we are living for?
I guess I’m learning
I must be warmer now
I’ll soon be turning round the corner now
Outside the dawn is breaking
But inside in the dark
I am aching to be free.

The show must go on
The show must go on
Inside my heart is breaking
My make – up may be flaking
But my smile still stays on.

My soul is painted like the wings of butterflies
Fairytales of yesterday will grow but never die
I can fly, my friends
The show must go on
The show must go on
I’ll face it with a grin
I am never giving in
Oh, with the show.

Oh, I’ll top the bill, I’ll overkill
I have to find the will to carry on
On with the show, the show
The show must go on.

Brian May.

EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR (TRADUCIDA AL CASTELLANO)

Espacios vacíos
¿Para qué vivimos?
Lugares abandonados
Supongo que conocemos la jugadas
Sin parar… ¿Sabe alguien qué estamos buscando?

Otro héroe, otro crimen sin motivo
Tras el telón, en la pantomima
No cuelgue… ¿Alguien quiere sujetar esto?
El espectáculo debe continuar
El espectáculo debe continuar
Por dentro mi corazón se rompe

Mi maquillaje quizá se esté desconchando
Pero mi sonrisa todavía permanece.

Bohemian Rhapsody. A Night at the Opera. Queen.

Sea lo que sea que ocurra
Dejaré todo a la suerte
Otro desamor
Otro romance fallido
Sin parar… ¿Sabe alguien para qué vivimos?
Supongo que estoy aprendiendo
Ahora debo de ser más amable
Pronto daré la vuelta a la esquina
Fuera está amaneciendo
Pero dentro en la oscuridad
Anhelo ser libre.

El espectáculo debe continuar
El espectáculo debe continuar
Por dentro mi corazón se rompe
Mi maquillaje quizá se esté desconchando
Pero mi sonrisa todavía permanece.

Mi alma está pintada como las alas de las mariposas
Los cuentos de hadas del ayer crecerán pero nunca morirán
Puedo volar, amigos míos
El espectáculo debe continuar
El espectáculo debe continuar
Lo enfrentaré con una sonrisa
Nunca me daré por vencido
Oh, con el espectáculo.

Oh, estaré el primero del cartel, exageraré
Tengo que encontrar la voluntad para continuar
Continuar con el show, el espectáculo
El espectáculo debe continuar.