Huesca Ciudad de Leyendas. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En julio de 2021, Carlos y yo hicimos un viaje por la provincia española de Aragón.
En nuestro intenso recorrido por las tres provincias –Zaragoza, Huesca y Teruel– visitamos los monasterios de San Juan de la Peña.
Los monasterios forman parte del Parque Cultural de San Juan de la Peña. La visita es un modo excepcional para comprender los orígenes del Reino y la corona de Aragón.

Carlos yendo al Monasterio Nuevo. Parque Cultural de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

No hay que olvidar las dos joyas románicas, sitas en el municipio de Santa Cruz de la Serós, cuya estampa me pareció sacada de un cuento de fantasía.

Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Iglesia San Caprasio (pequeña iglesia medieval).

Carlos junto a la Iglesia San Caprasio. Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Iglesia de Santa María (antigua abadía medieval).

Iglesia o Monasterio de Santa María. Santa Cruz de la Serós. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LEYENDAS OSCENSES

Visitando los monasterios de San Juan de la Peña –Real Monasterio S. XI-XII y Monasterio Nuevo S: XVII- descubrimos dos leyendas.

LEYENDA DEL REAL MONASTERIO DE SAN JUAN DE LA PEÑA (MONASTERIO VIEJO)

Cuenta la leyenda que un joven zaragozano llamado Voto se encontraba cazando por los montes cuando vio un ciervo. Persiguiendo de forma precipitada al animal, su caballo se desbocó. Y tras una larga carrera, el ciervo se despeño, cayendo al abismo.

Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Voto, asustado por correr la misma suerte que el ciervo, se encomendó a San Juan Bautista. Entonces su caballo se detuvo al borde del precipicio.
El joven y su caballo descendieron suavemente. En el fondo, y en una cueva, yacía el ciervo despeñado y el cadáver incorrupto de un ermitaño, Juan de Atarés, quien había dedicado una capilla a San Juan.
Impactado y convencido de que aquello era un milagro se fue a Zaragoza. Y le contó a su hermano Félix lo sucedido.

Los hermanos, tras vender todos sus bienes, se trasladaron al lugar donde se fundó el Monasterio Viejo para hacer vida eremita, tal y como hizo el santo.

LEYENDA MEDIEVAL DEL SANTO GRIAL

El Santo Grial es el Vaso Sagrado que José de Arimatea usó para recoger la sangre de Jesús de Nazaret en el viacrucis (Calvario) y en el Santo Sepulcro. También se usó en la Última Cena.

Monasterio Nuevo. Parque Cultural de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Según la tradición medieval hacia el año 258 el Papa Sixto II, a las puertas de su martirio, encomendó el Santo Grial a su diácono San Lorenzo, quien lo envió a Huesca, su ciudad natal.

Santo Grial en el Real Monasterio de San Juan de la Peña (Monasterio Viejo). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Siglos más tarde, y para proteger la reliquia de las campañas musulmanas, el obispo Auduberto la escondió en la cueva donde Voto (joven cazador zaragozano) halló el cuerpo sin vida de Juan de Atarés.
Durante siglos, al mítico lugar donde se fundó el Real Monasterio de San Juan de la Peña, llegaron numerosos visitantes, ansiosos por contemplar la reliquia más importante de la cristiandad.

COSAS Y LUGARES BONITOS

Este segundo apartado es una galería de fotos (algunas con explicaciones).
Las fotos son de algunas de las cosas y lugares que más me han gustado de esta escapada por nuestro bello país.

ZARAGOZA

MONASTERIO DE PIEDRA – PARQUE JARDÍN HISTÓRICO: LA MAGIA DEL AGUA
El parque es como un paraje de duendes y hadas. Recorriéndolo encontramos:

CASCADA BAÑO DE DIANA

El río Piedra se divide en tres brazos. El brazo central abastece la cascada Baño de Diana.

Cascada Baño de Diana. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LAGO DE LOS PATOS

Lago de los Patos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA SOLITARIA

Cascada Solitaria. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA TRINIDAD

La cascada recibe el nombre de Trinidad por los tres planos diferentes que tiene la caída del agua.

Cascada Trinidad. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GRUTA DEL ARTISTA

En la parte alta, y a la derecha, de la roca de la gruta del Artista se lee la frase del poeta bengalí Rabindranath Tagore:
No es el martillo el que deja perfectos los guijarros, sino el agua con su danza y su canción.

Gruta del Artista. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA DE LA CAPRICHOSA

Cascada de La Caprichosa. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS VADILLOS

Los Vadillos o “Argálides”, es un remanso apacible para descansar.
Los Argálides lo forman un grupo de terrazas escalonadas, por las cuales discurre el río Piedra.

Los Vadillos (o Argálides). Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS FRESNOS ALTOS

Los Fresnos Altos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LOS FRESNOS BAJOS

Los Fresnos Bajos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA IRIS

La cascada Iris tiene una altura de 16 metros y una longitud de 27 metros.
Observándola apreciamos como la acción erosiva del agua ha creado formas caprichosas.

Cascada Iris. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA SOMBRÍA

La cascada Sombría tiene una altura de 12 metros. Y tal y como indica su nombre se encuentra en un lugar sombrío, alejado de la luz solar.
Por esta cascada caen aguas cristalinas y frescas.

Cascada Sombría. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

GRUTA IRIS

La gruta Iris fue descubierta en 1860 por el escritor y poeta español Juan Federico Muntadas Jornet, quien fue conocido, precisamente, por ser el artífice del Parque Natural del Monasterio de Piedra.

Gruta Iris. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

FUENTE DE LOS SALMONES

Fuente de Los Salmones. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA COLA DE CABALLO

La cascada Cola de Caballo tiene unos 53 metros de altura. Justo debajo (y tras su “cola”) se asienta la gruta Iris.
En 1816 el escritor, político y viajero francés Alexandre de Laborde la llamó “Cola Blanca de Caballo”.
Cola de Caballo es la cascada más espectacular del Parque Monasterio de Piedra.

Cascada Cola de Caballo. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LAGO DEL ESPEJO

Lago del Espejo. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

CASCADA DE LOS CHORREADEROS

Cascada de los Chorreaderos. Monasterio de Piedra. Nuévalos. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

HUESCA

-Miniaturas en el Museo de Historia. Ciudadela de Jaca.

Miniaturas en el Museo de Historia. Ciudadela de Jaca. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carlos Llorente Peláez.

Huesca: la Ciudad de las Niñas y los Niños.

Huesca: la Ciudad de las Niñas y los Niños. Parque del Encuentro. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Monumento Homenaje al mulo en montaña en la rotonda próxima al puente de San Miguel.
La escultura es de piedra y el pedestal de hierro.
La obra fue promovida y financiada por el Gobierno Militar de Huesca, que la donó a la ciudad en 1987.

Monumento Homenaje al mulo en montaña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Dibujo Pío y Pío en la calle Desengaño.

Dibujo Pío y Pío. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Antiguo Depósito de Agua (dentro del Mercado Medieval) visto desde el paseo reconstruido de la muralla árabe de Huesca. Desde este punto hay unas vistas inmejorables.
(Y desde el punto más alto del parque Mártires de la Libertad también).

Antiguo Depósito de Agua. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Gigantes y Cabezudos (interior del Ayuntamiento).

Gigantes (interior del Ayuntamiento). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cabezudos (interior del Ayuntamiento). Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Plaza dedicada al director de cine aragonés Luis Buñuel.
Nota: en la exposición de arte en el claustro del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña se podían ver varias pinturas. La primera que yo vi es un autorretrato de Buñuel.

Plaza de Luis Buñuel. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Luis Buñuel. Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Biblioteca infantil Casita BlancanievesHuesca a Walt Disney, escultura Las Pajaritas del artista oscense Ramón Acín y Árbol del Amor (o Árbol de Judas ya que según una antigua leyenda el discípulo se ahorcó en uno como este). Parque municipal Miguel Servet, el Pulmón Verde de Huesca.
Nota: Las Pajaritas es uno de los símbolos de la ciudad de Huesca.

Biblioteca infantil Casita Blancanieves. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Biblioteca infantil Casita Blancanieves – Huesca a Walt Disney. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Las Pajaritas. Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Árbol del Amor (o Árbol de Judas). Parque Miguel Servet. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Parque de las Olas.
El parque infantil tiene 49 montículos (los conté). Y pensé: vaya, como el número de años que tengo yo.
Los montículos imitan las olas del mar.

Los Mallos de Riglos.

Panorámica de los Mallos de Riglos, desde el mirador Reino de los Mallos. Quebrada de Gállego. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Castillo de Loarre.

Castillo de Loarre. Huesca. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

TERUEL

Fuente del Torico (Plaza del Torico).
El pequeño toro que corona la fuente es el símbolo de la ciudad de Teruel.
Otro símbolo de Teruel es la estrella.

Fuente del Torico (Plaza del Torico). Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Hermanamiento entre Teruel y Playa de Aro.
En la plaza Playa de Aro se encuentra una escultura que representa el hermanamiento de los municipios. La gaviota simboliza al municipio gerundense (Platja d´Aro) y las manos son una réplica de las de los Amantes de Teruel. Los dos aros entrelazados simbolizan el compromiso.
La escultura es obra de Manuel Cañavate.

Escultura Hermanamiento de Teruel y Playa de Aro. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

SIERRA DE ALBARRACÍN

-Cascada de Calomarde.

Cascada de Calomarde. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Nacimiento del Tajo, el río más largo de la península ibérica.

Nacimiento del río Tajo. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Vista del castillo de Santa Croche (desde la carretera).

Castillo de Santa Croche. Sierra de Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

-Panorámicas del pueblo medieval de Albarracín, uno de los más bonitos de España.
Conjunto Histórico Artístico. Premio “Europa Nostra”.

Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Albarracín. Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

MÁS LEYENDAS

El tercer, y último apartado, recoge tres leyendas aragonesas.

LA DOLORES: LEYENDA Y REALIDAD (CALATAYUD – ZARAGOZA)

LA LEYENDA DE LA DOLORES

Según la leyenda La Dolores fue una moza honesta, ingenua y caritativa que trabajaba sirviendo en un mesón de Calatayud.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

En Daroca, la muchacha es seducida por un barbero juerguista y mujeriego llamado Melchor, quien la abandona para irse a Calatayud. Dolores, por estar enamorada de él y para exigirle que repare su honra, va tras sus pasos. Pero el barbero, en respuesta, se burla de ella, y la rechaza para casarse con la hija de un rico labrador.
Ante esto, Dolores busca un hombre que la defienda y vengue los agravios y la deshonra.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Al tiempo que es seducida por Melchor, la pretenden un mercader ricachón, Patricio, y un sargento dicharachero y petulante, Rojas. Y lázaro, el seminarista sobrino de Gaspara, la mesonera, se enamora locamente de Dolores.
Y por estar locamente enamorado, Lázaro sufre mucho cuando Dolores es mancillada por el barbero.
En una lucha final que sostienen el seminarista y Melchor, este muere al recibir, de manos de Lázaro, una puñalada en el corazón.

LA REALIDAD

María Dolores Peinador Narvión fue una bella y elegante mujer, que nació en Calatayud el 13 de mayo de 1819. Su padre, Don Blas Peinador, fue un apuesto teniente de los Reales Ejércitos, abogado de la Audiencia y de los Reales Consejos. Su madre, Doña Delfina Manuela Narvión, pertenecía a una distinguida familia bilbilitana.

En 1825 el padre de Dolores es nombrado Alcalde-Mayor de Daroca. Dos años más tarde , y en la misma ciudad, falleció Doña Delfina Manuela, dejando una cuantiosa herencia a sus tres hijos, Dolores, Casiano y Amalia, los cuales no tenían una relación cordial.

Tras enviudar, Don Blas volvió a casarse. Hombre despreocupado y egoísta, se negó a entregar a sus descendientes la herencia que les correspondía, por parte de la madre.
Dolores, sintiéndose engañada por su padre y sin medios para subsistir, se casó con el primer hombre que la pretendió, un ex teniente granadino, ambicioso y libertino llamado Esteban Tovar.
La boda se celebró en Zaragoza.
Ella tenía veinte años, el novio era cinco años mayor.

Desde que se casaron y hasta mediados del siglo XIX el matrimonio vivió en Calatayud -patria chica de Dolores- y alternaron con lo mejor de la buena sociedad bilbilitana.
Tovar ejerció como secretario del Ayuntamiento y tuvieron cuatro hijos: Enrique, Amalia, Manuel y Emilia Cruz.

El matrimonio gozaba de la máxima categoría social. Pero debido a los interminables litigios que Dolores mantenía con el padre, gastaron una parte importante de su patrimonio. Y en la familia surgieron las necesidades y preocupaciones.

Poco a poco, Esteban Tovar se fue alejando de su mujer.
Dolores, al sentirse abandonada por su marido, tuvo un periodo de desazón.
Fue en esta época de su vida cuando surgieron las murmuraciones. Y alguien inventó la famosa copla que se fue expandiendo y originó la fama (o mala fama) de La Dolores. Pero… Ante los desprecios y el desorden conyugal; la ausencia y la soledad… ¿Fue Dolores una mujer adultera?

Fueron las habladurías y miradas del vecindario las que llevaron a Dolores a enfrentarse al marido.
Y el matrimonio, finalmente, abandonó Calatayud para siempre y se marchó con sus hijos a Madrid.

En 1850 alquilaron un piso en la calle de la Ballesta, en el centro de Madrid.
Con los años la céntrica calle madrileña se llenó de bares de copas y fue un famoso lugar de prostitución.
También vivieron en las calles de la Cruz Verde y de los Jardines. Y en Madrid nacieron dos hijos más: Esteban y Casilda Enriqueta.

Dolores enviudó.
Los últimos años de su vida los pasó sirviendo en el palacio de los Marqueses de Altamira (Palacio del Conde de Altamira o Palacio de Altamira), sito en el número 8 de la calle Flor Alta de Madrid, donde murió el 12 de agosto de 1894, a los sesenta y cinco años.
Dolores Peinador Narvión fue enterrada en una tumba de caridad en el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena.

ORIGEN DE LA COPLA

El origen de la copla de La Dolores no está claro. Unos dicen que es una copla anónima, otros que la compuso Melchor una noche de ronda, otros que la cantaba un ciego…

Lo que sí está claro es que, paulatinamente, Dolores se fue transformando en lo que conocemos en nuestros días: el mito universal de Calatayud.

Museo de La Dolores. Calatayud. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA LEYENDA DEL RUEJO (DAROCA – ZARAGOZA)

Cuenta la leyenda que el día de San Buenaventura, en junio de 1575, una fuerte tormenta provocó una gran avenida de agua. La ciudad de Daroca ocupa el fondo de un barranco conocido como rambla Fondonera, que constituye la única salida natural de una cueva que recoge las aguas del Campo de Romanos y el Valle de Jiloca (aguas que en épocas de tormentas ocasionaban grandes riadas que causaban cuantiosos daños). La fuerza de las aguas provocada por la tormenta cerró la Puerta Baja y Daroca se vio amenazada por ellas. En el momento más crítico una rueda de molino (o ruejo) que bajaba con fuerza por la calle Mayor golpeó violentamente las puertas, que se abrieron y salvaron a la ciudad de una terrible inundación.
La rueda de molino se colocó en el número 136 de la citada calle, frente a un oratorio dedicado a San Buenaventura.
Posteriormente el ruejo se trasladó a la entrada del paseo de la Constitución.

Ruejo (o rueda de molino). Paseo de la Constitución. Daroca. Zaragoza. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

LA LEYENDA DE LOS AMANTES DE TERUEL

Teruel, Ciudad del Amor, es testigo de una historia de “Amor Eterno”.

La leyenda de los Amantes de Teruel cuenta la historia de amor de dos jóvenes: Juan Diego de Marcilla e Isabel de Segura.

Los Amantes de Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Según una antigua tradición -contada de forma oral y posteriormente documentada- a principios del siglo XIII, en la ciudad de Teruel, viven los jóvenes, cuya amistad (a edad temprana) se convierte en amor.
Ella es una bella muchacha de familia noble. Él es un muchacho honrado y de buenas prendas; y el hijo pequeño de una familia humilde.

Diego e Isabel están profundamente enamorados y desean casarse. Pero el deseo mutuo de los jóvenes turolenses no podrá hacerse realidad.
Por carecer de bienes y fortuna, Diego es rechazado por la familia de Isabel. Además, Isabel, sin la aprobación de su padre, jamás se casará con él.
Al ser rechazado por el padre, por el único motivo de no disponer de hacienda, Diego parte a la guerra en tierras valencianas para enriquecerse. Antes, él le promete a Isabel que en el plazo de cinco años volverá y se casarán. E isabel le promete que le esperará.

Los años pasan. El padre de Isabel la presiona para que se case con Pedro Fernández de Azagra, hermano del señor de Albarracín. Sin embargo ella evita el matrimonio, diciéndole que aún no puede casarse, por haber hecho voto de virginidad hasta los veinte años.

El tiempo de espera prometido ha expirado…
Diego no compadece. Los rumores de que ha muerto en batalla hacen que Isabel le dé por muerto…
Pero la realidad es otra.
En la guerra Diego ha ganado cien mil sueldos, y sufrido, también, mil contratiempos, que le han impedido llegar a Teruel en el plazo previsto.

Isabel, obligada por su padre, contrae matrimonio con Pedro Fernández de Azagra. Ese mismo día Diego regresa a Teruel, rico y victorioso.
En la ciudad tocan campanas de boda. La novia es Isabel; y él siente que la ha perdido…

Esa misma noche, Diego -sin ser visto-, logra entrar en la recámara de los esposos. Y tras despertar dulcemente a Isabel, le pide que le dé un último beso: bésame, que me muero.

Los Amantes de Teruel (Mausoleo de los Amantes). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Las manos de los Amantes de Teruel (Mausoleo de los Amantes). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Pero el beso que le pide es un beso imposible. Porque aunque Isabel desea más que nada en el mundo dárselo, no puede por estar casada con otro hombre. Y muy dolida le responde: quiera Dios que yo falte a mi marido; por la pasión de Jesucristo os suplico que busquéis a otra, que de mí no hagáis cuenta, pues si a Dios no ha complacido, tampoco me complace a mí.
Ante las palabras de Isabel, Diego le pide por segunda vez: bésame, que me muero. Pero Isabel le niega el beso y Diego, tras un suspiro, cae muerto de dolor.

Isabel, que le ve como si fuera de día pues en la alcoba hay una gran luz, temerosa, despierta al marido, con el pretexto de que sus ronquidos no le dejan dormir. Y le pide que le cuente algo para que se le quite el miedo. El marido le cuenta una burla. Entonces ella le dice que le quiere contar otra. Y le cuenta lo sucedido.
¡Malvada! Exclama el marido. ¿Por qué no le has besado? Porque no quería faltarte a ti, contesta Isabel.
Ciertamente eres digna de admiración, dice él. Y alterado, y sin saber qué hacer, añade: si la gente se entera que ha muerto en mi casa, creerán que le he matado yo y me veré en gran apuro. Por lo que ambos le llevan a casa del padre de Isabel. Y al hacerlo ponen tanto esmero que nadie les oye ni ve.
Mientras, a Isabel le invade un pensamiento: cuánto la quería Diego, cuánto había hecho por ella; y por no querer besarle ha muerto…

Al día siguiente tocan campanas de funeral. Una mujer enlutada entra en la iglesia de San Pedro, avanza entre la muchedumbre hasta el féretro…
La mujer es Isabel.
Diego está amortajado.
Isabel, retirándose el velo y quitándole la mortaja, da al difunto el beso que le ha negado en vida.

Pintura El amor nuevo de Jorge Gay (Mausoleo de los Amantes). Teruel. Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Y cae muerta de pena y amor junto a él.

Los Amantes de Teruel (Escultura en el Jardín). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Los Amantes de Teruel (Escalinata). Aragón. España. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Cuando la gente se acerca al féretro comprueban que la mujer que yace muerta sobre Diego es Isabel.
El marido les cuenta a todos lo que su esposa, previamente, le ha contado. Es entonces cuando todos comprenden el profundo amor que une a los dos jóvenes. Y acuerdan enterrarles en la misma sepultura para que estén juntos para siempre.

Los Amantes de Teruel inspiraron la canción Luna de miel.
La canción fue versionada por la banda de rock británica The Beatles, bajo el título The Honeymoon.

Por Carolina Olivares Rodríguez.