LA REFLEXIÓN DE ANCHOÍTA

Una pregunta... Así como quien no quiere la cosa... Vivir en una casa y dejar las puertas y cajones abiertos o no cerrar los botes de colonia y jabón, o del cacao y café y/o dejarlos semi abiertos, o incluso abiertos del todo qué es ¿Una nueva moda que me estoy...

leer más

QUÉ RARA ERES

Sin duda esta es la frase que más ha repetido mi abuela cuando se reunía por las tardes con sus amigas en la cocina para merendar y hablar de los nietos. Y la frase -como no podía ser de otro modo- iba dirigida a mí porque fui su única nieta. Siendo muy niña me quedé...

leer más

CARLITINES Y LOS CALCETINES

Siempre que vamos de camping para ir a recorrer la montaña, mi Carlitines lleva en la mochila más pares de calcetines que años tiene mi tía la de Matalascañas. Por ello al levantarme cada mañana, le dijo con los ojos aún llenos de legañas: "andevas" ángel de amor (a...

leer más

COMO LA VIDA MISMA

Por haberme dedicado en exclusividad a mis labores y haber enviudado vivo penosamente con la pensión que me ha quedado de mi marido. Y como en mi anterior vivienda había mucho gasto y andaba a trancas y barrancas para afrontarlo, decidí mudarme a otra más económica....

leer más

JOLINES QUÉ DISGUSTO

Ay Dios mío, qué disgusto tengo. Estaba yo esta mañana metida en la camita, más a gusto que "toas" las cosas, y ha venido a despertarme Carlos... -¡Despierta, despierta! Con tanto viaje olvidamos mirar los décimos. Y mira: ¡el que compraste de la Lotería de Navidad...

leer más

QUÉ MALO ES HACERSE MAYOR

No sé cuáles son las preferencias de las personas cuando viajan y/o van de excursión; pero he constatado que algunas muestran más interés y preocupación por la comida que por el itinerario. Visto lo visto, y para dejar constancia de lo visto, relato así. 255 euros,...

leer más

AY LA VIRGEN, QUÉ DILEMA

Por cosas religiosas y haberme metido de niña -a fuego vivo en la cabeza- la idea de que hasta que no me casara no podía perder la virginidad, me planté en la cuarentena sin desprecintar. A esto se me unió que aún no había encontrado yo un varón que me cuadrara. Pero...

leer más