Véase al detalle un retrete con la tapa levantada. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez. (Por preservar la intimidad en esta ocasión se omite poner donde se tomó).

A quién se le ocurre hacerse una fotografía en pose sexy junto al retrete con la tapa abierta. A los hombres, se le ocurre a los hombres. Y oye, muchos la envían por wasap a sus mujeres. Qué a gustico se quedarán.
Casi todas hemos recibido alguna vez -por parte de nuestros amores- una foto con estas características.
Mucho postureo al son de la exclamación ¡Qué bueno estoy! Pero el detalle más importante: que la tapadera del váter esté bajada… Naaada. Ni lo piensan.
Luego andan con promesas diciendo que van a bajarnos la luna. Venga ya ¿Cómo vais a bajarnos la luna si sois incapaces de bajar la tapa del retrete después de miccionar? (De tirar de la cisterna ni hablamos).