Igual que algunas personas sacan lo mejor de uno, otras sacan todo lo peor.
Igual que quisieras que alguien, en concreto, formara parte de tu vida, también se desea que otros no entren, o lo que es peor. Porque algunos forman parte de tu vida, muy a tu pesar, y no ves el modo de sacarles de ella.

Cuida de las personas que no deseas perder. No les des una patada… Porque quizá, esa patada, no tenga marcha atrás.
Quiere a la persona que ocupa tu corazón. No tengas secretos, confiésale incluso lo inconfesable. No tengas miedo, si te ama no te juzgará, menos te abandonará.
Algunos intentan crear fracturas entre los que se aman… Por celos, por envidia… No se lo permitas.

Algunas personas… Son tóxicas.
En serio, vive tu vida y deja que los demás vivan la suya.
Si hoy, eres una persona tóxica, pon remedio.

Solo me acecha un miedo: que la vida me quite a la persona que amo. Y cuando digo que tengo miedo a que “la Vida” me lo quite… Me estoy refiriendo a “la Muerte”.
Porque contra ella… Ni yo ni nadie puede luchar.