Graffiti. Barrio La Boca. Buenos Aires. Argentina. Foto tomada por Carolina Olivares Rodríguez.

Buenas, me surgió una oportunidad a nivel editorial. Por ello os pido un favor: deseadme suerte porque la voy a necesitar.
O quizá, lo que voy a necesitar -a parte de suerte y de presentar en condiciones el trabajo- es que el editor, que es argentino y se llama Juan Carlos Garchetti, haya follado la noche anterior… Uy, perdón por partida doble, porque nació en Uruguay y en este caso lo correcto es decir que haya cogido y bien cogido; o garchado. O mejor aún, que le hayan cogido bien cogido a él (o garchado). Porque como sea al revés y este jodido (que no cogido) a la que van a joder o garchar o dar por el innombrable agujero que tenemos en el centro del culo u orto va a ser a mí.
Por supuesto esto es sin ánimo de psicopatear al eventual editor, en Buenos Aires dice residir, en el barrio de la Boca para más señas… Aunque no sé yo si esos aires serán realmente buenos. O serán malos; o peor aún… Porque como sean como los aires que salen por el innombrable agujero -sinónimo de Alba y Aurora que asimismo son nombres propios de mujer- más que suerte (y que el trabajo esté en condiciones) lo que voy a necesitar es encomendarme a la virgen de Luján. Y aun así, no las tengo yo todas conmigo que esto salga adelante.
Pero bueno, vosotros, por si acaso (y sin el por si acaso), deseadme suerte.

Firmado: La Anchoíta del Cantábrico.