Hace tiempo una persona allegada me dijo que llevaba 40 años pagando a Los Muertos (o sea, a un servicio funerario).

-¿Cuánto pagas?-. Pregunté por mera curiosidad.
-Nada, poquísimo: 20 euros al mes.- Respondió. (Bueno, me dijo más pero lo vamos a dejar en 20 para que el cálculo que voy a hacer en un rato sea por lo bajini). Y he aquí el cálculo que realicé, 20 euros x 12 meses: 240 euros anuales. Si lleva 40 años pagando 240 euros (240×40) ha pagado la friolera de 9600 euros.

Más atónita que sorprendida dije: y si decidieras que ya no quieres continuar y te borras…
-Entonces no me pagarían el entierro.
-Ah.-Dije yo-. Y cuánto tiempo dices que tienes que estar pagando
-Toda la vida, hasta que me muera.

Vaya, vaya, dije para mí, que negocio más rentable ¿No?
Vamos a ver ¿Cuál es el único negocio que jamás quebrará? LA FUNERARIA. ¿Por qué? Porque de la vida nadie sale vivo; y aquí no se queda ni el Tato.
Abierta las 24 horas del día, los 365 días del año. Nunca cierra señoras y señores, a su entera disposición tanto de día como de noche.

¿Por qué esta persona decide estar 40 años de su vida (y los que le quedarán aun porque tiene 66 y está sana como un roble) pagando hasta el final estos servicios? Típica respuesta: bah, por comodidad. Lo pagas poco a poco y te olvidas mujer.

Un entierro viene a costar (poniéndolo por lo altini esta vez) en torno a los 4500 euros. Entonces me hago una pregunta: ¿cuántos entierros paga una persona que se tira toda su vida pagando a una funeraria? Hasta donde me lleva el entendimiento solo se muere una vez; sin embargo, esta persona en concreto, lleva pagados dos entierros y va camino de abonar un tercero (porque ha pagado 600 euros más).
Pienso yo ¿No sería mejor ahorrar todos los meses un poquitín o un muchitín (dependiendo claro está de la cifra que se vaya guardando?).
Entonces: ¿por qué hay gente que opta por contratar los servicios funerarios?

Por ejemplo, la caja en la que te entierran… (la cual pagas íntegramente) no es en la que te entierran (ya si te incineran, vamos, ni hay caja)… Es solo para exponer un cuerpo muerto. Luego la reutilizan una y otra vez; y a todos les cobran por utilizarla.
Por ejemplo: ¿y si mueres en una explosión y tu cuerpo queda totalmente desintegrado? Habrás pagado un dineral por unos servicios funerarios que no utilizarás JAMAS, Y QUE HAS PERDIDO PARA SIEMPRE PORQUE NO TE LO DEVOLVERÁN. Quizá podrías haberlo dejado en herencia a tus herederos. O podrías haberte pagado unas buenas vacaciones o haberte quitado un poquitín o un muchitín de la hipoteca; o lo habrías donado a los pobres…
Hay tantas y tantas opciones… Sin embargo escogiste la más ¿Cómoda?

-Claro, es que podría ahorrarlo, pero ¿Si me viene un aprieto y tengo que tirar de él? Parece que estoy escuchando. El ser humano tiende a justificarse, error. Si te viene un aprieto tirarás del dinero que tengas. E imagina más: no tienes dinero para pagar las deudas que impone la vida, y encima como no pagues los servicios funerarios… Vamos, qué problema, no te entierran. Vaya tela. Además: ¿quién puede asegurarte que la funeraria no podría llegar a ser un fraude? ¿Tú te fías realmente? Yo, con todos mis respetos, no. Yo me fio de mí misma, y en caso de que mis herederos quieran enterrarme, no preocuparse, podrán pagar mi entierro. Eso sí, solo tendrán que pagar uno y habrá de sobra (y ya de paso, con lo que sobra, que celebren que paso a mejor vida). Que para penas ya hay muchas en vida.

 

MENSAJE a los cautos e incautos: quédese con nosotros el tiempo que pueda (y cuantos más años viva, mejor para nuestro negocio, porque sin mover un dedo, más nos pagará). Usted viva tranquilo, nosotros nos encargaremos de todo. Pero mientras, ya sí eso, nos lo estaremos llevando muerto. Y apunte a nuestros servicios a todos los miembros de su familia. Por favor, no pierda tiempo, cuanto antes mejor. Y si ya los apunta desde bebés, a ser posible el mismo día que nazcan, mejor todavía.
Atentamente.
A su eterno servicio.
Funeraria La Resurrección.